Hemorragia de la hemofilia: Germán Vargas Lleras, “la mamá de los pollitos” (II)

0
1052
Juan Carlos Gossaín, exgobernador de Bolívar, quien debe responder por los pagos al “Cartel de la Hemofilia”, entregando casas gratis con el vicepresidente de la República de ese entonces, Germán Vargas. El gobernador Dumek Turbay no fue invitado.

Segundo informe de Lucio Torres, sobre cómo el ex Gobernador de Bolívar, de Cambio Radical, Juan Carlos Gossaín, pagó cuestionados tratamientos de hemofilia por $92 mil millones, al igual que lo hizo su colega Alejandro Lyons en Córdoba. ¿Un caso de corrupción que Vargas Lleras quiere que permanezca oculto?  

Algo curioso está sucediendo. Los que tienen problemas con la justicia se están acercando mucho más al exvicepresidente y virtual candidato a la Presidencia de Cambio Radical (CR), Germán Vargas Lleras, como si fuera “la mamá de los pollitos”, y parecería que estuvieran buscando amparo bajo sus alas para que el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, y el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, se hagan de la vista gorda.

¿Qué…? Es decir, que los investigadores hagan como si lo estuvieran investigando mientras sus procesos realmente duermen en las calendas griegas esperando ser archivados. ¿Cómo así? Veamos el caso de la hemorragia de la hemofilia que desangró el presupuesto para atender esta enfermedad de alto costo que no tiene cura (falta de un factor que impide la coagulación de la sangre y produce hemorragia), que en solo 2013 fue de $211.000 millones, antes que las EPS se hicieran cargo de dichos pagos.

Sin embargo, hasta 2015, se tiene estimativo de lo gastado en solo dos departamentos (Bolívar y Córdoba) que es la suma de $136.000 millones en el período 2012-2015, tomando en cuenta lo efectivamente pagado por las secretarías de salud de ambos departamentos. Juan Carlos Gossaín pagó $92.000 millones, tal como lo divulgamos en la primera entrega, y Alejandro Lyons Muskus le pagó al Cartel de la Hemofilia $44.000 millones.

En las calendas griegas

Fotografía del oficio del envío del proceso No IUC-D-2016-33758068 a la Procuraduría Primera de la Contratación Pública que engavetó Alejandro Ordoñez.

¿Por qué el caso de la hemofilia en Bolívar estaba engavetado? ¿Por qué razón un procurador regional se declaró inhibido para investigar el caso en la gobernación de Bolívar? ¿Por qué María Cristina González Franco, procuradora Regional de Bolívar (e) se vio en la penosa necesidad de hacer traslado de la investigación del famoso expediente (No IUC-D-2016-33758068: contratación hemofilia) el 2 de agosto de 2017 al Procurador Delegado para la Salud, Protección Social y el Trabajo Decente, Luis Adolfo Diazgranados Quimbaya? ¿Por qué si el expediente lo enviaron el 2 de julio de 2015 a la Procuraduría Delegada para la Contratación Pública con auto No 180 se había mantenido encaletado hasta cuando varios veedores de Cartagena se pusieron las pilas y le reclamaron al Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez? Si había reventado el cartel de la hemofilia de Córdoba, ¿por qué razón el caso de Bolívar – que es más grave- estaba engavetado? La investigación se derivó de la auditoria practicada por la Contraloría General de la República que halló el pago de $25.356 millones de pesos sin los soportes legales.

Esas preguntas podrían responderse con esta historia:

El 24 de noviembre de 2016 apareció el entonces vicepresidente Germán Vargas Lleras tirando palustres y simulando pegar ladrillos, con su casco industrial blanco de seguridad, construyendo un muro como para contener la hemorragia de investigaciones y blindarse de la arremetida judicial. Posó sonriente para la foto. Se le veía sobrio. Prefirió entregar las obras de inicio de 250 casas gratis que acompañar al presidente Juan Manuel Santos en la firma del acuerdo de paz con las Farc en la Casa de Nariño. A nadie le extrañó su ausencia de ese acontecimiento histórico, dado a que su comportamiento ideológico lo ubica en la línea dura de la derecha política del país.

Eso no fue lo extraño. Lo que sí era extraño y atípico es que Vargas Lleras apareciera poniéndole la primera piedra a la construcción de 250 casas gratis en el municipio de Clemencia, Bolívar, al lado de dos ilustres exservidores públicos: el exgobernador Juan Carlos Gossaín,  y el exalcalde de Cartagena de Indias, Dionisio Vélez Trujillo. Pero algo más extraño (¡oh, sorpresa!) en la panorámica está la senadora de Cambio Radical, Daira Galvis Méndez, poniendo su propio block. Aunque Dionisio recibió el respaldo de Cambio Radical y de Alianza Verde, Galvis Méndez se suponía que no era de sus afectos, ya que aquél derrotó a su aliada, la difunta María del Socorro Bustamente Ibarra, en la disputa por la alcaldía de Cartagena en 2013.

En la foto de Clemencia, Bolívar, el 28 de noviembre de 2016: la senadora Daira Galvis , el vicepresidente Vargas y un invitado especial, el exalcalde de Cartagena, Dionisio Vélez Trujillo, pegando block para contener la hemorragia de investigaciones.

El vicepresidente había realizado un recorrido por varios municipios de Bolívar, como Arjona, Turbaco y Clemencia. Compartió tarima y público con sus conspicuos invitados.  Por ningún lado estaba el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz. Otra extrañeza, ya que sería una falta de decoro protocolario y político que el primer mandatario de Bolívar no estuviese, y el vicepresidente recorriera su departamento sin la presencia de un delegado de la gobernación. Para el buen observador, este hecho no podía pasar desapercibido. Gossaín estaba buscando una capa protectora con quien aparecía el más fuerte para disputarse la presidencia y así blindarse de la arremetida de sus enemigos.

Votarán por Vargas Lleras

Fuentes allegadas al exgobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín Rognini, me hicieron saber que definitivamente él votará a la presidencia por Germán Vargas, ya que el acuerdo se estableció desde el mismo momento en que le acompañó en ese recorrido por Bolívar para entregar las casas gratis. La compañía de Gossaín Rognini a Vargas fue una sorpresa, porque se había caracterizado por su militancia en el partido Liberal. Algunos analistas consideran que ese apoyo no es gratuito, ya que Gossaín necesita dos cosas de Vargas Lleras: apoyo para una eventual alcaldía de Cartagena (o senado) y blindarse ante las investigaciones de la Procuraduría y de la Fiscalía que ya se encontraban en curso por el caso de la hemofilia y de otras presuntas irregularidades. De hecho, cuando la Contraloría dio a conocer el resultado de una auditoria en 2014, fue muy parca para mencionar a Juan Carlos Gossaín, salvo que el destinatario de dicho informe era el mismo gobernador. Y esto era suficiente como cabeza de proceso penal por el pago irregular de un servicio de dudosa prestación, tal como lo dijo la Contraloría.

Pero no es extraño que se haya dado esa alianza con Gossaín, porque Vargas Lleras suscribió un acuerdo con el patriarca Fuad Char y William Montes Medina para la expansión del charismo-vargallerismo en Bolívar. [Ver Confidencias de una reunión secreta: Vargas, Char y (La Gata=) Montes]. Montes Medina participó del acuerdo por dos razones. La primera, porque le consiguió la financiación de la campaña a Gossaín cuando éste se la disputaba con Giovanni Meza, quien tenía más acercamiento con la fuente del dinero: La Gata. Segundo, porque Medina es el representante político de Enilce López en Bolívar y Atlántico, después de que Yair Acuña cayó en desagracia con su madrina cuando se apropió de los anticipos de varios contratos que el veedor Pablo Bustosdenunció y precipitó la salida de Mercedes Maturana de la Secretaría de Minas de Bolívar.

Por esa razón veremos un bloque electoral poderoso en Bolívar. Las fuerzas de Gossaín y de los Montes se unirán al charismo y al vargasllerismoDaira Galvis ya plasmó un acuerdo con Giovanni Meza para que su esposa Karen Cure sea su pareja en la Cámara de Representantes. En tanto William Montes probablemente haga alianza con el representante Hernando Padauí para que un hijo de aquél sea candidato a la Cámara o Senado. Todo depende de la ambición que también tenga Padauí, quien está pensando dar el salto al senado, según le ha dicho a algunos de sus más cercanos amigos. En todo caso, todo este bloque acompañará al exvicepresidente para conquistar la presidencia de la República.

Estas evidencias hacen indicar que Padauí  —médico, nacido y criado en Magangué— es un aliado dinámico de ese bloque electoral, ya que era muy amigo y allegado al Zar Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, capturado y sindicado de concusión y uso indebido de información privilegiada para blindar la impunidad de los delitos de Alejandro Lyonn Muskus, exgobernador de Córdoba, en cuya administración dilapidaron más de $44.000 millones del presupuesto de la hemofilia, según la Fiscalía.

Hernando Padauí  (Ver nota en La Otra Cara) es muy probable que sea el padrino político de Luis Gustavo Moreno y haya servido de puente con algunos altos funcionarios investigados por la hemofilia. El fiscal anticorrupción visitó 101 veces el despacho del parlamentario magangueleño en el 2011, según la respuesta entregada por el Congreso a un derecho de petición de la  WRadio. (Control de Visitantes) En diciembre de 2011 visitó a la senadora Daira de Jesús Galvis Méndez cinco veces, y a los senadores Hernán Andrade Serrano tres veces, y Jorge Hernando Pedraza, dos veces.

Lo curioso. Cuando Luis Gustavo Moreno fue nombrado el Fiscal Anticorrupción le entregaron temas problemáticos como los delitos contra la administración pública, entre ellos la contratación de la hemofilia y las regalías. El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez —en rueda de prensa para dar a conocer la captura del alcalde de Cartagena, Manolo Duque, de su hermano, José Julián Vásquez, la contralora Distrital, Nubia Fontalvo y del concejal Jorge Useche — dijo que los procesos de la hemofilia los lleva la Unidad Anticorrupción. Es la misma unidad que dirigía Luis Gustavo Moreno, y para ello se ha designado a varios fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia debido a que se encuentran involucrados varios gobernadores del país. Al respecto debemos revelar que el fiscal Martínez en julio de 2017 admitió que un fiscal habría recibido la suma de $300 millones del gobernador actual de Córdoba, Edwin Besaile, para que engavetaran y embolataran la investigación y no afectara al mandatario. Basaile en un tuiter dijo que no es cierto.

Por LUCIO TORRES

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here