La estafa en Colombia sí paga, el ejemplo de Interbolsa

0
242

Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, los cerebros del descalabro de Interbolsa, pagan su corta pena de 71 meses de cárcel en sus lujosas casas en Bogotá.

Las irrisorias condenas y prebendas carcelarias para los ladrones de cuello blanco en Colombia, han revivido el eterno dicho popular en nuestro país en el cual se dice que la justicia es para los de ruana… para aquel que se roba un pollo asado para darle de comer a su familia y luego debe pagar más de 10 años de cárcel en difíciles, pero no para los que hurtan o estafan miles de millones de pesos del erario público o de la ciudadanía más vulnerable, quienes tienen todas las garantías del Estado y sale libres en menos de cinco años o nunca van a la prisión.

Esto quedó demostrado una vez más con el caso de la estafa de Interbolsa, que escandalizó a Colombia en diciembre de 2012.

Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, dos de los cerebros que estuvieron detrás del descalabro financiero del Fondo Premium de Interbolsa, fueron condenados por un juez de Bogotá a sólo 71 meses de prisión (5 años y 9 meses) y una irrisoria multa para ellos de de 100 salarios mínimos.

Recordemos que estos dos personajes fueron los responsables de un fraude  bursátil que ocasionó la pérdida de más de $350 mil millones de los inversores y, como si fuera poco, Ortiz  y Jaramillo pagaran su corta pena en reclusión domiciliaria, en sus lujosas residencias en el norte de la capital de la República.

Los cerebros del escándalo de Interbolsa aceptaron en 2015 ante la justicia su responsabilidad en los delitos de estafa agravada, concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de especies.

De igual manera, la justicia colombiana determinó que Ricardo Martínez, un empleado que trabajó de la mano con Ortiz y Jaramillo, quien había sido condenado a 44 meses de prisión y a una multa de 70 salarios mínimos por estafa, manipulación de especies y concierto para delinquir, quedará en libertad tras la suspensión de su pena por dos años.

Los “condenados”, autores de la quiebra del Fondo Premium, se comprometieron a cooperar con la justicia para que la reparación de los inversionistas, considerados como víctimas, se ejecute.

Precisamente, los defensores de esas víctimas de InterBolsa, anunciaron que apelarán las penas contra Ortiz y Jaramillo, por considerlas cortas.

Francisco José Sintura, abogado de InterBolsa en liquidación, sostuvo: “Aquí el mensaje es que la delincuencia de cuello blanco puede recibir unos beneficios importantes y que adicionalmente no existe ningún mensaje de reparación a la víctimas”.

La justicia es para los de ruana… en Colombia la estafa sí paga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here