Los indígenas les dan ejemplo de aplicación de justicia al Gobierno con las Farc

0
126

Foto: Fiscalía General.

Las autoridades indígenas Nasa condenaron a 30 años de cárcel a Germán Antonio Osorio, alias Sangre, por el feminicidio de su compañera sentimental. Un ejemplo para el Gobierno que aceptó la impunidad total para los delitos atroces de las Farc.

El pasado 10 de febrero de 2017, la Asamblea de Justicia de Indígenas Nasa del resguardo de Tacueyó (Cauca) le dio a Colombia un ejemplo de cómo juzgar los crímenes atroces de las Farc y aplicó la justicia en su territorio que no se atrevió a establecer el Gobierno en el Acuerdo de Paz de Cuba con esa guerrilla, pues con este pacto todos los delitos de esa organización ilegal quedarán en la impunidad.

La comunidad, que nunca había sentenciado a nadie por el delito de feminicidio, condenó a 30 años de prisión por este crimen al nativo Germán Antonio Osorio, alias Sangre, un presunto miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc.

Según la Fiscalía General de la Nación, los hechos ocurrieron el 28 de agosto de 2016, en medio de las fiestas regionales que se celebraban por esos días en dicho resguardo. Osorio asesinó a su compañera sentimental, Ninfa Isabel Mosquera, quien formaba parte del Colectivo de mujeres de la comunidad. El homicidio habría ocurrido cuando la citada mujer trató de impedir que Osorio hiciera disparos al aire en medio de la celebración.

La propia Fiscalía explicó que desde el momento del suceso, las autoridades indígenas buscaron el apoyo del Ente Acusador para la inspección técnica al cadáver y el aseguramiento temporal del agresor. Además de las declaraciones de la comunidad, existían pruebas de que el condenado presuntamente “tenía problemas con la ley… que era militante de las Farc y se le había visto de camuflado con armas”.

El indígena fue capturado el pasado 5 de febrero y las autoridades de la comunidad fueron amenazadas, al parecer por ese grupo subversivo. Reiteremos que las Farc solo aceptan la Justicia Especial para la Paz, diseñada para favorecerlos en los diálogos de La Habana.

Sin embargo, el proceso siguió adelante y el pasado 9 de febrero 2017, la Asamblea General de Indígenas Nasa comenzó el juicio en contra de Germán Antonio Osorio. Durante todo el proceso Osorio estuvo custodiado por 14 miembros de la Guardía nativa.

La Fiscalía asistió, “en calidad de observador”, en el juicio “con un equipo de la Dirección Nacional de Seccionales y Seguridad Ciudadana, en cabeza de una fiscal destacada para Asuntos Indígenas”, informó la entidad judicial.

Ahora Alias Sangre será trasladado por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), a la cárcel de San Isidro de Popayán, capital del Cauca, donde cumplirá la condena de 30 años que le fue impuesta por las autoridades indígenas.

Este es un gran ejemplo que dio la comunidad indígena al Gobierno Nacional, que aceptó en su plan de paz, que los hombres de las Farc no paguen ni un solo día de cárcel y vivan en la absoluta impunidad, por delitos más graves que el cometido por Osorio, como genocidios de familias campesinas enteras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here