¿Por qué las Farc no le hace juicios revolucionarios a jefes disidentes dedicados al narcotráfico?

0
305
Los poderosos capos ‘John 40’ y  ‘Gentil Duarte’ prefirieron seguir con las armas y el jugoso negocio del narcotráfico. ¿Tienen los negociadores de la Farc la fuerza, como en el pasado, para hacer una retoma de los frentes disidentes y capturar a sus líderes? ¿Por qué simplemente acepta su disidencia y  no hace nada? ¿Tienen los voceros de las Farc el mando sobre los frentes más poderosos de ese grupo?

Poderosos jefes de grandes frentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) tomaron la decisión de separarse de la decisión de los voceros de esa organización rebelde y prefirieron quedarse con las armas haciéndole frente al Estado y manejando el lucrativo negocio del narcotráfico en el departamento del Vichada.

Entre lo disidentes están ‘Gentil Duarte’, integrante del Estado Mayor de esa guerrilla, y el sanguinario ‘John 40’, quien por años ha sido uno de los mayores capos de las Farc en la zona de frontera con Venezuela y Brasil. Ambos dedicados a la minería ilegal  en el sur del país.

También entraron en disidencia ‘Euclides Mora’, ‘Julián Chollo’ y ‘Giovanny Chuspas’. Este último fue uno de los jefes del frente 16 de las Farc, que asumió el mando tras la muerte de Tomás Medina Caracas, conocido como ‘Negro Acacio’, considerado uno de los máximos narcos de la subversión, junto con ‘John 40’.

Se conocía que ‘John 40’, amo y señor de los Llanos, quien, inclusive, le disputó el poder de capo narcotraficante a los jefes paramilitares “Martín Llanos”, Miguel Arroyave, “Pijarvey” y “Cuchillo”. Y llegó a hacerle sombra en el manejo de las tierras al desaparecido esmeraldero Víctor Carranza en la zona.

‘Gentil Duarte’, estuvo en la negociación de La Habana, y regresó a Colombia, supuestamente, a controlar la disidencia del Frente Primero de las Farc que también opera en el Guaviare, el cual inició la desbandada de los grupos que manejaban el narcotráfico en la guerrilla.

El Frente Primero es controlado por  ‘Iván Mordisco’ y al parecer ‘Gentil Duarte’ lo que hizo fue apoyarlo y quedarse con este manejando el jugoso negocio del narcotráfico, que el Acuerdo de Paz es tratado como un delito político conexo de la rebelión.

En el pasado, las Farc han controlado las sublevaciones internas con juicios de ajusticiamientos y retoma de los frentes disidentes.

Las preguntas que surgen son:

¿Por qué la subversión no les hace juicios revolucionarios a esos poderosos  jefes guerrilleros?  

¿Tienen los jefes negociadores de las Farc la fuerza, como en el pasado, para hacer una retoma de los frentes disidentes y capturar a sus líderes? 

¿Por qué simplemente la Comandancia acepta su disidencia y no hace nada?

¿Tienen los voceros de las Farc el mando sobre los frentes más poderosos de ese grupo?

¿Es este un plan B del Estado Mayor para que los frentes disidentes, que quedan armados y fortalecidos, les brinden a futuro, dinero, seguridad y poder en la región? 

EN ESTE COMUNICADO SE ACEPTA LA DISIDENCIA

Las Farc se limitaron a emitir el siguiente comunicado sobre la disidencia de los poderosos jefes guerrilleros del Guaviare:

“El Estado Mayor Central de las FARC-EP informa a la opinión pública, al Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación y a las organizaciones sociales de todo el país, que ha tomado la decisión de separar de filas a Gentil Duarte, Euclides Mora, John Cuarenta, Giovanny Chuspas y Julián Chollo, quienes hasta hace pocos días cumplieron tareas de mando en la organización. Esta decisión está motivada en su conducta reciente que los ha llevado a entrar en contradicción con nuestra línea político-militar. 

A la vez, hacemos un llamado a los combatientes que bajo engaño han sido llevados a emprender un camino de aventura sin futuro, para que se aparten de la errada decisión que han tomado sus jefes inmediatos y regresen a las filas de las FARC-EP donde serán acogidos nuevamente por sus camaradas. 

Nuestra patria pasa por un momento crucial de su historia. El camino de la paz abierto en medio de inmensas dificultades contra la voluntad de los sectores más reaccionarios de nuestro país, no debe ser obstaculizado por un grupo de insensatos que desconociendo los anhelos de paz de la inmensa mayoría de nuestro pueblo, se lanzan por el despeñadero de la ambición personal disfrazando sus innobles propósitos tras fraseología de apariencia revolucionaria. 

Lo que el momento reclama es la más férrea unidad de todos aquellos sectores que desde diferentes visiones nos hemos comprometido a aportar nuestro modesto esfuerzo para que el futuro de nuestra patria sea de paz con justicia social, democracia y soberanía. 

Diciembre 13 de 2016.

Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. 

FARC-EP”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here