A qué le teme Bejarano, el ex poderoso director del DAS, en el caso Álvaro Gómez

0
14020
Ramiro Bejarano
Ahora es un célebre columnista de El Espectador, tribuna desde la cual denuncia y les forma grandes escándalos a todos los que no sean de su ideología política y dicta cátedra de moral, sin recordar que años atrás perteneció a un Gobierno elegido por el narcotráfico. 

Después de muchos años del magnicidio del destacado dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado, un personaje se atrevió a poner el dedo en la llaga. El exvicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, le envió una carta al fiscal general Néstor Humberto Martínez, en la cual pide que se cite a declarar en ese caso al exdirector del DAS en esa época, Ramiro Bejarano Guzmán, porque, según él, ese testimonio del ex funcionario samperista es clave para esclarecer este crimen, ocurrido en Bogotá en noviembre de 1995.

“Es necesario citar a Ramiro Bejarano Guzmán, máxime ya que como director del DAS en esa época tenía la obligación institucional y legal de brindar toda la protección indispensable al Dr. Álvaro Gómez Hurtado” indicó Garzón en su comunicación.

De igual forma, Garzón pidió que se reabriera la investigación por el asesinato de Alberto José Soto Guzmán, de quien se dijo tenía nexos con el narcotráfico y era primo hermano del Ramiro Bejarano Guzmán.

“Se debe conocer públicamente qué investigación inició el DAS en caso de esta investigación, con mayor razón cuando la persona asesinada era primo hermano del Dr. Ramiro Bejarano. Además de que se debe conocer cuál fue el motivo para que este crimen quedara en la impunidad”, sostuvo Garzón.

El exvicepresidente también aseguró en su carta que Bejarano debe colaborar con la justicia ya que en su momento aseguró que habría nexos entre el empresario caleño, Alfredo Carvajal y el extraditado Simón Trinidad.

“Bejarano debe dar información detallada que posea sobre sobre la presunta relación ilegal que pueda haber existido entre el dirigente de las Farc Simón trinidad y el empresario Alfredo Carvajal, que tal como lo asevera por escrito el señor Bejarano Guzmán fue a pedirle a Simón Trinidad, junto con otros empresarios caleños, que secuestraran a algunos políticos”, ratificó Garzón.

Angelino Garzón

Esta es la carta de Garzón:

El exdirector del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), tenía la misión como jefe de esa policía política del Gobierno, de proteger la Presidencia de Ernesto Samper Pizano, quien llegó al poder por la millonaria financiación de los dineros del narcotráfico provenientes de los poderosos hermanos Rodríguez Orejuela, jefes del Cartel de Cali.

Álvaro Gómez, por su parte, fue un accérrimo contradictor de Samper por los nexos de su campaña presidencial con la mafia. Garzón lo que da a entender en su misiva es que a Gómez no se le brindó la seguridad necesaria y fue presa fácil de sus victimarios.

Columnista que dicta “cátedra” de moral

Los años pasaron y Bejarano ahora es un célebre columnista del diario El Espectador, tribuna desde la cual denuncia y les forma grandes escándalos a todos los que no sean de su ideología política y dicta “cátedra” de moral, sin recordar que años atrás perteneció a un Gobierno elegido por el narcotráfico.

Al conocer la carta de Garzón, de imediato, Bejarano salió a los medios que le hacen eco y lo invitan frecuentemente como columnista, a descalicar al exvicepresidente, manifestando que aquel era un “sicario moral”.

En Colombia, cualquier ciudadano puede pedir investigaciones de los funcionarios públicos sobre su gestión o responsabilidades, tal cual lo hace semanalemente el propio Bejarano en sus columnas.

Entonces, hay que preguntarse: ¿A qué le teme el ex director del DAS en este caso? El dicho reza: que nada debe, nada teme.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here