Caprecom y SaludCoop fueron convertidas en mermelada

0
1839
 Juan Manuel Santos, Alejandro Gaviria, Guillermo Grosso y otros personajes oscuros del santismo, se encargaron de desmontar el sistema de salud en 8 años y llevar el país a la crisis en que se encuentra hoy acabando con las dos mayores entidades del sistema Caprecom y SaludCoop para convertirlas en “mermelada”.

 Por: David Meza Pretelt.

Con la caída de Guillermo Grosso, Eva Carrascal y las denuncias sobre muchos otros funcionarios del Ministerio de Salud que ejercieron durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, se destapa una de las más oscuras redes de corrupción y mala gestión del sistema de salud que ha vivido Colombia en su historia, lo cual llevó a la tumba a miles de colombianos. Todo, gracias a la llamada “mermelada”, es decir la burocracia o la repartija de dineros o bienes del Estado.

Si alguna vez ha tenido que acudir a su EPS, familiares suyos han sido víctimas de mala atención en ella o simplemente ha escuchado historias de los dramas que viven quienes deben recurrir a estas entidades, debe saber que la visión de la salud como un negocio implantada por el economista Alejandro Gaviria, exministro de Salud santista, deshumanizó ese sector desde 2012 a 2018, convirtiendo el modelo en un sistema de usuarios y ya no pacientes, de los que había que lucrarse y además intentando legitimar la expropiación ilegal hecha al sistema cooperativo de la mayor EPS del país, que por su esencia destinaba todo excedente a la atención en salud: SaludCoop.

Gaviria además protagonizó la debacle de Caprecom, la mayor prestadora de servicios de salud del Estado, es decir, presuntamente el ex Ministro desmontó el sistema de salud y para estas oscuras labores contó con la ayuda de personajes siniestros como los investigados Norman Julio Muñoz (exSuperintente de Salud), Luisa Fernanda Tovar (exdirectora de Caprecom) y Guillermo Grosso, este último recientemente detenido por solicitud de la Fiscalía.

Para adelantar las labores de demolición del sistema de salud colombiano, los interventores que buscaban mantenerse en el trono generalmente iban mendigando apoyos y se cree que tranzándolos, por las oficinas de congresistas y altos funcionarios públicos.

El recién detenido Grosso contaba con un grupo de defensores dentro del Congreso que inclusive abogaron por mantenerlo al frente de Cafesalud, a pesar que para esos tiempos ya se empezaban a descubrir sus comunes prácticas defraudadoras al sistema de salud.

La pequeña bancada que se había creado el detenido Grosso al interior del legislativo contaba con figuras como Eduardo PulgarLucy ContentoMartín Morales; en la cárcel por tráfico de estupefacientes y homicidio; Antonio CorreaAndrés Cristo, hermano del ex ministro de Interior Juan Fernado Cristo; Hólger DíazSandra Villadiego y el ex-presidente de la Cámara, Alfredo de Luque, entre otros. Este grupo de congresistas habría estado intercediendo por sostener al presunto criminal al frente de la más grande EPS del país, que para esas fechas ya se encontraba en cuidados intensivos como consecuencia de la corrupción y la nefasta administración del Estado.

Según fuentes que hacían parte del Gobierno Santos para esas fechas, estos congresistas habrían estado intercediendo ante Alejandro Gaviria y Maria Lorena Gutiérrez, entre otras figuras de la antigua élite santistas, abogando por el ahora detenido en un calabozo: Guillermo Grosso.

Esos tiempos, según denuncias de los empleados de SaludCoop, coincidieron en varias de las regiones de los parlamentarios mencionados, sospechosos nombramientos que se cree tenían motivación política, ya que no tenían en cuenta la escalera de cargos que había al interior de la empresa y además se despedían gerentes regionales y de hospitales sin razones suficientes, presuntamente para disponer de estos cargos.

El Gobierno Santos se encargó de volver la salud mermelada, pero una mermelada tóxica que llevó a la muerte miles de pacientes del sistema de salud es un atentado contra la humanidad, ya que este derecho debe ser garantizado a toda costa y el gobierno saliente entrega la salud de Colombia hecha trizas.

El Gobierno Santos además de intervenir ilegalmente SaludCoop, como lo determinaron estudios técnicos de firmas internacionales de la talla de KPMG y Crowe Horwath, destruyó completamente su patrimonio, algo que parecía difícil en 2010 cuando el Grupo SaludCoop representaba el 53,3% del patrimonio total de las EPS del régimen contributivo en el país. Pero el poder corruptor del gobierno de la mermelada hizo que el patrimonio de esta EPS pasara de ser positivo en $555 mil millones, a un negativo de $1,03 billones para el año 2015 cuando para ocultar estas cifras bajo el tapete deciden liquidarla.

Si por los lados de SaludCoop llueve, por los de Caprecom no escampa, el anterior gobierno la ha conducido a su desmonte y en sus últimos años presentaba cifras negativas, tan solo el 18,4% de los afiliados tenían posibilidad de acceder a los servicios de salud y la entidad ahora en liquidación se ve obligada constantemente a pagar demandas a antiguos pacientes que fueron víctima del mal servicio.

Los amigos del corrupto Grosso en el Congreso y que controlaban el tema de la salud eran: Eduardo Pulgar, Lucy Contento, Martín Morales, Antonio Correa, Andrés Cristo, Hólger Díaz, Sandra Villadiego y el ex-presidente de la Cámara, Alfredo de Luque.

Para el caso de Caprecom también existió una auditoria de estados contables realizada por la firma Montes & Asociados que en 2014 reveló extralimitación en las funciones y possible corrupción de otra funcionaria que contaba con la bendición de Alejandro Gaviria y Norman Muñoz, la actualmente investigada por corrupción y peculado, Luisa Tovar.

La firma auditora reveló que para la época no pudo tan siquiera aplicar el studio de forma satisfactoria, ya que la gerencia de Caprecom donde estaba Tovar, solo suministró el 60% de la información requerida y en marzo de 2014 desde gerencia se decide la no implementación de las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera), que dificultaría aún más esclarecer los misterios de sus estados contables.

Aun así hallaron que los procedimientos para contratación al interior de Caprecom no tenían planeación adecuada, es decir, la plata de la salud se estaba volviendo contratos feriados en la repartija de mermelada que indiscriminadamente hizo el gobierno Santos.

Todos estos atropellos y desgreño al Sistema pasaban inadvertidos antes los ojos de un gobierno corrupto y corruptor como ha quedado demostrado en casos como Reficar, Odebrecht y como se espera, se destape completamente en los casos de SaludCoop y Caprecom, donde se ha vulnerado el derecho universal a la salud.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here