El ocaso de César Gaviria lo llevó a manipular el Consejo Nacional Electoral

0
3725

El exPresidente de Colombia, Cesar Gaviria Trujillo, anda de capa caída, porque los militantes del trapo rojo en todo el territorio nacional lo acusan del fracaso de su Partido Liberal en la pasada y costosa Consulta ciudadana de $40 mil millones para elegir candidato a la Presidencia de la República. Dicen que él destruyó el movimiento político más emblemático del país.

Ahora el expresidente liberal, desesperado, intriga con los magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE) Héctor Elí Rojas y Emiliano Rivera, consejeros que son sus cuotas del ala gaviristas, para que esa entidad les niegue la personería jurídica a todos los movimientos que quieran convertirse en partidos políticos.

Los grupos más reconocidos que esperan personería jurídica en el CNE son: los Galán; el movimiento Nueva Fuerza Democrática del ExPresidente Andrés Pastrana Arango; el partido del exsenador Carlos Moreno de Caro; el grupo del exsenador Jairo Clopatosky; Unión Cristiana, que encabeza el exsenador Víctor Velásquez Reyes; la Misión Carismática Internacional de Claudia Rodríguez de Castellanos con su Partido Nacional Cristiano, y Laicos por Colombia.

La razón de Gaviria es que debido a la derrota en la Consulta Liberal, se irían de su desprestigiado partido, líderes importantes y reconocidos en el país que arrastran miles de seguidores (o sea votantes) como Vivianne Morales, Sofía Gaviria y los Galán, estos últimos quieren revivir el movimiento Nuevo Liberalismo, que fundó su padre el fallecido Luis Carlos Galán, por esto, buscan la personería jurídica en el CNE.

Gaviria siente pasos de animal grande y por eso, planea con sus magistrados de bolsillo, Rojas y Rivera, bloquear a los Galán para que no les den la personería jurídica en el CNE. Así, ni los Galán ni Morales ni Sofía Gaviria, tendrían opciones y deberían quedarse en su liberalismo, apoyando a Humberto De La Calle, el elegido en la lánguida y onerosa Consulta roja.

Pero Gaviria está equivocado, puesto que ninguno de los líderes de los nuevos partidos que esperan la personería jurídica, incluyendo a los Galán, en caso de ser negada, apoyarían al candidato De La Calle, es decir el hombre de confianza de Gaviria, si este los persiste en su error de bloquearlos en el CNE.

Esos grupos, en venganza con Gaviria, se irían con el candidato del exPresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez o con el exVicepresidente santista Germán Vargas Lleras, por el mal manejo que le ha dado al tema el polémico exmandatario liberal.  Seguramente, esa movida garantizaría el triunfo en las presidenciales del aspirante del Uribismo o del Vargasllerismo.

Ese miedo al fracaso de Gaviria, sería una de las razones por la cual el Partido Liberal no votaría la Reforma Política en el Congreso de la República, porque en esa Ley se establece el llamado transfuguismo, que permite a los políticos cambiar de partido, pero no quedarse en dos movimientos al mismo tiempo. Esa figura llenó de pánico al César, porque él sabe que muchos líderes del citado movimiento rojo se marcharán a otros partidos por sus  reiterados desaciertos, como el maltrato a las mujeres en la colectividad, hablamos de los casos de Sofía Gaviria y Vivianne Morales.

Tanto Vivianne Morales como Sofia Gaviria fueron excluidas de la fracasada Consulta Liberal, con el aval del poderoso César Gaviria. A estas curtidas líderes nacionales, que representan a las mujeres en dicho movimiento, no las dejaron aspirar a la Presidencia porque querían que ganara el hombre que apoya a las Farc, Humberto De La Calle. Vivianne Morales lucha por las causas de la familia y Sofía Gaviria por las víctimas de la guerrilla.

Esta gaviriada en el CNE fue descubierta por varios de los dirigentes quienes aspiran a que les otorguen la personería jurídica a sus movimientos, pero esa movida, de seguro, le augura otra derrota estrepitosa a Gaviria, más grande que su Consulta Liberal.

Gaviria, con ese plan puede llevar a que los magistrados del CNE incurran en el delito de prevaricato, recordemos que en tiempo récord esos mismos togados le dieron la personería jurídica a las Farc, presionados por el Gobierno, hecho sobre el cual, el exmandatario liberal, que apoya a la Casa de Nariño en todos los aspectos, guardó silencio. ¿Por qué no actuan los magistrados con el mismo rasero para los otros grupos políticos? ¿Se está violando el Principio de Igualdad ante la ley y el Debido Proceso? Muchos grupos peticionarios de la personería jurídica ya interpusieron tutelas ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca solicitando que se les ampare sus derechos fundamentales.

¿Qué futuro habrá en Colombia con un partido, como el Liberal, que apoya ciento por ciento a la guerrilla de las Farc con su candidato De La Calle y su mentor Gaviria?

En las filas del liberalismo hay quienes desde ya hablan del ocaso de César Gaviria y gritan nada con Gaviria… ¡traidor, traidor, traidor! 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here