Hasta qué Magistrados llega la cuerda de Caicedo en la Corte Constitucional?

0
896
El detenido Jairo Giovanni Caicedo, auxiliar judicial de la Secretaría de la Corte, cuando recibía un paquete de dinero por negociar una tutela que debía fallar ese Alto Tribunal.
Giovanni Caicedo era el hombre que decidía el destino de las tutelas en Colombia: si pasaban en la Corte para estudio o se devolvían a los respectivos tribunales del país. Su ganacia más grande estaba en devolver algunas acciones para nunca llegaran a las oficinas de los togados.

Jairo Giovanni Caicedo Rojas, el auxiliar judicial de la Secretaría General de la Corte Constitucional, siempre fue un modesto empleado que hablaba poco y pasaba la mayor parte de su tiempo de trabajo encerrado en los sotanos de la institución, recibiendo los millares de tutelas que llegan de todo el país.

Cuentan sus compañeros de la Constitucional que Caicedo, de profesión contador, se la pasaba descamisado o con camisas cortas, sudando, moviendo bultos de tutelas al hombro de un lado a otro.

Pero por su aspecto, no se podía decir que su tarea era despreciable. Tal vez era la más importante en el camino que debe recorrer una tutela para ser fallada en la Corte. Un trabajo difícil, recibir y seleccionar los cerros de acciones (amarradas con piolas o cuerdas) que moviliza la empresa de mensajería estatal 472.

Muchos le preguntaban porqué no procuraba ser ascendido y siempre decía que estaba cómodo en su puesto, amarrando tutelas con pitas, que le gustaba lo que hacía, al punto que completó 25 años en su cargo, en la misma labor. Era uno de los funcionarios con más antigüedad de la Corte, pues logró estar durante tres periodos de diferentes magistrados.  Se dio el gusto de ver desfilar a un sinnumero de togados por el Alto Tribunal.

Obviamente, Caicedo no quería se cambiado de puesto o ascendido, porque según la Fiscalía General de la Nación, allí debajo de la Corte, en las bodegas, hacía correr ríos de plata con el negocio ilícito de la manipulación de las tutelas. Con ese jugoso plan, no estaba dispuesto a retirarse.

Millones de tutelas llegan a Corte provenientes de todo el país.

Caicedo se encargaba de exigir grandes sumas de dinero a cambio de que los citados recursos judiciales llegaran a determinados despachos de los magistrados para ser fallados.

La Fiscalía lo capturó el pasado 15 de mayo de 2018 porque uno de los millonarios casos que manejaba explotó y salió a la luz pública. El Ente Acusador lo descubrió por una tutela que interpuso el narcotraficante extraditado a Estados Unidos Miguel Ángel Mejía Múnera, alias “El Mellizo”, acción que llegó a la Corte para su revisión en febrero de 2016.

“El Mellizo” quería ganar una tutela en la Corte Constitucional, utilizando a Caicedo y algunos magistrados amigos de este funcionario.

Por ese trámite, Caicedo habría acordado con el abogado defensor del poderoso traficante un pago de 2.000 millones de pesos si el fallo beneficiaba a “El Mellizo”.

“El señor Caicedo Rojas habría convenido con el abogado defensor de la accionante pagos entre 50 millones y 100 millones de pesos para garantizar que la tutela entrara en reparto y llegara a un despacho específico”, aclaró el propio Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, en el , luego de una denuncia del Presidente de la Corte.

El negocio era seleccionar o descartar las tutelas

Hasta donde se conoce, el negocio de Caicedo era revisar los bultos con las tutelas y sacar las que ya le habían encargado con grandes pagos, para dirigirlas a los despachos de ciertos magistrados que debían fallar a favor de los clientes.

Sin embargo, su ganancia más grande y fácil de realizar, era devolver algunas tutelas para que nunca llegaran a las oficinas de los togados. Al parecer, le garantizaba a sus clientes, con previo monto de dinero, que una determinada acción no sería escogida para que su fallo inicial no se modificara. Y así sucedía, porque primero la engavetaba y luego, al cabo de unos tres meses, la devolvía en el servicio de mensajería.

En otras palabras, era el hombre que decidía el destino de las tutelas en Colombia: si pasaban en la Corte para estudio o se devolvían a los respectivos tribunales del país.

Muchos interrogantes

Cómo en todos los sorprendentes casos de corrupción que conmueven a Colombia siempre hay muchos interrogantes y este no podría ser la excepción…

¿Trabajaba solo Caicedo? ¿Esa subienda de billete, que fluía en los sótanos de la Corte, hasta qué altos despachos llegaba? ¿Cómo hacía un empleado de bajo nivel cono él para ordenarle a un encumbrado magistrado que fallara a favor ciertas tutelas? ¿Era un negocio conjunto entre Caicedo y algunos magistrados? ¿Dónde están los millones de Caicedo?  Será que cuenta a las autoridades con quién compartió esa bonanza? 

Ya se menciononaron en el proceso a dos exmagistrados: Eduardo Mendoza y Humberto Escrucería. Pero siguen las preguntas: ¿Durante sus 25 años Corte, Caicedo trabajó solo con dos juristas, recordemos que para fallar una tutela se necesita la mayoría entre los 9 magistrados que componen la Corte? ¿Cuántas personas hacen parte de la red delictiva de Caicedo? ¿Está dispuesto Caicedo a pagar cárcel solo por este caso de corrupción?

Por ahora, el único que está detenido por este nuevo caso de corrupción en la justicia colombiana es Caicedo, procesado por cohecho. Pero de seguro, faltan muchos más, que irán saliendo a la luz pública, a medida que este personaje cuente su lucrativa experiencia con las pitas de las tutelas durante más de 20 años en la Corte Constitucional.

*ESPERE… LOS MAGISTRADOS QUE ENGAVETARON TUTELAS DURANTE AÑOS.  

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here