Juan Carlos Granados, el gran ejemplo de la corrupción en Bogotá

0
6836
El cuestionado Contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados.
Este funcionario, inmerso en el escándalo de Odebrech, fue penúltimo entre 43 aspirantes en la prueba académica que realizó la Universidad Nacional para elegir el Contralor de Distrital, pero el Consejo de Bogotá, con componendas, lo impuso por ser de Cambio Radical.

No cabe duda de que el actual Contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados, un hombre inmerso en la corrupción, investigado dentro del escándalo de la firma brasilera Odebrecht, es el claro ejemplo de las componendas y la polítiquería de la Capital de la República.

Ahora se conoce que Granados fue penúltimo en las pruebas para ecoger al Contralor de Bogotá, por su falta de capacidad y conocimiento del cargo, sin embargo, los concejales lo eligieron porque era el candidato señalado por su Partido Cambio Radical a quien ya habían designado a dedo para ese importante puesto.

En la prueba de la Universidad Nacional, la aspirante Dunia De La Vega consiguió el primer puesto con un puntaje de 50, mientras que Granados ocupó el puesto 42 con 39. Es decir, fue penúltimo entre los 43 aspirantes. No obstante, en el Concejo de Bogotá, las bancadas mayoritarias invirtieron los papeles: el hombre de Cambio Radical quedó con 9,62 y ella fue reprobada con 5,65. Así funciona la politiquería en el país y especialmente en la ciudad.

Al respecto Dunia De La Vega sostuvo: “Mi puntaje de prueba académica fue el más alto dentro del concurso meritocrático”.

“Ahí se abre un espacio de componenda política donde de alguna manera el Concejo se mueve dentro del escenario de acuerdos políticos de bancadas y en el Concejo no se respeta la meritocracia, como está previsto dentro de la norma”, indicó De la Vega.

Aunque la intervención de Granados -según otros concursantes- versó sobre materias distintas al control fiscal o vigilancia en el manejo de los recursos públicos, que es la misión fundamental del Contralor de Bogotá, tuvo un puntaje de diez, aclamado por parte de los concejales de Cambio Radical, Partido Liberal, Centro Democrático, Partido de la U, y Partido Conservador. Mientras que otros candidatos con excelentes hojas de vida, mejor que las de propio Granados, obtuvieron notas irrisorias.

A esos otros concursantes ni les pusieron cuidado, porque algunos concejales tuvieron que pedir silencio en el recinto en varias oportunidad.

“El presidente del Concejo pidió respeto cuando yo estaba interviniendo, pues los concejales no le prestaban atención a uno (…)”, afirmó la aspirante Maritza del Socorro Quintero.

Para muchos expertos, Granados debería renunciar porque no tiene la calidad moral ni académica para ocupar el cargo.

Esto es una prueba de que todo estaba montando en el Consejo de Bogotá para que el cuestionado Granados fuera el elegido como ilustre Contralor Distrital, quien debe velar por los recursos públicos de la Capital, pero que paradójicamente, es el gran ejemplo de la corrupción de la ciudad.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here