La corrupción tocó las puertas de Minsalud en millonario contrato otorgado a HAGGEN

0
2657
Fachada-Ministerio

La Administradora de los Recursos de la Salud (ADRES) es una dependencia recién creada por el Ministerio de Salud con el fin de frenar la corrupción en el país. Sin embargo, este flagelo no conoce límites y se cuela hasta en las entidades más vigiladas.

Así parece quedar claro, luego de conocer las denuncias que pesan sobre unas actuaciones irregulares en la ADRES. Resulta que allí se convocó el concurso de méritos CMA-DAFPS No. 01 de 2017 por valor de $141.188.027 para llevar a cabo la auditoría de los recobros y reclamaciones por servicios de salud.

La ADRES, dedicada a darle un manejo transparente a los dineros de la Nación dedicados al sector de la salud, terminó adjudicándole el multimillonario negocio a la empresa HAGGEN AUDIT LTDA., que estaba inhabilitada para contratar con el Estado y es cuestionada por múltiples irregularidades.

Esta es una de las sanciones de la Superintendencia de Salud contra la HAGGEN por incumplimiento. La entidad gubernamental hasta ordena que se investigue el caso disciplinariamente.

 

La HAGGEN es un consorcio formado con otras firmas, que no tiene experiencia en el sector salud.  Por eso, dentro de la audiencia de ese concurso CMA-DAFPS, entregado el 13 de octubre de 2017, salieron a ventilar graves denuncias contra esta empresa que no se tuvieron en cuenta, ni se indagaron por parte de la ADRES, como: presentación de certificaciones falsas, inhabilidades y conflictos de intereses para contratar con el Estado y documentos inconsistentes que no cumplían con lo establecido en los pliegos de condiciones.

Además en la ADRES dejaron de aplicar requisitos establecidos previamente, al parecer, con el fin de favorecer a dicha firma, que al final se quedó con el negocio.

La cuestionada HAGGEN, dedicada a los procesos de auditoría, ha tenido varios contratos sobre ese tema con la Superintendencia Nacional de Salud, pero en la ejecución de los mismos, entre los años 2015-2016, recibió multas por incumplimiento de estos.

No obstante, la misma Superintendencia dentro del concurso de méritos cm-37-2016 le adjudica nuevamente a la citada firma el contrato de auditoría más grande de esa entidad. El negocio está vigente y la HAGGEN en repetidas oportunidades ha sido citada a audiencias por incumplimiento.

Por otra parte, la Secretaría de Salud de la Alcaldía de Bogotá le entregó a HAGGEN el concurso de méritos FFDS-cma-01-2016 para realizar la interventoría del PIC, el cual le fue revocado posteriormente por falsedad en las certificaciones expedidas por la propia HAGGEN, correspondientes a los profesionales presentados dentro de la mencionado proceso contractual.

Es decir, HAGGEN ha tenido anomalías en las contrataciones con las principales entidades gubernamentales dedicadas a la Salud.

Luego de estas denuncias, el tema queda en manos de la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría para que vigilen los extraños contratos que están sucediendo en el Ministerio de Salud.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here