La Corte revive caso de David Char, pero engaveta proceso a Benedetti

0
6110
Dos barranquilleros de la alta sociedad implicados en el mismo delito de parapolítica, pero uno tiene el favor de la Corte Suprema y el otro no. Uno, Benedetti, santista; el otro, Char, del candidato Germán Vargas Lleras. ¿El Presidente Santos le está mostrando su poder con la Corte al exVicepresidente por atacar los temas de la paz? 

Cada día los fallos de la justicia en Colombia le dejan claro a la ciudadanía que son más decisiones políticas que acciones en derecho.

La Corte Suprema de Justicia rebuscó y revivió un empolvado proceso por parapolítica contra David Char Navas, miembro del poderoso clan de políticos y empresarios de la Costa Caribe, dueños de Supertiendas y Droguerías Olímpicas, quienes han dominado durante décadas a Barranquilla.

Por ese expediente, el Alto Tribunal ordenó la captura de Char, quien fue Senador por Cambio Radical entre 2006  y 2010, lo cual causó sorpresa y revuelo en toda la capital del Atlántico.

Char fue detenido en el municipio atlanticense de Puerto Colombia porque supuestamente incurrió en los delitos de concierto para delinquir y porte ilegal de armas. Varios testimonios lo vincularían con grupos paramilitares.

Este político costeño, que es primo del carismático Alcalde de Barranquilla Alex Char, también fue Representante a la Cámara entre 2002 y 2006.

Con esta decisión, la Corte Suprema parece que toma acciones contra unos, pero congela los procesos de otros.

Por ejemplo, tuvo engavetada durante casi un década una investigación similar a la de Char Navas: se trata del proceso por parapolítica contra el Senador barranquillero Armando Benedetti, el escurridizo alfil del Presidente Juan Manuel Santos, quien se escuda en el Partido de La U como uno de los principales defensores de la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc.

Sin ser defensores ni detractores de ninguno de los dos personajes, quienes deben pagar por sus posibles crímenes, hay que preguntarse: ¿Porque la Corte sí actúo contra Char y no contra Benedetti?

Esta es la historia de dos personajes barranquilleros de la alta sociedad que, al parecer, incurrieron en el mismo delito de parapolítica, pero que uno siempre ha contado con el favor de la Corte y el otro no.

Inclusive, Benedetti tiene denuncias por supuestos casos de corrupción en la Corte que misteriosamente no se mueven y parecen congeladas.

Hay que preguntarle a la exparlamentaria cordobesa Eleonora Pineda, condenada por parapolítica por la misma Suprema, por las supuestas relaciones de Benedetti con los “paras”. Según ella, fueron famosos sus encuentros amenos con los “paracos” en la población de Santa Fe de Ralito, Córdoba, sitio en el que se habló de refundar el Estado, donde estaban retenidos los líderes de las Autodefensas en épocas del gobierno uribista.

Escuchen al propio comandante de la AUC, el cordobés Salvatore Mancuso, y a la misma Eleonora Pineda hablando de Benedetti en este audio publicado por La Otra Cara.

Otra persona que habló, ante la misma Corte, sobre los supuestos vínculos de Benedetti con las Autodefensas fue la Representante a la Cámara antioqueña Rocio Arias, socia de Eleonora Pineda y también condenda por parapolítica en la Suprema.

La entonces explosiva Arias, se acogió a sentencia anticipada para rebajar su pena, pero ratificó que el citado congresista barranquillero, defensor de la paz de Santos, había asistido a una reunión con jefes paramilitares a la que ella llamó la “Cumbre de Caramelo”.  Hay que preguntarle a Arias por esta versión.

Recordemos que a la Corte Suprema no le ha temblado el pulso para meter presos durante años, en largos procesos, a muchos congresistas colombianos por parapolítica, a quienes después condenó de oídas, simplemente porque los habían nombrado algunos paramilitares en los expedientes relacionados con estos casos. O porque habían asistido a cumbres de las Autodefensas, algunos bajo presión. A esas a las que presuntamente fue Benedetti.

¿Porqué la justicia no le llega a Benedetti?  Será porque es el principal protegido de Santos, quien maneja a su antojo a dicha Corte y David Char es hombre del expresidente Germán Vargas Lleras, ahora candidato presidencial opositor oportunista en algunos temas del Gobierno Nacional relacionados con la paz las Farc, como la Justicia Especial, llamada JEP.  ¿Está Santos mostrándole su poder a Vargas Lleras?

Muchos dicen que en este tema habrá que esperar a que se acabe el mandato de Santos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here