Las Farc tendrán su propia “Fiscalía” para perseguir a sus enemigos

0
108882

Al buen estilo de Venezuela, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, cuando le faltaba un día para finalizar las facultades especiales que le dio el Congreso de la República de promulgar leyes sobre la paz, firmó a la carrera, 30 decretos que el país no conoce, con el fin de sostener su Acuerdo con las Farc.

Una de estas normas es la creación dentro de la Fiscalía de una Unidad Especial de Investigación para perseguir a los enemigos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) mediante el Decreto Ley 898 del 29 de mayo de 2017 “con el fin de procesar a los colombianos que amenacen o atenten contra las personas que participen en la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz…”.

Consulte el citado DECRETO 898 DEL 29 DE MAYO DE 2017.

Según lo registró la Casa de Nariño, el Presidente Santos firmó los decretos utilizando su facultad con “la mayor responsabilidad y con estricto apego a la ley”, lo cual no parece apegado a la realidad, pues con esta nueva “Fiscalía” podría haber muchos colombianos, no delincuentes, perseguidos por no estar de acuerdo con las Farc.  Ver nota de la Presidencia AQUÍ.

El Decreto establece que para realizar esta Unidad “es necesario hacer algunos  ajustes a las áreas de apoyo de la Fiscalía General de la Nación de acuerdo a las necesidades de la Unidad Especial de Investigación y de las Dependencias que integran el nivel misional y estratégico de la Entidad, con el propósito de garantizar el ejercicio armónico y coherente de la función constitucional del ente acusador”.

La Ley también aclara que “hay obligaciones que la Fiscalía General de la Nación de conformidad con el Acuerdo Final que suponen modificaciones en cada una de las materias señaladas en el considerando que antecede, por lo que, de acuerdo con el compromiso asumido, resulta prioritario hacer las modificaciones normativas exigidas para ajustar la estructura de la Entidad a dichos pactos”.

Es decir, la Fiscalía de Colombia, del Poder Judicial, debe someterse obligatoriamente al Poder Ejecutivo en este caso, por lo cual se demuestra que en nuestro país, en estos momentos, no existe la famosa división de poderes que tanto publicitan algunos defensores del Presidente Santos, ni mucho menos, hay o habrá imparcialidad en la justicia.

El Decreto 898 además es tajante en afirmar que dicha Unidad en la Fiscalía será autónoma para investigar a cualquier colombiano:  “La Unidad decidirá lo necesario para su funcionamiento y la conformación de sus grupos de trabajo e investigación, promoviendo en estos espacios la participación efectiva de las mujeres. Tendrá autonomía para decidir sus líneas de investigación, llevarlas a la práctica y para emprender actuaciones ante cualquier jurisdicción”.

Muchos opositores del Gobierno ahora dicen que el panorama judicial en Colombia parece enrarecerse para los ciudadanos, no delincuentes, que no están a favor del Acuerdo de Paz con las Farc, porque esta nueva “Fiscalía” puede investigar y hacer encarcelar a cualquier colombiano con un simple montajes penal… Sostienen que todo se va pareciendo cada día más a Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here