Los poderosos testimonios contra Ángela Benedetti por el Carrusel de Contratos de Btá

0
2545
La Fiscalía tiene en contra de Ángela Benedetti fuertes testimonios dentro de esta investigación por corrupción, entre ellas las versiones de Emilio Tapias y Manuel Sánchez (en el recuadro).

La actual Embajadora en Panamá, Ángela Benedetti, hermana del polémico congresista Armando Benedetti, tiene mucho que responder ante la justicia por haber recibido grandes sumas de dinero de varias personalidades implicadas en el Carrusel de la Contratación de Bogotá, por medio del cual se robaron miles de millones de pesos del erario de la ciudad.

Así lo confirmó recientemente ante la Fiscalía, Manuel Sánchez, el estructurador y principal testigo del citado Carrusel de Contratos, tras ratificar una declaración suya de hace más de tres años que reposa en la Fiscalía Tercera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia.

Según Sánchez, organizó varias reuniones en su propio apartamento, el 201 de la calle 90 con 9A, en el norte de Bogotá, a las que asistieron Benedetti, contratistas, concejales, empresarios, varios integrantes del grupo Nule, y los constructores Emilio Tapias y Julio Gómez, quien habría entregado una gruesa suma de dinero a la actual Embajadora.

En estos encuentros también estuvo el actual concejal del Partido Verde, Antonio Sanguino, quien frecuentaba el apartamento de Sánchez. ¿Este concejal también habría recibido dineros del Carrusel de la Contratación?

Sánchez manifestó que en diversas ocasiones le hizo entrega de gruesas sumas de dinero a Benedetti en su apartamento y en su sede politica. El testigo reveló que ambos tenían un fuerte lazo de amistad y se visitaban continuamente en sus respectivas residencias.

En esos tiempos, Ángela Benedetti era aspirante al Concejo de Bogotá por el grupo que apoyaba a Samuel Moreno, candidato a la Alcaldía Mayor de la Capital.

El dinero provenía del Carrusel de Contratos, o sea, de la corrupción en Bogotá en la época del Alcalde Luis (Lucho) Garzón, según lo han contado varios testigos a los investigadores.

La cuota política de Ángela Benedetti en el gobierno de Samuel Moreno era nada menos que Monica De Greiff, quien ayudó a Moreno en su campaña política y luego en recompensa fue nombrada como Secretaria de Desarrollo Económico en el primer gabinete distrital de este cuestionado Alcalde en el año 2007. Luego fue designada Gerente del Grupo Empresa de Energía de Bogotá, cuyo presidente de la Junta Directiva era Yuri Chillán, Secretario General de la Alcaldía de Bogotá.

La señora De Greiff, ahora es Presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, pero podría conocer muchos aspectos oscuros de la financiación de la causa política de Moreno ¿Este personaje también habría sido parte del Carrusel de la Contratación?

Sánchez también sostuvo que en algunas de las reuniones que se llevaron a cabo en su lujosa residencia, él también le dio una fuerte suma de dinero a Ángela Benedetti. Al parecer, parte de todos esos recursos fueron a parar a su campaña política al Concejo.

Julio Gómez fue condenado inicialmente a diez años de prisión por dicho Carrusel por concierto para delinquir e interés indebido en celebración de contratos, pero se acogió al principio de oportunidad y ahora es uno de los testigos fundamentales contra los implicados en estos hechos. Los hermanos Nule y el constructor Emilio Tapias, también se acogieron a esta figura en la Fiscalia. Por su parte, Manuel Sánchez, hizo lo propio y es el gran protagonista de este proceso porque ha llevado a la cárcel a muchos involucrados con sus revelaciones.

El proceso penal contra Benedetti, nunca ha parado, pero ahora comienza a revivirse porque los fiscales del caso no están dispuestos a dejar en el olvido ese tema de corrupción que agobió a Bogotá en las épocas del condenado Alcalde Samuel Moreno y de su antecesor Lucho Garzón, quien ha pasado de agache en este espinoso tema, pero en cuya administración comenzó toda la trama de la contratación irregular de la Capital.

Según fuentes de la Fiscalía no se trata de persecución contra Benedetti, sino que los procesos tienen sus etapas y sus tiempos. Este caso insigne de corrupción en Colombia no se ha cerrado, y por eso, no ha dejado de investigarse, vinculando pruebas y testimonios al expediente.

Ángela Benedetti, pronto estaría en la Fiscalía enfrentándose a los testimonos de Julio Gómez, los hermanos Nule, Emilio Tapias y especialmente a las explosivas versiones de Manuel Sánchez.