“Señor Fiscal le suplico que haga justicia para mi Martín”

0
3116
“Les pedimos al Señor Fiscal como mamá, con el corazón, que me ayude. No más impunidad, llegó el momento de cambiar la justicia en Colombia.  Debe haber una persona que asuma esta irresponsabilidad y no como quiere la fiscal Morales: cerrar el caso”, pide angustiada Andrea Prado, madre del menor muerto en competencia de tractomulas en Fúquene, Cund. 

Cada vez que la profesora Andrea Paola Prado Romero llega a la sede de la Fiscal 2 Seccional de Ubaté (Cundinamarca), Francia Elena Morales Muñoz, a preguntar por el proceso de su niño, sale llorando y más agobiada debido al drama que padece.

La funcionaria judicial extrañamente se niega a desarrollar la investigación sobre la trágica muerte del niño Martín Santiago Rodríguez Prado, de siete años, del único hijo de la señora Prado Romero. Este menor se volvió un símbolo en la población de Fúquene (Cund.) de la irresponsabilidad de ciertas autoridades locales que organizan eventos sin protección.

Martín, quien cursaba 2 de primaria en Simijaca (Cund.), falleció el 11 de enero de 2016 cuando presenciaba el XV Concurso de Tractomulas en Reverso, en Capellanía-Fúquene, en compañía de su familia. Uno de los vehículos, que participaba en esas pruebas de habilidad, iba en reversa en las calles del pueblo, pero perdió el control y se fue contra los espectadores. Al no haber ninguna clase de vallas de protección (solo una cinta plástica demarcatoria) atropelló a varios ciudadanos a los cuales lesionó, pero desafortunadamente el infante perdió la vida en el acto.

Martín estaba acompañado de casi todos sus familiares. Con él estaba su madre Andrea Paola Prado, sus abuelos maternos, Margarita Romero y César Prado (quien también resultó lesionado); su tío César Augusto Prado (otro herido en el incidente) y sus primos.

El conductor de esa tractomula particular de placas WZH-050 era Anderson Camilo Forero Aldana,  de 21 años, un hombre sin experiencia en la conducción de este tipo de aparatos, sobre todo si se maneja a alta velocidad y en reversa. El evento fue organizado por la Alcaldía de Fúquene, pero luego del doloroso incidente el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, ante la petición de la adolorida madre del menor fallecido, ordenó suspender estos actos públicos, al menos durante los cuatro años de su gestión.

Ha transcurrido 1 año y 9 meses y la investigación en la Fiscalía de la ciudad vecina de Ubaté no avanza, por el contrario, la fiscal Morales no ha imputado cargos y pretende preculuir el caso a favor del implicado. Según ella, “no hay delito”, solo fue un accidente.

Morales se limitó a buscar una conciliación entre el conductor Forero Aldana y los padres de Martín, sin embargo estos se niegan a transar cualquier monto económico por la muerte de su hijo. Solo quieren justicia.  Por eso, la fiscal se molesta cuando la señora Andrea Prado va a la entidad a presionar la investigación.

Ante la curiosa intención de la citada fiscal, Andrea Prado y Wilson Rodríguez Torres, padres del menor, a través de La Otra Cara les piden al Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, “con el corazón, que llegó el momento de cambiar la justicia en Colombia. No más impunidad. Ayúdenos a hacer justicia, tiene que haber una persona que asuma por esta irresponsabilidad.  No les pedimos nada imposible, los hechos están ahí y hay hasta videos. Nosotros quedamos sin nada, señor fiscal tiene la oportunidad de darnos una luz”.

Exámen del perito confirma falta de seguridad

Un informe de un perito de Policía Judicial, ordenado por la misma Fiscal Morales, confirma que el lugar del concurso no cumplía con las condiciones de seguridad necesarias, porque los espectadores se encontraban sin ninguna protección, pero sospechosamente la funcionaria del Ente Investigador no lo tuvo en cuenta en sus decisiones y, a pesar de la contundente prueba, pretende cerrar el caso. Vea el Informe de PJ completo.

Si el evento fue realizado sin ninguna seguridad y protección para los habitantes, cabe preguntarse: ¿Qué responsabilidad tienen los organizadores del evento, en este caso la Alcaldía de Fúquene?

La Oficina del jurista Jaime Granados Peña, que representa a los familiares de la víctima, asegura que se trata de un claro caso de Homicidio Culposo y lesiones personales (de las personas que quedaron heridas). Afirma que hubo una infracción al deber objetivo del cuidado por parte del chofer de la tractomula Forero Aldana, al igual que inexperiencia en su conducción. También existió negligencia en la organización del evento por la falta de protección para la ciudadanía. Ver la Carta del Abogado al Fiscal Martínez. 

La ciudadanía apoya a padres de Martín

El caso de Martín ha sesibilizado a toda la comunidad de Simijaca, que apoya la causa de sus padres y claman justicia. La población salió en forma multitudinaria a su sepelio a protestar por el hecho. Esto se debió a que su madre Andrea Prado es muy apreciada en la región porque es pedagoga infantil, quien tuvo a su cargo en el municipio 300 niños dentro del plan del Gobierno Nacional de Cero a Siempre. Martín también era su estudiante en el colegio en donde actualmente ella se desempeña como docente.

La profesora Andrea Paola Pardo y su esposo Wilson Javier Rodriguez Torres, conductor del volquetas, con su hijo Martín.

Martín nació luego de ser esperado durante dos años y medio porque a Andrea Prado se le desarrollo desde los 17 años un especie de cáncer en los ovarios y se le dificultó su fecundación.  Por eso, el menor era lo más preciado para la vida de la pareja y de la población de Simijaca, que adoraba a Martín por ser el “milagro” en la vida de la querida profesora.

El niño Martín Rodríguez era un amante de la naturaleza

Sin embargo, el drama que la desgarra es que a raíz de la muerte de Martín, le diagnosticaron que no podría tener más niños porque una endometriosis (un tipo de tejido) cubrió los ovarios y corre peligro que le invada el cuerpo.
La sufrida Andrea Prado, en medio del llanto, sólo pide justicia por la muerte de su ser más querido.  La oíra el Fiscal General?

Por Sixto Alfredo Pinto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here