Una Consulta Liberal con la que se hubiesen construido 1.000 viviendas para las víctimas de las Farc

0
15152
Humberto De La Calle (Izq.) y Juan Fernando Cristo. Lucharon por ser el Presidente protector del Acuerdo de Paz con la guerrilla. Foto: Partido Liberal

Una Consulta que es paradigma del gobierno de Santos, en cuanto al derroche de los recursos públicos. Costó $40 mil millones, para elegir a quien será el Presidente protector del Acuerdo con la guerrilla.

Desde la 8 de la mañana y hasta las 4 de la tarde del 19 de noviembre de 2017, fueron habilitadas 9.438 mesas, con 4.428 puestos de votación en toda Colombia, para elegir al hombre fuerte del liberalismo en Colombia, el candidato a la Presidencia del Gobierno Nacional, quien supuestamente debe continuar con el legado del impopular mandatario Juan Manuel Santos.

El hombre que tiene la tarea de continuar y terminar el Acuerdo de Paz con las Farc, pactado en La Habana (Cuba) en 2016, rechazado por el pueblo colombiano en el Plebiscito de octubre del año pasado, por las dádivas que se les otorgaron a los jefes exguerrilleros, especialmente la impunidad para los miembros de esa agrupación que tanto daño le hizo a Colombia.

Fue una disputa de egos de Humberto De La Calle, el Jefe del Negociador del Gobierno en Cuba, quien le otorgó todos los beneficios a las Farc, y por eso, tiene toda la votación y admiración de los simpatizantes de la subversión en Colombia; contra Juan Fernando Cristo, el “cacique” liberal de la maquinaria mermelada, que ayudó a impulsar y defender el pacto de La Habana desde el Gobierno, como Ministro del Interior.

Una Consulta Liberal única, paradigma del gobierno de Santos en cuanto al derroche de los recursos públicos, pues en ella solo hubo dos candidatos que se pelearon por ser el futuro Presidente protector del Acuerdo con las Farc. Una lucha para ver quien se quedaba con ese “orgullo” de ser el benefactor de la subversión.

Una Consulta que le costó al país la medio bobadita de 40.000.000.000 de pesos, que la Nación se habría ahorrado, sí ambos se hubiesen puesto de acuerdo sobre quién sería el que iba a llevar la bandera de la defensa del pacto con las Farc,  o si lo hubiesen resuelto en una convención interna. Obviamente, que no querían gastar ese dinero propio y querían correrle el costo a los colombianos, paradojicamente los mismos que rechazaron lo que ellos tanto defendieron durante los ocho años de Santos y que quieren seguir impulsando: el Acuerdo de Paz.

Un Consulta Liberal onerosa para el bolsillo de los ciudadanos… 40 mil millones de pesos con la cual se hubiesen podido hacer más de 1.000 viviendas de interés prioritario, a razon de 50 millones de pesos cada una, y dárselas a los campesinos víctimas de las propias Farc en todo el territorio nacional.

Es decir, los colombianos que recharon el Acuerdo de Paz, fueron los que les financiaron el juego a los candidatos liberales, que desean ser Presidente para mantener dicho pacto con los exguerrilleros y el ganador es Humberto De La Calle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here