Estudiar al ‘gratín’

0
481

Invertir en educación es uno de los grandes paradigmas que las naciones deben hacer, según han demostrado los economistas especializados. El retorno de dicha inversión tiene muchas miradas, pero la mayoría de esos expertos coinciden en que el valor en el largo plazo sobre el crecimiento de la economía y otras variables sociales es muy positivo. En uno de los blogs de la anterior directora ejecutiva de Unicef, Yoka Brandt, se encuentra una gran frase que resume todo el análisis: “No solo es algo que se debe hacer, invertir en educación se trata de hacer economía inteligente”.(ver blog)

Antes de morir, el premio Nobel de Economía norteamericano Gary Becker le dijo al gobierno de China cómo debía invertir más en educación para tener un crecimiento económico sostenido. (ver China)  Recordemos que Becker estudió el tema del Capital Humano, y una de sus variables más poderosas es la educación.

En nuestro continente, como para no compararnos con las grandes potencias como Alemania, podemos mencionar dos ejemplos que nos invitan a la reflexión. Chile recientemente tuvo una protesta social en donde los estudiantes universitarios exigían gratuidad en los niveles de posgrado, maestría y doctorado. Ya la gratuidad en niveles de pregrado y escolar es un garantizado para la sociedad. El otro modelo impresionante es Argentina. Como política de Estado, llevan muchos años ofreciendo la oportunidad a sus ciudadanos de educación gratuita a niveles de colegio, universidad y en algunos casos posgrados y niveles superiores. La calidad de la educación de los argentinos viene de su larga relación con familias e influencia con ciertas zonas de Europa. No es casualidad que los gauchos tengan tres premios Nobel en áreas de Química y Medicina durante el siglo XX.

Mientras el país se enfrascó en la corrupción con Odebrecht y Reficar, referendos y revocatorias inviables, escándalos mediáticos de productos engañosos y por supuesto todo el tema de la demora y problemas del posconflicto, pasó casi desapercibido un proyecto en el Concejo de Bogotá sobre educación. (ver PDF) El acuerdo sobre educación fue aprobado de manera casi unánime, al cual solo se opuso el Polo Democrático Alternativo.  El cabildo de la capital aprobó la opción de gratuidad total en educación superior para población Sisbén de niveles socioeconómicos 1,2 y 3 con el aval de la Secretaría de Hacienda. (ver Hacienda)

Se creará un fondo, que ojalá funcione y se pueda financiar adecuadamente, pero al menos muestra que algunos colombianos piensan por el camino correcto. Si invertimos a largo plazo en educación, seguramente luego de algunas generaciones, nuestra sociedad será mejor que la que tenemos hoy. Entre más jóvenes accedan a algún tipo de universidad, gradualmente las realidades sociales y económicas de ellos y sus familias van a mejorar. Orgánicamente el efecto se va viendo en el mediano y largo plazo.

Muchas veces desde los medios se ha cuestionado al Concejo por escándalos como el famoso carrusel de la contratación. Otras veces se publica sobre el riesgo de los apoyos de transportadores y empresarios cuestionados financiando las campañas de los concejales. En esta ocasión se debe dar el crédito al conservador Nelson Cubides, quien presentó el proyecto, y luego contó con el apoyo de dos verdes, Jorge Torres y Hosman Martínez. Al final el resto de concejales apoyaron la iniciativa. Es un buen inicio, muchos colombianos ojalá puedan estudiar al ‘gratín’.

Por Jorge Hernán Peláez

Tomado del diario La República

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here