La despedida de Kellogg’s tras 57 años en Venezuela, otra firma histórica que cierra por la crisis del chavismo

0
719
El Corn Flake es el producto más conocido de la empresa Kellogg´s, que ahora los venezolanos deberán importar para consumir.
El Presidente Maduro ordena detener a los directivos de Kellogg’s y anunció que las autoridades estatales de su país reabrieron la planta y esta producirá en manos de “la clase obrera”.

La empresa estadounidense de alimentos Kellogg’s cesó sus operaciones en Venezuela, donde su planta (fábrica) amaneció cerrada sorprendiendo a los empleados, según un comunicado de la compañía. El principal motivo fue la falta de materias primeras para produccir los productos alimentícios.

“Informamos que Alimentos Kellogg Venezuela se ha visto forzada a cesar sus operaciones en el país con efectos a partir de hoy martes 15 de mayo de 2018”, señala parte del texto.

Este es el comunicado de la firma norteamericana, traducido al español:

En 1961 Kellogg’s inaugura su planta en Venezuela ubicada en Maracay, estado Aragua, emplea actualmente a más de 550 personas y produce 75% de los cereales listos para comer que se comercializan en el país. Venezuela, después de México, es el segundo mercado más importante en América Latina para Kellogg y sus marcas: Choco Krispis, Pops, Corn Flakes, Müsli, Nutri-Grain y Zucaritas.

Pero Kellogg’s no ha sido la única en cerrar. Clorox, Kimberly Clark y General Motors abandonaron el país en los últimos años de manera similar, agobiados por la recesión que persiste por cinco años y la primera hiperinflación que vive Venezuela, generada en el gobierno de la revolución chavista que encabeza el Presidente Nicolás Maduro.

Otras, como Coca Cola y Colgate, han cesado temporalmente o recortado sus operaciones.

La empresa brasileña Suramericana de Soplados, que suministraba tanques de gasolina a las ensambladoras de vehículos Ford Motors y Chrysler de Venezuela, también se fue del país.

Es la triste realidad de la empresa privada venezolana, una “diáspora empresarial” que deja en la calle a trabajadores y a los venezolanos sin alimentos.

Maduro ordena detener a los directivos de Kellogg’s

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó el cierre de Kellogg’s y anunció que pedirá circular roja de la Interpol para sus dueños y accionistas por marcharse de una forma “ilegal”.

“Hoy en Maracay (norte) la empresa Kellogg’s, en manos de unos inversionistas mexicanos amaneció con las puertas cerradas y les depositaron en las cuentas las prestaciones sociales a los trabajadores lo cual es completamente inconstitucional e ilegal”, confirmó Maduro en un acto de campaña política para su reelección en la ciudad de Valencia.

Maduro también anunció que tomó el control de la filial de la empresa de alimentos Kellogg’s, que cesó sus operaciones por el acelerado deterioro económico del país.

El mandatario venezolano sostuvo que las autoridades reabrieron la planta y producirá en manos de “la clase obrera”,  tras denunciar que ese cierre busca “asustar al pueblo” en vísperas de las elecciones del próximo 20 de mayo, cuyos resultados no reconocerán Estados Unidos, la Unión Europea y varios países latinoamericanos.

“Imperialistas, oligarcas, a este pueblo no lo asusta nadie! Este pueblo tiene un Presidente y un Gobierno que lo protege”, gritó Maduro en medio de aplausos, y  ratificó que pedirá una orden de captura internacional contra los dueños y accionistas.

Con información de lapatilla.com y producto.com.ve

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here