“El narcotráfico genera una alta corrupción en la sociedad”: Juan Orlando Hernández, Presidente de Honduras

0
254
Juan Orlando Hernández, Presidente de Hondura, analiza la lucha contra el Narcotráfico en las Américas.
“El problema del narcotráfico es que genera una alta corrupción que cala en casi todos los sectores de la sociedad, lo cual nos llevó a un proceso de depuración en las fuerzas policiales, en las que anidaba esa lacra”.
 “El narcotráfico es uno de los mayores flagelos de América Latina”. 
“América Latina y el mundo no pueden cerrar los ojos a lo que ha estado y está pasando en Venezuela, es una situación aberrante a la que hemos llegado”.

Por Ricardo Angoso

@ricardoangoso

ricky.angoso@gmail.com

 Juan Orlando Hernández es, a sus 49 años, el presidente de la República de Honduras. Es abogado de profesión, fue parlamentario de su formación política, el Partido Nacional, a los 27 años y también ocupó durante una legislatura la presidencia del Congreso de la República de su país. Ahora, recientemente reelegido, pretende pasar a la historia como el hombre que consiguió sacar a Honduras de la pobreza y logró encaminarla hacia la modernidad.

 Ricardo Angoso (R.A.):¿Cómo se superó la crisis que aconteció tras las elecciones de 2017, en que fue reelegido, cuando la oposición no aceptó los resultados y provocó incidentes violentos? ¿En qué punto se encuentra el diálogo que auspició con las fuerzas opositoras?

Juan Orlando Hernández (J.O.H.).: Tenemos que situar el asunto. No olvidemos que antes de las elecciones un sector de la oposición anticipó que iban a desconocer los resultados de las elecciones y el resultado que después se dio. Dos años antes se vio que la oposición iba a desconocer el resultado electoral, algo que incluso dejaron firmado en un documento acordado entre varios partidos opositores. Entonces, el día de las elecciones cumplieron con lo que habían anticipado antes  y desconocieron los resultados electorales. Todo era parte de un guión previamente conocido. Luego, siguiendo ese anticipo al que me refería, convocaron una serie de protestas y manifestaciones de carácter vandálico y violento, que por suerte hoy están superados.

 En lo que respecta al diálogo, nosotros vemos el mismo como una ocasión para el acercamiento entre las distintas opciones políticas del país. Las Naciones Unidas, incluso, están participando en ese diálogo a solicitud nuestra, todo hay que decirlo, y lo hice después de que la oposición también lo solicitara. Ahora los partidos están abordando su incorporación a la misma y se están planteando cuestiones importantes para el país, como si habrá o no segunda vuelta en las elecciones en Honduras,  el planteamiento de algunos de celebrar una constituyente, el asunto de poner límites a la reelección, que nosotros apoyamos, y la reforma del sistema electoral, en lo que casi todos coincidimos. Creo que la agenda más o menos está definida y ahora habrá que definir un programa de actividades que permita llegar a acuerdos.

 En nuestra crisis convergieron elementos exógenos y endógenos tras las elecciones, en las que grupos como las FARC de Colombia, el FMLN de El Salvador, el FSLN de Nicaragua y, obviamente, el régimen de Maduro, apoyaban a la oposición y su deriva violenta.

 R.A.:¿Cuáles son los grandes proyectos que tiene sobre la mesa para estos cuatro años?

J.O.H.: Nosotros tenemos ya un plan de desarrollo económico que nos debería generar por lo menos entre 500.000 y 600.000 puestos de trabajo. Hemos priorizado también el tema del turismo, la vivienda, la manufactura ligera (o los call center) y en esa ruta esperamos que en este nuevo periodo de gobierno nos llegue más inversión. Y que esta inversión se traduzca en empleo y más ingresos para la mayoría de los hondureños.

EL DESAFÍO DE LA INSEGURIDAD

R.A.:¿Qué se puede hacer frente al flagelo de la inseguridad?

J.O.H.: Los primeros cuatro años en el gobierno para nosotros han sido de un gran aprendizaje y el tiempo nos ha dado la razón. Para Honduras, es vital evitar que siga pasando la droga por el territorio del país, el narcotráfico  llegó a provocar casi el 80% de los actos de violencia en el país. Ese incremento en ese tráfico tuvo su punto álgido en la época del gobierno anterior, presidido por Mel Zelaya. Ahora hemos puesto en marcha una política de escudos aéreos, ya que casi toda la droga entraba por esa vía, y también de escudos marítimos para evitar que entre por el mar. También hemos establecidos controles terrestres en nuestras fronteras para  que no llegue la droga a través de nuestros vecinos.  Y, en la práctica diaria, hemos logrado éxitos significativos en estos años, como haber reducido la tasa de 90 homicidios cada 100.000 habitantes a 42,8 para este año.

LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

R.A.:¿Crees que en estos cuatro años el país avanzó en materia de lucha contra la corrupción?

J.O.H.: Hemos avanzado mucho, tanto en el tema de la transparencia en la administración como en la lucha contra que la corrupción quedara impune. Nosotros, cuando yo fui presidente del Congreso de la República, aprobamos un paquete de medidas que ahora nos han permitido desarticular cuatro carteles de la droga que estaban instalados en Honduras. El problema del narcotráfico es que genera una alta corrupción que cala en casi todos los sectores de la sociedad, lo cual nos llevó a un proceso de depuración en las fuerzas policiales, en las que anidaba esa lacra. Hemos avanzado notablemente, pues no olvidemos que depuramos a más de 4.000 miembros de los cuerpos de seguridad sobre los 14.000 que había entonces.

PROPUESTAS DE HONDURAS PARA LA CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

R.A.:¿Qué propuestas va a presentar Honduras en la Cumbre de las Américas?

J.O.H.:Vamos a presentar un informe sobre en qué materias hemos avanzado en Honduras como un proyecto único en la región. Luego vamos a poner especial énfasis para que todos en esta zona del mundo trabajemos juntos en el asunto de la mejora de la seguridad porque si no lo hacemos así todo este volumen de producción de droga en Colombia y otras partes del continente nos vamos a afectar a todos, pero especialmente a los países centroamericanos y México, que somos la zona por donde pasan estas drogas hacia los Estados Unidos. Ese tráfico genera corrupción y violencia, no lo olvidemos.

Si no tenemos instituciones públicas y unas políticas más allá de nuestros propios países, ya que este asunto es un problema trasnacional, vamos a sufrir muchos problemas. El paso de la droga por nuestros países ha causado miles de muertos y muchos sufrimientos a todos. Entonces, siempre desde que inicié mi gobierno anterior defendí la necesidad de la responsabilidad compartida aunque diferenciada, eso significa compartir toda la responsabilidad aunque la diferenciación sea que algunos países son productores, otros estamos en el tránsito y otros son consumidores pero al final el alto coste de la pérdida de vidas humanas es responsabilidad de todos. Este asunto nos afecta por igual.

LA CRISIS DE VENEZUELA

R.A.:¿Qué percepción tiene de la tragedia que está padeciendo Venezuela, inmersa en una auténtico éxodo ante la deriva de una dictadura brutal?

J.O.H.: Lo más doloroso es el problema, la tragedia como usted decía, que está sufriendo el pueblo venezolano. Se están produciendo numerosas violaciones de los derechos humanos de manera constante. Luego hay que denunciar la falta de reglas claras para que participen los partidos de la oposición en el juego político. Nosotros hemos creído siempre que la solución a los problemas de Venezuela se debe dar en clave democrática y pasa por un  proceso electoral ampliamente participativo, transparente y con todas las garantías, para que el pueblo venezolano tome la mejor de las decisiones y sea partícipe de su futuro político. Pero América Latina y el mundo no pueden cerrar los ojos a lo que ha estado y está pasando en Venezuela, es una situación aberrante a la que hemos llegado.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here