¡Mi Querida Bogotá!

0
1345
Panorámica del Centro de Bogotá

La capital del país pasa por unos días difíciles, bueno, realmente llevamos años difíciles, las consecuencias de lo anterior, es producto de las malas decisiones que hemos tenido los Bogotanos hablando electoralmente, pero tocando fondo con las administraciones de Samuel Moreno Rojas, Gustavo Petro y por último Enrique Peñalosa.

Me rehusó a creer que tengamos todos los males juntos, pero la realidad me indica lo contrario, estamos rajados en temas tan básicos y elementales para el ciudadano de a pie, que no me imagino como son los resultados en temas técnicos.

Movilidad, seguridad, adultos mayores, salud, educación, corrupción administrativa, maya vial, espacio público, informalidad laboral, ambiental, entre otros, me hacen predecir que estamos mal.

Yo si invito al Dr. Peñalosa y su equipo de trabajo que se suban de vez en cuando a un transmilenio, a cualquier hora del día, porque a cualquier hora el sistema es una vergüenza, es un sistema colapsado, lento, cochino, donde la inseguridad reina, pero no hay más, toca o toca utilizarlo. A todas estas ¿Dr. Peñalosa cuantas lozas de transmilenio están pendientes por arreglar?.

Los atracos diarios en el SITP son un dolor de cabeza, llegar a un sitio con el carro particular es una odisea, recorridos que deben ser de escasos minutos se tornan cinco o seis veces más del tiempo proyectado.

Por donde pasa el ciudadano lo único que encuentra es basura y si no me creen, mentalmente recorran la Jiménez o san Victorino, bueno está bien, Kennedy o cualquier barrio, estamos inundados.

Bogotá tiene 20 Juntas Administradoras Locales, que no tienen ni pena, ni gloria, ni nada, solo un presupuesto que seguramente si vigilamos y le ponemos lupa encontraremos desordenes administrativos, puestos de corbata y corrupción, en la Bogotá Humana gran número de ordenadores del gasto fueron objeto de ir a rendir cuentas a la Fiscalía General de la Nación, muchos de ellos hoy se encuentran procesados penalmente, y los que faltan, serán imputados.

Antes del 25 de octubre de 2016, nuestro gerente visitó gran parte de la ciudad solicitando apoyo, pero 01 de enero de 2017, olvido las necesidades de las personas de Rafael Uribe Uribe, San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Usme, Tunjuelito entre otras, referente al tema tan esencial de la movilidad, no es digno tener que caminar 40 minutos para llegar a un paradero, esperar media hora o quizás la ruta (bus), subirse a ese bus cochino, aguantarse el manoseo de algunos guaches, esperar el trancón, soportar los huecos que están por toda la ciudad, rezar para que no lo atraquen y para colmo de males pagar $2.200 por utilizar el sistema, todo para llegar al trabajo, se lo reitero, no es digno, en 25 meses la Bogotá Mejor para todos no ha dado una solución efectiva para la movilidad de Bogotá. ¿Alguno de ustedes ha soportado  el trancón desde centro Chía hasta el Portal Norte? O ¿el trancón por la NQS? y los de la ¿décima? Los Bogotanos estamos “deprimidos” con la obra de la 94, cero y van dos que se inunda y vive bien congestionado, mejor dicho, el proyecto de descongestión esta congestionado.

Quien conduce a Bogotá tardó 24 meses para nombrar Alcalde en la Localidad Rafael Uribe Uribe, y ríanse, lo nombro como Encargado, “ni corta ni presta el hacha”.

En los colegios públicos, y con excepciones, encontramos jóvenes en el alcoholismo, drogas, pandillas, prostitución, hurtos y demás, con todo respeto, me atrevería a decir que son muchos (no todos) los jóvenes que van por ese camino.

Conozco un poco el demorado procedimiento contractual, pero no existe excusa creíble para argumentar la demora del metro, léanlo bien, en 25 meses no se ha colocado la primera piedra para la construcción del metro. ¡25 meses!

El Alcalde y sus funcionarios no saben que en cada localidad existe un Bronx chiquito, pero si tardaron 20 años para determinar que la calle del Bronx, era una cuadra de la mafia, no me imagino cuanto tardaran para ubicar las demás, teniendo en cuenta, que la extinta calle estaba a dos cuadras del comando General de la policía Nacional, si señores, del Comando, al respaldo de un Batallón Militar, si señores, al respaldo del Batallón, a cuatro cuadras del Palacio de Nariño (Presidencia), Liévano (Alcaldía de Bogotá) y altas Cortes.

Al parecer, los únicos que no saben dónde operan los amigos de lo ajeno son las autoridades, la administración y la Policía no pueden lavarse las manos con los Jueces de la República por los resultados contra la delincuencia, sino hacen bien su trabajo y no cumplen sus funciones de vigilancia los hurtos en Bogotá seguirán disparados.

De manera de ejemplo quien no sabe que la 19 con caracas y sus alrededores es un atracadero, o las lomas, laches, la Paz, chapinero, el rincón rubí, Bilbao, mejor dicho, creo que es más fácil nombrar donde no es común los hurtos.

Finalmente, los Bogotanos debemos asumir la catástrofe de Alcaldes que hemos elegido por marcar mal el tarjeton, pero señores órganos de control, cumplan sus funciones y no dejen que los recursos se sigan perdiendo, no tarden cuatro o más años para formular pliegos o imputar cargos.

ADENDA: El país requiere actos de contundencia contra el terrorismo ejercido. Expreso mi total rechazo a cualquier forma de violencia y mi total solidaridad con el bello pueblo Barranquillero, las víctimas y sus familias.

Por Juan Castellanos

Abogado

@CastellanosAbo

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here