Tu Viaje Interior: reflexiones para un nuevo camino

0
260

Es difícil abrirnos a la conciencia pues nuestra mente y comportamientos, han sido programados por un sistema de creencias basados en el miedo, la culpa y el castigo. Uno de los objetivos de la sociedad es reprimir cualquier manifestación creativa, para impedir la autenticidad y la sinceridad con nosotros mismos. Cuando llegamos a entender que la libertad interior, comienza con el desprendimiento emocional del amor sobreprotector de la madre y el reconocimiento exigente del padre, podemos empezar a aliviar aquella sensacion de dolor y vacío, que durante muchos años nos ha acompañado.

Recordemos que todo en la vida es mejor con sobriedad y lucidez, pues la madurez espiritual es el resultado de no seguir responsabilizando a los padres de nuestros problemas y errores. Al asumir que soy un adulto, dejo de lado el ciclo de víctima/verdugo, plagado de resentimiento, ira y rencor, donde yace un niño herido e inmaduro, que lo único que necesita es aceptación, comprensión y afecto. Al superar paulatinamente esta etapa, empiezo a sentir seguridad y poca incertidumbre, convirtiéndome en un ser que vive libre de instante en instante, sin sentir la separación interior con la naturaleza o el resto de la humanidad. Ya no estoy encerrado en el ego y por el contrario me encuentro abrazado a mi esencia, de donde proviene una de las más grandes energías del Universo, la del amor sin condiciones.

Por: Armando Martí

http://www.armandomarti.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here