Una Consulta con Armando Martí: 51 preguntas reveladoras para asistir al consultorio de un terapeuta

0
339

El hombre moderno ha impulsado toda clase de tecnologías que le permiten explorar, aprender y profundizar en su mundo externo, pero cada vez se aleja más de sí mismo. Esta desenfrenada carrera en búsqueda de respuestas para su bienestar, no le ha generado suficiente salud física, emocional, mental y mucho menos espiritual. La cultura japonesa, habla de que el ser humano tiene tres caras: la primera es la que muestra a la sociedad, la segunda es la que expone ante su familia y seres queridos, y la tercera es la que nunca le revela a nadie, pues es el auténtico reflejo de quién es. Descubrir la verdadera cara de cada uno, puede ser una maravillosa experiencia o por el contrario, el más aterrador y perturbador de los encuentros, ya que, la sociedad de Occidente no nos ha enseñado el valor del viaje interior, para conocernos a nosotros mismos.

Afortunadamente, cada persona tiene una tendencia natural hacia el crecimiento y la superación de los obstáculos y pruebas, que día a día le depara la existencia, pues en su alma se encuentra la motivación para hallar una mejor versión de sí mismo. Este importante auto descubrimiento es aconsejable que se realicé en compañía de un terapeuta, quien con su calidez, empatía y experiencia profesional y personal, podrá guiar al consultante hacia las respuestas más profundas para desarrollar un óptimo proyecto de vida tales como: ¿Quién soy yo? ¿Qué me falta ser? ¿De dónde vengo? ¿Dónde estoy? ¿Hacia dónde voy? y ¿Qué quiero?

Juntos iniciarán un proceso para encontrar en el inconsciente respuestas a comportamientos y hábitos negativos, clarificando las emociones para hacerlas conscientes, evidenciando el por qué y el para qué de los síntomas de las enfermedades psicosomáticas, conflictos personales y de pareja, adicciones, fobias, bloqueos energéticos y dependencias afectivas, entre otras, que limitan los recursos existentes que el ser humano tiene para ser libre y más feliz.

A continuación les comparto 51 preguntas que usualmente hago a mis asesorados con el fin de evaluarlos y elaborar la hipótesis que permita trazar una estrategia terapéutica, para la superación de sus problemas, la cual incluye en algunos casos mi sugerencia de un tratamiento integral con profesionales de la medicina, la psiquiatría, la psicología, la consejería espiritual, la filosofía y la bioenergética, entre otros. Por lo tanto, los invito a contestar el siguiente cuestionario con toda la tranquilidad y sinceridad posible, para que decidas por ti mismo pedir o no ayuda.

  1. ¿Presentas dificultades en aceptarte tal y como eres a nivel físico, emocional y mental?

 

  1. ¿Casi nunca terminas los proyectos que empiezas en el área laboral, profesional y familiar?

 

  1. ¿Tuviste una madre sobreprotectora en tu infancia limitándote en la construcción de una personalidad independiente?

 

  1. ¿Tu padre no te expresó sentimientos de afecto y apoyo, o estuvo ausente durante tu infancia?

 

  1. ¿Te importa mucho la opinión y aprobación de los demás, para sentirte bien con lo que haces?

 

  1. ¿No puedes ser tu mismo y te sientes inseguro si no tienes a tu pareja al lado? y ¿sí tomas decisiones autónomas te invade una sensación de culpa?

 

  1. ¿Tu infancia se vio marcada por una relación conflictiva entre tus padres, especialmente si uno de ellos consumía alcohol y el otro trataba de controlarlo?

 

  1. ¿Para sobrellevar sentimientos de miedo, ansiedad y resentimiento acudes al consumo del alcohol, las drogas, el sexo, el juego, el trabajo, entre otros, desplazando a tu familia y pareja?

 

  1. ¿Sientes que tu vida pierde sentido y propósito, llenándote de un vació existencial que pesa cada día más?

 

  1. ¿Responsabilizas a los demás, al destino y a tu pareja de todo lo malo que te sucede, evadiendo la confrontación de tus propios defectos?

 

  1. ¿No eres capaz de tomar decisiones ni cumplir tus compromisos y mucho menos aprovechar las oportunidades positivas de la vida?

 

  1. ¿Centras tu atención en tus errores o en los errores de los demás, en vez de resaltar tus cualidades y capacidades?

 

  1. ¿Escoges parejas afectivas que resultan ser manipuladoras, tóxicas, controladoras, inmaduras, conflictivas y mentirosas, pensando que no te puedes desenganchar de ellas por estar “enamorado”?

 

  1. ¿Has tenido pensamientos de abandono hacia ti mismo, que te llevan a intentar hacerte daño o quitarte la vida?

 

  1. ¿Tienes dudas de tus tendencias, gustos y orientación sexual?

 

  1. ¿Necesitas cambiar, ayudar, intervenir y controlar a los demás para sentirte bien?

 

  1. ¿No puedes controlar los impulsos sexuales utilizando la pornografía y las relaciones sexuales con muchas personas para escapar de tu realidad?

 

  1. ¿Utilizas las mentiras y la manipulación para justificar tus actos?

 

  1. ¿Pasas mucho tiempo frente al televisor, computador, celular o Tablet, malgastando tu descanso físico y mental, argumentando que ese mal hábito es productivo para ti?

 

  1. ¿No logras disfrutar de tus logros, pues siempre hace falta “algo más” para estar satisfecho?

 

  1. ¿Gastas tu dinero excesivamente y utilizas además tus tarjetas de crédito para comprar ropa, joyas, viajes e ir a restaurantes lujosos, con el fin de mostrar una imagen de abundancia y riqueza que no son ciertas?

 

  1. ¿Cuándo no dispones de dinero, se te quita el sueño, pierdes el apetito, bajas o subes de peso, tienes estados de ánimo variables e incontrolables, que te llevan inclusive a crisis de ansiedad?

 

  1. ¿Estallas en ataques de ira cuando te encuentras en alguna situación de estrés, actividad intensa o eres confrontado por alguna persona?

 

  1. ¿En algún momento de tu vida especialmente durante la infancia, fuiste abusado sexual, emocional o verbalmente por figuras de autoridad y poder (padres, familiares o profesores)?

 

  1. ¿En tu relación de pareja, te han agredido física o emocionalmente, produciéndote miedo, vergüenza, humillación y descalificación?

 

  1. ¿Te cuesta trabajo hablar de ti mismo y expresar tus sentimientos, cargando con resentimientos y dolores del pasado que te hacen ver el lado negativo de la vida?

 

  1. ¿Sientes que te invade la ansiedad y la impaciencia, y tus pensamientos te producen intranquilidad, culpa, auto reproche, tristeza, pánico y cansancio mental?

 

  1. ¿Piensas que tu vida no vale la pena y lo que antes te gustaba ya no te entusiasma?

 

  1.  ¿Terminas la misma relación de pareja muchas veces y regresas a ella a pesar de que la situación no se ha mejorado si no por el contrario se ha empeorado aún más?

 

  1. ¿Crees que tu vida se derrumba si tu pareja te abandona o te cambia por otra persona?

 

  1. ¿Estás atravesando una etapa de duelo de un ser querido, la pérdida de tu trabajo, el deterioro de la salud o el rompimiento con tu pareja?

 

  1. ¿Eres incapaz de poner límites y permitir la infidelidad de tu pareja, aceptando la ausencia de armonía,  paz y serenidad en tu hogar, sobreviviendo y no viviendo plenamente la vida?

 

  1. ¿Necesitas ser aprobado y querido por todos? ¿Ansias el poder, la fama y el dominio sobre los demás?

 

  1. ¿No puedes organizar tus ideas, metas y objetivos, por lo que tienes obstáculos para desarrollar un proyecto de vida sano y equilibrado?

 

  1. ¿Sientes que no eres admirado intelectual ni fisicamente por tu pareja?

 

  1. ¿Compites por quién tiene la razón en la pareja?

 

  1. ¿No rompes con los tabúes sexuales y no expresas las fantasías eróticas por temor a la crítica, burla o ironía de  tu pareja?

 

  1. ¿Son tus logros materiales más importantes que tu vida y descubrimiento interior?

 

  1. ¿Descubres que no puedes dejar de ser infiel física o emocionalmente y como consecuencia tienes pensamientos y fantasías con otras personas?

 

  1. ¿Los celos, las dudas y la falta de confianza te imposibilitan para llevar una vida segura y en paz?

 

  1. ¿Te das cuenta que así no lo quieras cada día te pareces más a tus padres, especialmente en sus errores y eso hace odiarte a ti mismo?

 

  1. ¿Inviertes tu dinero comprando afecto o pagando a prostitutas pues no eres capaz de conquistar un amor estable, profundo y verdadero?

 

  1. ¿Tu desempeño sexual no te da seguridad y recibes quejas de insatisfacción o rechazo por parte de tu pareja?

 

  1. ¿Tienes una mala comunicación a nivel íntimo que puede hacer que el sexo no funcione y aparece el cansancio, la falta de alegría y la frustración?

 

  1. ¿En tu núcleo familiar dejan de tener sentido los valores y principios como la admiración, la sinceridad, la libertad, la paciencia, el sosiego, la confianza, el enamoramiento, la empatía, la pasión, el sexo, los sueños y el apoyo?

 

  1. ¿Usas el orgullo y la prepotencia para descalificar los sentimientos y pensamientos del otro?

 

  1. ¿No eres coherente entre lo que dices, sientes, piensas y haces?

 

  1. ¿Careces de dignidad y te es imposible decir “No” a lo que te hace sufrir, acompleja y ataca tu autoestima?

 

  1. ¿Sientes la necesidad de asistir a una terapia que te permita crecer interiormente, mejorar tu personalidad, conectarte espiritualmente y aprender el arte de vivir plenamente?

 

  1. Necesitas encontrar tu verdadera cara en el espejo y decirte a ti mismo: ¿Si no soy yo quién? y ¿Si no es ahora cuándo?

 

  1. ¿Quieres dedicar 1 o 2 horas en cada sesión completamente a ti mismo, para poder expresar tus emociones libremente, en un ambiente cómodo y confiable como lo es el del consultorio de un terapeuta humanista, receptivo y objetivo, cuyo deseo principal es el de entenderte y ayudar a superarte?

Por: Armando Martí – Life Coach y Mental Trainer 

http://www.armandomarti.com

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here