¡YA BASTA – RESISTE – LUCHA!

0
190
El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su pueblo.

Por: mario arias gómez.

Ver el preámbulo:

 

S

Se especula: ¿Está Maburro!, maduro para caerse? Las palabras y los hechos -irreconciliables- demuestran que ¡NO! Profiláctica caída -pensando con las ganas- que podría darse, únicamente, mediante un milagroso acto de fuerza -venga de donde viniere- que sería ipso facto absuelto por el mundo, pues lo liberaría del más ignorante, pugnaz, teatral, torticero y vociferante sátrapa, reelecto en unos comicios, anticipados, por una Asamblea Constituyente de bolsillo, amañada, para un segundo narco-sextenio. Comedia que se materializará mañana, al juramentarse, a despecho de la emasculada Asamblea Nacional (de mayoría opositora), desposeída de sus poderes, luego que la oficialista CSJ, la declaró en desacato, cuyas disposiciones legislativas, le son ineluctablemente anuladas.

Reelección tachada de fraudulenta, carente de legitimidad (aprobación), por 13 miembros del ‘Grupo de Lima’ (excepto México), EE.UU. y 35 naciones de la UE. Pataleo que por desgracia es un ‘Saludo a la bandera’, del que se ríe el espantajo, máxime cuando los cancilleres reunidos en Lima, no fueron capaces de acordar el rompimiento de relaciones diplomáticas propuesto. El bloque opositor de la AN -poder legítimo, soberano- declaró en enero/2017, la vacancia constitucional (artículo 233) absoluta, órgano popular llamado a reponer la legalidad, a repudiar al tirano. Veintiocho organizaciones vecinales la conminaron a designar el reemplazo.

Las ‘Asociaciones de vecinos’, instaron al cuerpo diplomático y organismos multilaterales -OEA, ONU, Acnur y otros- “a no convalidar con su asistencia, la embustera posesión del acorralado matón”, como a denunciar -’urbi et orbi’- sin cortapisas, la usurpación de funciones del gobierno de facto (de hecho), no de iure (de derecho). Ultimátum ridiculizado del que se mofa el envalentonado paria, muestra de su menosprecio por la democracia, por la comunidad internacional, apuntalado por las autocracias: Rusia, China, Irán, Turquía, y los pestilentes albañales: Bolivia, Nicaragua, Guatemala, el Salvador.

El Derecho internacional humanitario, admite -en este puntual caso-, el “recurso supremo de la rebelión” contra la tiranía, la opresión, concurrente con los artículos, 333 y 350 (‘Charta’ ´chavista’), que amparan la ‘desobediencia civil’, en busca de la  restitución del hilo constitucional, de la democracia, defensa de la soberanía individual; libertad de expresión; de movilización, que confluyen simétricamente hacia los ciudadanos, investidos o no de autoridad, requeridos para la defensa de la libertad, autonomía, independencia, convertidos en presos políticos, sin derecho a un juicio público; debido proceso, juez natural, imparcial.

Garantías que el sectario, cruento, escalofriante, fatídico y contumaz ‘absolutismo’ -apéndice de Cuba-, aplica en Venezuela, solo en favor de la delirante, inmune avanzada intimidatoria: Los ‘Rojos rojitos; Círculos y Milicias Bolivarianas, libertino y disuasorio brazo armado, adoctrinado por los ocupantes militares cubanos, sostén imprescindible del sometido dictador, que provee las balas y la ciudadanía de bien, los muertos. Veleta, unida a un pícaro granuja, ‘Diosdiablo Caballo’, cabeza del ‘Cartel de los soles’, asociado al amanuense Padrino López, trinca que, tras perder las elecciones parlamentarias de 2015, se llevaron -de la forma más descarada- por delante, lo que quedaba de institucionalidad, sustituyendo al Congreso por la aludida constituyente. Pandilla que intimida, encarcela, tortura, asesina, castra, que se robó la libertad, la tranquilidad, el mañana venezolano.

Patria que se esfuerza por salir de las mazmorras del miedo, la desesperanza que, a pesar de tener las mayores reservas de crudo del planeta, no es hoy sombra del edén que conocí como Cónsul, con salario de hambre (37 dólares mensuales, incluidos los extraviados bonos de ayuda), que alcanza para un kilo de carne, si se consigue. Inocultable desabastecimiento con nivel de epidemia.

La pobreza que Chávez redujo al 25 %, bordea el 87 %; la inflación, sobrepasa el millón %; exiliados, 3 millones; el producto interno 15 % negativo; falta de medicinas, el 85 %, (para el cáncer y VIH, el 95 %); carencia de material quirúrgico, 80 %.

Esto, después de sustraer, dilapidar, esfumar, más de 500.000 millones de dólares de la bonanza petrolera, captando el descontento social, con dádivas, limosnas, subsidios, tanto en Venezuela, como en Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Centroamérica, que impasibles vieron llegar la enigmática caterva de ilusionistas, sin saber, cuándo estas piltrafas humanas, emigrarían, dedicados a pintar pajaritos de oro, que le hablaban al dictadorzuelo, ofrecer ríos de leche y miel.

Algunos han logrado sacudirse del aciago y maquiavélico juego geopolítico, legado de hambre, corrupción, muerte, destrucción, exclusión, lágrimas, huérfanos, viudas, lisiados, falta de oportunidades, camuflado mediante maniobras de distracción, ejercitadas (otrora) por los ambivalentes y cacofónicos, Adecos y Copeyanos, cuando acaparaban solitos el poder.

Bogotá, D. C. 09 de enero/2019.

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here