Campañas sucias

0
307

Por Leszli Kálli

El domingo 5 de noviembre en la noche, un amigo me compartió un audio por WhatsApp en donde una voz impostada, de manera burlesca, que se hace llamar Don Arrastre, (el cual nadie conoce y jamás lo habían escuchado por redes) manifestaba que yo tenía múltiples contratos en entidades públicas. Hasta este punto el audio no era grave, no es delito afirmar que tengo contratos, aunque no los tenga, pero lo grave y lo cual despertó todas mis alarmas, fue la afirmación con contundencia hizo después.  Que Alias Botalón, me financia la campaña.  Pensé que se trataba de un calificativo y que alguien muy generoso me daría dinero.  Me causó risa hasta cuando me avisaron que no era un calificativo sino un alias.  Botalón es un paramilitar con más de 300 crímenes encima que se acogió a la Ley de Justicia y Paz, pero por mal comportamiento, regresó a la prisión en marzo de este año. Aclaro: NO conozco a Botalón ni me he reunido con personas al margen de la ley. Por obligación conocí a los guerrilleros del ELN mientras estuve secuestrada por más de 373 días.

Una fuente me envía un pantallazo donde se comprueba que la primera exposición que salió de dicho audio criminal, fue en el grupo de WhatsApp de apoyo a la cuñada de Hugo Aguilar. Entre los administradores de dicho grupo, se encuentran funcionarios de gobierno y contratistas de la Alcaldía de Concepción Santander, en donde la hermana de Ludwing Arley Anaya es la alcaldesa. Ludwing Arley, por su parte es el concuñado del aún en la mira de las altas Cortes, Hugo Aguilar Naranjo, pues Almenara Barrera es la hermana de Mónica, esposa de Ludwing y precandidata en cuerpo ajeno del marido.  Así lo manifestó de manera lacónica en días pasados ante un grupo de personas donde afirmó: “… aquí el doctor mi esposo, el doctor Arley, lo que quiere es colaborarles” siendo ella la que aspira a la curul.

Ante este espacio de opinión he denunciado el incremento exagerado e injustificado del patrimonio del Clan Aguilar.  No es secreto en este departamento las denuncias que he formulado en la Procuraduría General de la Nación y en la Fiscalía General, no es secreto que me he opuesto a la llegada de estos personajes a las listas del partido.  Unos pueden considerar que es juego sucio de mi parte porque también aspiro a un aval.  Lo cierto es que no concibo que, dentro de los partidos, se permitan nombres que sólo ven en lo público, una forma para mantener e incrementar sus fortunas de manera poco ortodoxa y peor aún, que algunas directivas de un partido en la región, pasen por alto las palabras del propio presidente Álvaro Uribe Vélez, que no se cansa de afirmar, que no acepta en las listas personas con procesos vigentes por hechos graves de corrupción.

Señor Fiscal General de la Nación:

El día domingo fui hasta las instalaciones de la Sijin en Bucaramanga para radicar la denuncia por injuria y ese falso y grave testimonio.

El día 20 de octubre al medio día, un automóvil con tres sujetos se estacionó frente a mi casa por varios minutos, cuando salí a preguntarles el por qué estaban allí, emprendieron la huida.  Me fue asignado un padrino dentro de la Policía, con el cual me comuniqué inmediatamente, le entregué las placas del automóvil y aún nadie me dice quiénes eran y qué querían los sujetos.

El 20 de julio de este año, un hombre ingresó a mis predios y la Policía lo capturó, pero después lo soltó.  Afortunadamente estaba mi perro Pitbull.

Lo único que le solicito señor Fiscal, es determinar la autoría de esa infamia en mi contra.  En este país hay dos formas de acabar con una persona: Con la muerte por sicariato o con una falsa denuncia.

Señor Procurador General de la Nación, ¿qué hacen funcionarios y contratistas de la Alcaldia de Concepción Santander, promoviendo falsos testimonios y creando grupos de apoyo a campañas políticas?

Señor Director de la Unidad Nacional de Protección.

No se preocupe, con usted no es, no he recibido amenazas directas.  Siga con todo su personal, blindando a los miembros de las Farc mientras nosotros, quienes denunciamos con valentía la corrupción, miramos a ver cómo nos defendemos.

P.D. Saben qué me dijo una señora cuando fui a denunciar en la Sijin… ¨ A usted no le da miedo denunciar la corrupción en este país, usted cree que vale la pena exponerse de esa manera. Aquí no pasa nada ¨

¿Tendrá razón?

@LeszliKalli

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here