CISA quedaría en manos de una mujer que ha convivido con la corrupción

0
7374
La exRepresentante a la Cámara por Santander, Lina María Barrera, esposa del condenado Iván Díaz Mateus y hermana del paramilitar Juan Carlos Barrera, sería la nueva Presidenta de CISA.
Paradójicamente la entidad que se encarga de rematar los bienes decomisados a la corrupción, sería manejada por quien ha convivido de cerca con esta: Lina María Barrera. Su esposo, Iván Díaz Mateus, fue condeando por la Yidispolítica y su hermano por paramilitarismo… Eso solo se ve Colombia. ¿En últimas quién va a manejar la entidad?

La Central de Invesrsiones S.A. (CISA) es la entidad estatal dónde se manejan los bienes productos de la extinción de dominio por el tema del narcotráfico y la corrupción en el país, entre otros, que muchos se disputan por el gran poder burocrático que representa.

Por eso, algunos partidos políticos asechan al Gobierno para que el Presidente Iván Duque les dé el manejo de dicha Central.

A raiz de la fallida Moción de Censura en el Congreso de la República contra el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, para sacarlo del cargo, acusado supuestamente de haberse enriquecido con los llamados “Bonos del Agua”, el Partido Conservador, que salió en defensa del citado funcionario, parece que le pasó la cuenta de cobro al Mandatario Duque… ¿Es una especie de Mermelada?

El movimiento de los azules pretende ahora que le adjudiquen la Presidencia de CISA, como un “trofeo de guerra”, debido la batalla ganada en el Legislativo contra los opositores al Gobierno que querían tumbar a Carrasquilla.

Para tal efecto, la representante del conservatismo para dirigir CISA, sería la santandereana Lina María Barrera Rueda, que es nada menos que la esposa del exsenador azul de Iván Díaz Mateus, condenado por la llamada Yidispolítica. Además, según versiones periodísticas ampliamente difundidas en las redes sociales, su hermano, Juan Carlos Barrera Rueda, también fue condenado, pero por parapolítica, que es aún más grave.

Iván Díaz Mateus, cuando estaba preso, bajo custodia policial.

En el 2009, el excongresista conservador Díaz Mateus recibió 72 meses de prisión  (6 años) por el escándalo de la Yidispolítica. A su turno, Juan Carlos Barrera Rueda, fue sentenciado a 17 años de prisión por pertenecer al Frente Comuneros del Bloque Central Bolívar de las extintas Autodefensas (los paramilitares), en donde se desempeñaba como tesorero.

Por su parte, la señora Lina Barrera llegó a la Cámara de Representantes por Santander en el 2010, cuando su esposo Díaz Mateus estaba preso, aprovechando el caudal electoral de este con 32.000 votos. Luego se hizo reelegir para el 2014 con otros 30 mil votos, pero ya Díaz Mateus estaba en libertad y la apoyó en su causa política, como al parecer la está impulsando para que llegue a presidir CISA. Barrera y Díaz Mateus son en la actualidad los mandamás del conservatismo en Santander.

Es decir, la señora Barrera ha convivido de cerca con la corrupción por todos los lados y resulta paradójico que ahora ella sea quien administre y disponga los bienes decomisados a los corruptos. Un caso que solo se ve en Colombia.

Como es bien sabido, Barrera tiene el conocimiento, ni experiencia en el tema comercial ni financiero, por eso vale la pena preguntarse: ¿En últimas, quiénes verdaderamente estarán detrás manejando los grandes negocios, a futuro, en CISA?

Barrera debería declarse impedida ética y moralmente por tener esa sombra de la corrupción tan cerca a sus espaldas. Los aspirantes a este cargo deben ser personas sin lastre de ninguna clase. Por ejemplo, que puedan poner la cara ante las autoridades de Estados Unidos en el caso de algunos intercambios comerciales y no genere cuestionamientos por sus vínculos familiares o afectivos.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here