“La JEP no es ninguna garantía para los Militares porque sus jueces son de ultraizquierda”

0
1410
Entrevista al General Héctor Fabio Velasco, exjefe de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).
“No podemos colocar a los militares al lado de criminales de dudosa trayectoria como los miembros de las FARC”.

Por Ricardo Angoso

@ricardoangoso

Héctor Fabio Velasco fue jefe de la Fuerza Aérea Colombia (FAC) durante el gobierno del presidente Alvaro Uribe y durante su mandato fue considerado como uno de los como uno de los más sobresalientes artífices de la reestructuración operacional de las Fuerzas Militares. Ahora, tras abandonar su actividad y pasar a la reserva, es uno de los máximos expertos en asuntos relacionados con el proceso de paz y, en especial, con la denominada Justicia Especial para la Paz (JEP).

Ricardo Angoso (R.A.): ¿Qué opinión tiene acerca del debate sobre la Justicia Especial para la Paz (JEP) y sobre la misma en particular?

Héctor Fabio Velasco (H.F.V.): Creo que este asunto de los juicios a los militares deben ser encausados por personas que conozcan el derecho de la guerra, o el derecho internacional en su defecto, para que puedan ser examinados estos procesos porque, de lo contrario, los militares corremos el riesgo de ser juzgados por personas sin estar lo suficientemente dotadas para afrontarlos. Por ejemplo, en el caso de la fuerza aérea creo que es muy necesario, ya que por ejemplo en el caso de un bombardeo es muy difícil determinar responsabilidades y daños. Ya ha habido algunas sentencias controvertidas, como una de un juez de Cundinamarca, y creemos que se hacen desde premisas falsas y poco adecuadas a lo que es la realidad.

La JEP no es ninguna garantía para nosotros, los militares, por el hecho de que los jueces de la misma han sido seleccionados por cinco personas de las cuales tres son extranjeros y de reconocida simpatía con la ultraizquierda. También los de aquí son de conocida trayectoria izquierdista por lo que consideramos que no se dan las condiciones para que los militares sean tratados con imparcialidad. Primero, como ya he dicho, no se dan las condiciones objetivas ni de justicia para ser tratados con imparcialidad y, en segundo lugar, en contra de lo que había dicho el presidente de la República, Juan Manuel Santos, se nos coloca al lado y se nos da el mismo trato que a delincuentes y terroristas dedicados ahora al narcotráfico. Son terroristas que han violado los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y crímenes de lesa humanidad, lo cual es, en conjunto, lo suficientemente grave para que sea equiparado a lo que hicimos los militares. Además, mucha gente acabará colaborando con esa justicia por no volver a la cárcel y no en aras de que se cumplan las premisas de verdad y reparación. Conozco ya casos así, como el de un coronel que estuvo detenido varios meses y me confesó que estaba dispuesto a decir cualquier cosa con tal de no volver a la cárcel. Es decir, vamos a vivir situaciones aberrante bajo el imperio de la JEP. No podemos colocar a los militares al lado de criminales de dudosa trayectoria como los miembros de las FARC.

R.A.: Precisamente usted hablaba antes del Fuero Militar y fue el gobierno de Uribe el que lo suprimió, ¿fue así?

H.F.V.: Efectivamente fue así, lo cual es una paradoja. Fue el presidente Uribe el que suprimió el Fuero Militar pero lo hizo mal asesorado y después de unas maniobras políticas que no permitieron recuperarlo. El Fuero Militar no es una prebenda para los militares, sino una garantía para algunas personas que en virtud del cargo que ocupan y las responsabilidades que desempeñan deben ser juzgados por jueces e instancias especiales. Nosotros incluso creemos que se podrían dar estos procesos dentro de la JEP siempre y cuando seamos enfrentados con jueces idóneos e imparciales sin cargas ideológicas a priori, ya que en la actualidad tal como se ha concebido y se han elegido los jueces no hay esas garantías para nosotros a las que me he referido antes.

LOS JUICIOS A LOS MILITARES EN AMÉRICA LATINA

R.A.: ¿Usted cree que en Colombia se pueden repetir los casos de los militares juzgados y detenidos por episodios ocurridos hace décadas, tal como está pasando en Argentina, Chile o Guatemala, por poner tan solo algunos ejemplos?

H.F.V.: Yo no lo dudo y sabemos que esa es una de las consignas de la ultraizquierda a nivel continental y la JEP parece parte de ese proyecto, que no existe en ninguna parte del mundo, todo hay que decirlo. El origen de todo este asunto, al menos en Colombia, tuvo que ver con la supresión del Fuero Militar y con un error político al que fue inducido, mal asesorado, el presidente Uribe y que nos ha llevado a este punto crítico en el que estamos ahora.

R.A.: ¿Tienen esperanzas con el nuevo presidente, Iván Duque, de que estos asuntos relacionados con los militares se resuelvan?

H.F.V.: Nosotros no reclamamos impunidad a nadie, eso está claro, sino que nosotros reclamamos claramente justicia. Ahora, viendo lo que plantea el presidente Duque y conociendo su discurso, tenemos una gran esperanza puesta en él.

R.A.: ¿Cree que esta ofensiva contra los Ejércitos, por parte de cierta izquierda, va a continuar, va a seguir adelante?

H.F.V.: Vemos que en Argentina y Chile se ha concretado esta ofensiva. Aquí tendremos que plantear una estrategia contra esos ataques, que son bien planeados, contra nuestras Fuerzas Armadas y nuestros hombres. Aquí lo que se está tratando es de exonerar a los responsables de las FARC, que son responsables de delitos de lesa humanidad. El fondo de este asunto es equipararnos a los militares con esos criminales, algo realmente aborrecible y que no es de recibo.

R.A.: ¿Cree que el ELN tiene voluntad de negociar y abandonar las armas?

H.F.V.: Ya hemos tenido experiencias con el ELN, un grupo con el que negociar es muy difícil y muy poco viable llegar a un proceso de paz negociado propiamente dicho. Son muy radicales y, sinceramente, no creo que vaya a prosperar por eso que he dicho antes. No conozco las interioridades de esas negociaciones pero seguramente el ELN debe estar exigiendo mucho más que lo que las FARC exigieron en las negociaciones de La Habana y de lo que se les dio a este grupo. Le será muy difícil al próximo gobierno aceptar esas condiciones y darles lo que piden, creo que es un objetivo casi de imposible cumplimiento para la nueva administración que presidirá Iván Duque.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here