Ladrón de Patio Ajeno

0
598
El exVicepresidente y candidato a la Casa de Nariño, Germán Vargas Lleras, máximo jefe del partido Cambio Radical.

La entrevista a Vargas Lleras dada a Caracol Televisión tiene de bueno que deja claro lo que estaba velado por el manto de la hipocresía.

Tiene la honestidad de quien sabe que solo puede ganar robando en patios ajenos. Lo hizo desde el comienzo de este gobierno hasta que casi termina. 7 años robándole protagonismo a su propio gobierno, en el que regaló casas ajenas, metiéndose por los patios en la noche que se cernía sobre Santos, a robar las escrituras, y saliendo en el día por la puerta principal para hacerle creer a la gente que se las entregaba como propias. Con el descaro de salir a decir ahora que fue el benefactor o la parte buena de todo lo malo de este gobierno, cuando siendo su funcionario se presentaba como el ejecutivo del Ejecutivo.

Pero también hipocresía del mismo Santos, quien por experiencia propia lo tuvo en su gobierno a sabiendas que quería robarle su gobierno. Y consistía en tenerlo como hipoteca de garantía con la rancia oligarquía bogotana, para que pudiera dormir tranquila cuando Santos saliera a negociar la guerra, sin poner en riesgo los privilegios de las mismas que familias que unidas han gobernado al país, mientras Vargas Lleras se quedara cuidando la casa republicana con su carácter de perro rabioso.

E hipocresía del propio Uribe, quien justamente vituperó tantas veces a Vargas Lleras de la mejor manera, a sabiendas de que era el único que podría restablecer su retardatario gobierno, y devolverle la guerra que tantas utilidades políticas le dio, y con tanto trabajo le permitió hacerse dueño del país, y que Santos de manera traicionera negoció con la FARC.

Aunque llega a robar votos por el patio de su casa política Uribe lo acepta, sabe que Vargas Lleras es el único que puede devolverle lo que Santos le robó. La paz de Colombia significa la paz del sepulcro de Uribe. Un hipotético gobierno de Vargas Lleras significará la paz de los sepulcros del gobierno de Uribe, cuyos muertos la Justicia Especial para la Paz (JEP) quiere resucitar. El único que puede resucitarlo para la vida política es Vargas Lleras, así sea clavándole una estaca en el corazón, para poder seguir viviendo de la sangre de los colombianos.

Esta inusitada unión me recuerda la infancia en mi pueblo, cuando el ladroncito roba peroles en las noches aún podía convivir en el día del barrio sin temor a ser linchado. Había también un honorable policía quien a cada momento lo capturaba con las manos en la masa, y con toda autoridad se lo llevaba con el cuerpo del delito. La gente confiada veía cómo se perdían en el camino rumbo a la comisaría, a los pocos días ambos andaban por las calles vistiendo de mejor manera, mientras la gente podía respirar tranquila porque comprendía que le habían dado su escarmiento y no lo volvería a hacer.

Los tiempos han cambiado y ya los robos están en la agenda oficial de los gobiernos como parte estructural del sostenimiento del Estado.

Ya advertidos, si pecamos de inocentes Vargas Lleras se meterá en las noches, a través de la antena de televisión (Caracol y RCN), por los patios de nuestras casas a robarnos el voto que como un sagrado patrimonio hemos conservado y nunca hemos querido vender. Lo hará de la manera más amenazante y contradictoria, apuntándonos con el revolver que le habrá robado, o prestado, al expresidente Uribe, camuflado y gritando arengas en favor del castro–chavismo y diciendo que hace parte de una disidencia de las FARC.

RODRIGO ZALABATA VEGA

Cel. 320 – 3336025

E–mail rodrigozalabata@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here