La sospechosa parcialidad de la Contralora de Córdoba Alba Posada en sus investigaciones

0
545
La Gerente de la Contraloría en Córdoba, Alba Posada, tiene mucho que explicarle a las autoridades sobre el extraño manejo que le ha dado a las investigaciones en ese departamento.

El tema de la salud en Córdoba está dando mucho de qué hablar, especialmente por la actuación irregular de algunos servidores públicos de los organismos de control del país.   Por estos días, es objeto de comentarios la Gerente de la Contraloría General de la República en ese departamento costeño, Alba Posada Lerech, por la parcialidad en sus actuaciones.

El tema se refiere a los supuestos pagos irregulares que hizo la Secretaría de Salud de Córdoba a varias IPS, en vigencia de los años 2015, 2016 y 2017, por tratamientos de terapias basadas en neurorehabilitación, catalogadas como procedimientos NO POS.

Aunque a todas las IPS les pagaron, la citada Gerencia de CGR, a cargo de Posada Lerech, sólo le abrió investigación a la empresa Funtierra IPS  y pasó por alto a las otras firmas relacionadas con la salud que recibieron pagos de la Gobernación de Córdoba.

Conozca aquí las IPS QUE RECIBIERON PAGOS POR PRESTACIÓN DE SERVICIOS.

Entre las IPS a las que la CGR no les aperturó proceso Fiscal para la vigencia del 2015 y 2016, se encuentran Unidad Integral de la CostaGirasolesSemillas de AmorUnidad de Terapias Integrales de la Costa y Crecer y Sonreír, esta última de propiedad de la cuestionada Yolima Rangel, involucrada en sonados casos de corrupción en el departamento.   Para la vigencia del 2016, la Gerente de la CGR Alba Posada Lerech, tampoco le abrió proceso Fiscal a las tres últimas empresas.

Hay que recordar que el 1 de diciembre de 2017, el abogado Leonardo Luis Pinilla Gómez, conocido como “El Porcino”, hoy extraditado a Estados Unidos, le confesó a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, la prueba reina sobre cómo se manejaba en Córdoba, a punta de grandes sumas de dinero toda la corrupción dentro de los carteles de La Hemofilia y el Down.

Precisamente, “El Porcino” confirmó en su relato que Yolima Rangel también acordó darle al detenido exFiscal Anticorrupción, Daniel Díaz Torres,  unos $200 millones para evitar que éste le imputara cargos u ordenara su detención dentro del tema “Cartel del Down” pero a cambio le formulara cargos a Tania Otero, Representante legal de la IPS Funtierra.

Sin embargo la Contralora Posada no le abrió proceso fiscal a la dueña de Crecer y Sonreir y, en una clara omisión,  pasó por alto el escándalo que generaron las contundentes pruebas de Pinilla contra Yolima Rangel y sus argumentaciones en el informe de hallazgos fiscales a Funtierra.

Por esa sospechosa falta de equidad, el Director Jurídico de Funtierra, Eduardo Padilla Hernández, denunció a la servidora Posada Lerech ante la Fiscalía General, la Procuraduría y la Contraloría por  parcialidad ya que no le aplicó a las otra IPS cordobesas las mismas consideraciones con las que abrió investigación a Funtierra.

El mismo Padilla Hernández  denunció a Posada Lerech, ante el excontralor Edgardo Maya, por una invitación que ésta le hizo a través de su hermano Eduardo Padilla Vergara y cuñado de Posada Lerech, para que se reunieran y ver cómo manejaban una investigación que habían enviado a la Controlaría de Córdoba.  Propuesta a la que no accedió el denunciante, manifestando que nunca se reunía con investigadores  porque manejaban una empresa bajo el principio de la transparencia y dicho acto podría colocar en duda su imagen.

……………………….

………………………………..

En Córdoba se preguntan ¿A qué se debe la sospechosa parcialidad de la Gerente Posada? ¿Quiere favorecer a alguna IPS? ¿Su jefe el Contralor General conoce sus extrañas actuaciones? 

Este sesgo de Posada es una clara violación a la ley por parte de un servidor público.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here