Preocupación de la SIP por posible cierre de diarios panameños

0
109

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su preocupación ante decisiones separadas de los gobiernos de Panamá y de Estados Unidos que podrían derivar en el potencial cierre de cinco diarios panameños con lo que quedarían “comprometidas las libertades de prensa y expresión al afectarse la diversidad y pluralidad informativa, condición primordial para la salud democrática”.

La advertencia la señaló una delegación internacional de la SIP que visitó Panamá entre el 5 y 7 de setiembre tras mantener reuniones con el presidente del país, Juan Carlos Varela, con el embajador estadounidense, John Feely, además de funcionarios nacionales, representantes de organizaciones no gubernamentales, periodísticas y de medios de comunicación.

La SIP se destacó en Panamá por causas administrativas y judiciales que involucran respectivamente al Grupo Editorial GESE, que publica los diarios El Siglo y La Estrella de Panamá, así como a la Editora EPASA, que publica los periódicos Panamá América, Crítica y Día a Día. Las conclusiones de la misión de la SIP serán discutidas en la asamblea a realizarse en Salt Lake City, Utah, a finales de octubre.

El grupo GESE ha sido afectado desde mayo de 2016 cuando su principal accionista, Abdul Waked, fue incluido en la Lista Clinton del Departamento del Tesoro de EE.UU. por presunto blanqueo de dinero, prohibiéndosele a empresas y ciudadanos estadounidenses mantener relaciones comerciales con esos medios. Waked, a quien la justicia panameña no le encontró responsabilidad en delito alguno hasta la fecha, se vio forzado a vender otras empresas de su propiedad, pero mantiene la de los diarios. Desde el 13 de julio pasado, el gobierno estadounidense le retiró una licencia especial que le permitía a los periódicos operar sin restricciones con proveedores estadounidenses.

En el caso de Epasa, la procuradora general, Kenia Porcell, informó a la SIP, que el Ministerio Público investiga si en la compra de la editora en 2010, realizada a través de personas vinculadas al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), se desviaron fondos del Estado.

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, quien lideró la delegación, explicó que las medidas administrativas de EE.UU. y judiciales de Panamá que involucra a los dos grupos editoriales han mermado su capacidad operativa y económica, lo que les dificulta la publicación de sus diarios. Además de Rock, director del portal digital La Silla Rota, de Ciudad de México, estuvo integrada por Edward Seaton, ex presidente de la SIP y presidente de Seaton Newspapers, Manhattan, Kansas, Estados Unidos; Raúl Kraiselburd, ex presidente de la SIP y director de El Día, La Plata, Argentina; Danilo Arbilla, ex presidente de la SIP, Montevideo, Uruguay; Jorge Canahuati, presidente del Comité Ejecutivo de la SIP y presidente del Grupo OPSA, San Pedro Sula, Honduras y Ricardo Trotti, director ejecutivo.

“Más allá de los problemas que tienen que sortear sus propietarios – dijo Rock – lo que nos mueve como institución no es la defensa corporativa de estos medios, sino que no se vean comprometidas las libertades de prensa y expresión al afectarse la diversidad y pluralidad informativa, condición primordial para la salud democrática”.

El presidente Varela dijo a la delegación que en el caso de GESE su gobierno ha hecho gestiones diplomáticas para que se le otorguen a los medios las licencias debidas, para que no se vea afectada la fuente laboral. Agregó que su Gobierno poco puede hacer tratándose de un tema extraterritorial. Sobre EPASA mencionó que depende de las investigaciones del Ministerio Público y de los jueces que deberán valorar si se cometió corrupción en caso de que se hayan usado dineros del erario público para su compra.

La delegación de la SIP también manifestó su preocupación al Presidente por el tinte político que podría tener el caso de EPASA, considerándose su distanciamiento con el ex presidente Martinelli de quien fue su vicepresidente. Se le mencionaron denuncias sobre un supuesto acoso impositivo contra EPASA, así como signos de discriminación con publicidad oficial.

La reunión con el presidente Varela duró más de dos horas. Se habló abiertamente de otros temas sobre libertad de expresión respecto a regulaciones que limitan el acceso a información oficial y la divulgación de resultados de encuestas, incluso en períodos no electorales.

Respecto al caso GESE, la presidenta de Asamblea Nacional, Yanibel Abrego Smith, en una carta dirigida a la delegación, subrayó que “impedir, por cualquier motivo, la circulación de un medio de comunicación representa un atentado al derecho que tiene la ciudadanía de recibir información. Peor aún, si se trata de La Estrella de Panamá, que desde 1849, ha documentado puntualmente la historia de Panamá y el mundo entero”.

Además del presidente Varela, el embajador Feely y la procuradora Porcell, la delegación se reunió con directivos de GESE y EPASA; directivos del diario La Prensa; miembros de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de Transparencia Internacional; Fórum de Periodistas por las Libertades de Expresión e Información de Panamá; Consejo Nacional de Periodismo; así como otras personalidades periodísticas y socios de la SIP en el país. También se receptó información de Riccardo Francolini, investigado por el caso de la compra de EPASA, además del periodista Fernando Correa.

Por: Armando Martí Miembro de la SIP 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here