Relaciones Novedosas: Gobierno-Partidos Políticos

0
192

Por Ulises Durán Porto

Abogado Penalista.

La reforma constitucional que prohibió la reelección presidencial inmediata, después de la experiencia de los gobiernos de Uribe y de Santos que fueron reelegidos, y restableció un solo período de cuatro años, sumado al Estatuto de la Oposición ha creado una nueva relación novedosa entre el Gobierno y los Partidos Políticos. El Presidente Duque se ha propuesto ejercer un presidencia  decente en todo sentido, que es lo que espera el país y la razón por la cual fue elegido, especialmente para llevar a cabo una política de cero tolerancia respecto a la corrupción en todos los niveles de la administración.- Esta nueva circunstancia y la vigencia del Estatuto de la Oposición (Ley 1909 de 2018), expedido después de veinticinco años de  estar vigente la constitución de 1.991,  están cambiando los escenarios políticos de como los Gobiernos ejercían  el poder en Colombia.

Así,  estamos observando a Vargas Lleras madrugando y sin solución de continuidad  ya se colocó en el partidor presidencial para las elecciones del 2022, con  proyectos de reforma presentados al congreso por su bancada Cambio Radical  estructurados en su pasada campaña presidencial, como son la reforma Tributaria, a la justicia y la reforma anticorrupción, con lo cual se materializa la decisión de no hacer parte incondicional del Gobierno Duque y declararse “independiente”, con todos los efectos legales que conlleva esta decisión política.  Sus voceros han dicho que aprobarán las reformas presentadas por el gobierno que beneficien al país, pero que no tendrán la responsabilidad de pertenecer a este gobierno, con lo cual quedan en una posición activa para criticar al Gobierno y convertirse en opción de poder, sin ser propiamente una oposición recalcitrante. De esta manera Vargas Lleras  buscará llenar el espectro político de la Centro Derecha, toda vez que el Gobierno cada día más tendrá que rodarse hacia el centro político ya que no cuenta con una mayoría parlamentaria sólida y estable. El Gobierno actual sufre lo que he llamado una” crisis de minoría”, que deberá por todos los medios superar para asegurar una gobernanza razonable y ponderada, pero en ningún caso  de extrema derecha.- Frente a esta crisis, incluso, ya se comenta que la mejor estrategia sería que el gobierno se sume a las reformar presentadas por otras bancadas en el Congreso  y se concilien con las propuestas propias,  y de esta manera obtener los votos necesarios para su aprobación, con lo cual se proyectaría una política de convergencias y conciliación entre las fuerzas que apoyan al gobiernos y los partidos independientes,  Cambio radical y el Partido Liberal, y en algunos temas se contaría con las propias huestes de la oposición, como en las reformas anticorrupción.

Por el lado del partido de la U lo mas relevante  ha sido la votación interna que finalmente ganó  por mayoría quienes apoyan al gobierno, y lo más desafortunado es la actitud contradictoria de los perdedores, quienes a pesar de someterse al mecanismo democrático de la votación interna, una vez quedaron en minoría anunciaron posible escisión o ruptura del partido. Mal ejemplo, y aunque no tienen candidato presidencial a la vista, como no lo tuvieron tampoco en el pasado debate presidencial, es patética la exigencia de su presidente al exigirle al gobierno que como quiera que no hay  “mermelada ni participación política”,  el presidente debe respetar este principio para todos sus aliados.- El doctor Iragorri remató: “Si designó su gabinete sin mermelada y participación política, así debe seguir en el desarrollo de su gobierno”, y pidió convocar de inmediato el Pacto Nacional.

El partido liberal sigue tan errático como en sus últimos años y después de que su Presidente Gaviria apoyó al Candidato Duque para la segunda vuelta presidencial, hoy sostiene una posición contradictoria y destemplada para declararse “independiente”,  como si hubiera ido a la fiesta  y no tuviera con quien bailar, a pesar de su debut de triunfador en el recinto del Congreso el día que se eligió al nuevo Contralor General de la República por amplia mayoría, incluido el partido Conservador  y parte del Centro Democrático.

Finalmente, la izquierda está en su ley, en oposición sin un liderazgo claro por cuanto todos sus líderes quieren encarnar al “elegido” que probamente pueda ganar la Presidencia en un futuro.  Los colombianos  esperamos  políticas sensatas y claras que beneficien al país, y una oposición razonable que  ejerza el control político que genere transparencia para que   la democracia se fortalezca y la política  recupere credibilidad y legitimidad.-  La responsabilidad es de todos: Los partidos de gobierno, independientes y la oposición, y con esta pedagogía con seguridad elevaremos el nivel político de todos los colombianos.

ulisesduran@gmail.com

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here