Tu Viaje Interior: reflexiones para un nuevo camino

0
322

Somos una especie única dotada de una inteligencia infinita, por eso cada pensamiento produce un sentimiento y cada sentimiento una emoción, formando un puente comunicativo dinámico, de modo que si piensas mal te sentirás peor y si logras tranquilizarte evitarás un desborde emocional. Esto ha sido motivo de diversos estudios pasando por lo sobrenatural y los milagros de la fe hasta llegar al laboratorio experiencial de análisis y control de pensamientos por medio de la PNL, la relajación consciente y los compartires en terapias grupales.

Una sanadora fusión entre ciencia y religión se está logrando. Recientemente se comprobó que la práctica de la meditación ayuda a identificar y estabilizar las frecuencias tóxicas como la ira, el resentimiento, la envidia, el egocentrismo, los celos y la manipulación, que alteran los ciclos del sueño, bloquean el sistema inmune, bajan las defensas, incrementan los problemas de hipertensión e inclusive producen cáncer. El secreto para lograr una nueva versión de ti mismo, está al alcance de un pensamiento consciente, con el fin de cambiar la actitud pesimista por una de esperanza y confianza, proyectando el futuro en compañía de una fuerza espiritual.

Vivir plenamente es aprender a hacer el bien, de esa intención depende sentir el bienestar interior, pues el envejecimiento se detiene, mejorando las dolencia físicas y emocionales, de esta forma, el cerebro se vuelve más creativo, activo y productivo. Después aparece la serenidad, un elemento clave del amor que es concedido a nosotros como un regalo del cielo. El sanador está en ti, actívalo protegiendo tu sobriedad y sosiego, alejándote de todo aquello que te haga perder la paz personal.

Cada persona tiene a Dios en su vida. No intentes ocupar su lugar, recuerda tolerancia pero en la distancia. Los ancestros indígenas dentro de su sabiduría natural afirmaban: “Comemos hoy lo que cocinamos ayer”, es decir si pensaste o actuaste de forma adversa contra otras personas con críticas destructivas, ironía y rabia, no esperes sentirte muy bien en el aquí y en el ahora. El futuro se puede cambiar en la medida que te comprometas a construir una arquitectura interior con un programa ego-reductor para ser más realista,  logrando desde la confrontación responsable, recuperar el vínculo sagrado con el Creador.

Por: Armando Martí 

http://www.armandomarti.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here