100 días: ¿Existe alguna diferencia entre Peñalosa y Petro?

Petro y Peñalosa

 

Pareciera que la diferencia diametral entre el gobierno de los primeros 100 días de Peñalosa para Bogotá y el mandato de Petro radica en el Metro. El primero, propone un Metro elevado, y el segundo, hizo los estudios para un Metro subterráneo.

No existiendo más diferencias, un grupo de estudio dedicado a deliberar y pensar sobre las soluciones a las problemáticas de la ciudad, entra en pavura cuando frente a temas cruciales no se han dictado las políticas públicas que pretendan conjurarlas.

En cuanto al proyecto de urbanización sobre la Reserva Van Der Hammen, surge el desconcierto porque la administración no ha presentado el plan que permita definir unas áreas ambientales que hacia futuro nadie pueda tocar, como por ejemplo, el Parque Salitre que no es vulnerable a política o capricho alguno, mientras que el Parque Nacional en forma lenta e imperceptible ha sido abandonado por el Distrito al punto que conservando su nombre, sólo sirve de venta de salpicón de frutas de los taxistas y los pocos peregrinos que lo visitan. No hay una inversión sostenida que lo conserve como pulmón imprescindible de la ciudad.

La política pública integral en protección ambiental de sus humedales no existe, desaprovechándose los recursos que la naturaleza nos provee, verbigracia, las aguas residuales del río Torca.

Las grandes ciudades han convertido las Reservas Naturales en ejes compatibles con su desarrollo, imprimiéndole las características que a cambio de producir prohibiciones, demarque los entornos posibles con el urbanismo, muestra criolla de ello es el parque del Chicó, pudiéndose hacer 50 más en la ciudad.

La Reserva Van Der Hammen, al amparo de las normas superiores no puede adormecer la ciudad, pues la dinámica propia de las urbes hacen que las reglamentaciones vayan de la mano con su desarrollo, por lo que se hace necesario que la normatividad constitucional, legal y reglamentaria se armonice dentro del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT), en el que según Brigitte Baptise, Directora del Instituto Humbolt, “la urbanización y el medio ambiente coexistan.”

Por otra parte, la insuperable crisis de la movilidad, la oposición del Alcalde Peñalosa al tren de cercanías y la construcción de Transmilenio por la Carrera 7ª, deja grandes interrogantes: ¿Antes de lanzar la idea de TransMilenio (TM) por la 7ª, ya se liquidaron los contratos celebrados por Samuel Moreno para esta troncal?, porque en caso negativo ¿cuánto le costará al Distrito dichas liquidaciones?.

Además, ¿han analizado que para construir TM por la 7ª se debe renegociar los contratos del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP)?. La complejidad patrimonial que arrojaría este tema es incalculable.

A cambio de hablar de troncales nuevas, se debe poner a funcionar las 9 operadoras, pues existen 2 que no han podido arrancar y que representan el 45% del SITP.

¿Por qué no pensar mejor en la implementación de una campaña agresiva de enseñanza sobre la utilización del SITP por parte de los ciudadanos para descongestionar las vías acompañada de un programa de pertenencia y amor por nuestra ciudad?

¿Se ha diseñado la estructuración de las terminales del Metro propuesto alrededor de centros comerciales que permitan sostener el sistema? Así se financian en el mundo todos los sistemas masivos de transporte.

En estos dos temas que no encuentran su salida en los primeros 100 días de la administración Peñalosa, no se observa diferencia entre uno y otro gobierno, por lo que hasta ahora sucumben ante la percepción del ciudadano capitalino. Y esto, descontando la crisis de Seguridad.

German calderon

Por Germán Calderón España
Abogado Constitucionalista

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario