Aida Merlano asignaba testigos y jurados electorales y compraba votos a $50 mil

Aida Merlano
La empresa delincuencial de Aida Merlano tenía enlace con la Registraduría y ayudó a elegir a concejales de Barranquilla y diputados del Atlántico, tanto en 2015 como en las pasadas elecciones regionales de 2019.

 
Conozca cómo funcionaba la estructura criminal de la prófuga exsenadora conservadora en su sede de Barranquilla llamada “La Casa Blanca”. Su hermana Vanesa Merlano y otros siete políticos del Altántico hacían parte de la organización, sostiene un documento de la Fiscalía.  

Según el escrito de acusación presentado por la Fiscalía General de la Nación contra Vanesa Merlano Rebolledo (hermana de Aida Merlano) y los otros siete políticos de la Costa Caribe, involucrados en el caso de corrupción electoral en el Atlántico, la prófuga excongresista conservadora comenzó su trama de compra de votos para las elecciones regionales del 2015 en el citado departamento costeño. Según reveló la emisora BLU Radio.

La organización, liderada por Aida Merlano Rebolledo y Lillibeth Llinas, pero organizada por Edwin Martínez Salas, Jefferson Viloria Mieles y Evelyn Carolina Díaz Díaz, se reunió con más de 19 personas para que, además de conseguir la curul de Merlano en el Senado de la República, los políticos que hacían parte de la estructura criminal resultaran elegidos como concejales de Barranquilla y diputados del Atlántico, tanto en 2015 como en las pasadas elecciones regionales de 2019.

Para lograr su propósito, la banda hizo unos stickers con alta tecnología en sistemas de seguridad, que identificaban a los líderes de la campaña merlanista, los cuales contenían palabras ocultas, escritas en tinta amarilla fluorescente que podían leerse en diferentes ángulos, explica el escrito de la Fiscalía.

BLU Radio también dijo que los líderes debían entregar nombres de personas de confianza que posteriormente eran asignadas como testigos electorales, a través de un enlace directo con la Registraduría Nacional del Estado Civil, al que tenía acceso la oficina de sistemas de la organización, a cargo de Edwin Martínez Salas.

“Evelyn Carolina Díaz Díaz indicaba a los líderes que propusieran nombres de personas de confianza para que fueran designados como testigos electorales o jurados de votación a través del enlace con la Registraduría, por parte de la oficina de sistemas de Edwin Rafael Martínez Salas”, detalla el documento del Ente Acusador.

Lo anterior, adicional a la letra de cambio en blanco que debían firmar, donde se comprometían a no apropiarse del dinero destino al pago de los votos, cada uno por 50.000 pesos. Una estructura bien montada por Merlano y compañía.

La Fiscalía además reveló que desde el Concejo de Barranquilla se otorgaron millonarios contratos que superan los 150 millonesde pesos para mantener el funcionamiento de la empresa criminal y garantizar la continuidad de los políticos dentro de la administración distrital.

Este es parte de la acusación contra Merlano y los demás:

El escrito del organismo investigador y difundido por BLU Radio, finalmente señala que durante el allanamiento al comando político llamado “La Casa Blanca”, administrado por Vanesa Merlano, la hermana de la exsenadora Aida, fueron encontradas 3 armas de fuego, una con salvoconducto vencido y dos sin permisos para su porte. Sin embargo, no se sabe informó para qué eran utilizados los mencionados artefactos.

Con todas las pruebas de la Fiscalía, las personas comprometidas del grupo Merlano, posiblemente serán condenadas por la justicia que los acusa de corrupción al elector, concierto para delinquir y porte ilegal de armas de fuego.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario