¿Blindaje al acuerdo de paz en el Congreso o entrega del país a las FARC?

Acto Legislativo para la Paz

 

Luego de una acalorada batalla verbal y discursos con diferencias ideológicas, en la Plenaria de la Cámara de Representantes se aprobó el Acto Legislativo para la Paz, con 91 votos a favor y 17 en contra.

La norma trata sobre una reforma a la Constitución Nacional que le otorga facultades extraordinarias al Presidente de la República, Juan Manuel Santos, para expedir decretos con fuerza de ley con los que podrán implementar los acuerdos de paz entre el Ejecutivo y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se llevan a cabo en La Habana, Cuba.

Lo más importantes es que esta ley incorpora a nuestra Carta Política, los acuerdos finales a los que se llegue en La Habana con las FARC. En su artículo 4, ese pacto definitivo con la guerrilla se eleva a Acuerdo Especial, que lo incluye en el marco del derecho internacional humanitario o los Convenios de Ginebra (Suiza). Esto, con el fin de blindarlo jurídicamente.

Los acuerdos de paz no podrán ser reformados

 Es decir, los acuerdos de paz con las FARC, a futuro, no podrán ser reformados ni siquiera por el pueblo en una Asamblea Nacional Constituyente, ni con otra figura legal. Recordemos que los Acuerdos Especiales soportados en los Convenios de Ginebra están por encima de la Constitución.

La ley también habilita un procedimiento especial dentro del Congreso para que se expidan leyes estatutarias y reformas en un tiempo más abreviado que lo habitual.

 Se estableció que las disposiciones del Acto Legislativo solo entrarán en vigencia tras la refrendación popular de los acuerdos  a través del mecanismo que acuerden las partes en La Habana, ya sea Plebiscito o la Constituyente.

Aunque el acto legislativo cumplió su último debate, deberá ser conciliado con el Senado lo cual se producirá en las próximas semanas de junio de 2016. En ese momento quedará totalmente habilitado para recibir los acuerdos que firmen las delegaciones del Gobierno y las FARC en La Habana.

“Se les está entregando el país a las FARC”

La batalla en el Congreso durante la aprobación del Acto Legislativo para la Paz se dio entre los parlamentarios de la bancada del uribismo, o sea el Centro Democrático, y los integrantes de los partidos de Unidad Nacional (La U, Cambio Radical, Liberal, Conservador). El Partido Verde y el Polo también lo apoyaron.

Para el uribismo, hubo irregularidades porque el Acto se aprobó a las carreras sólo en 2 debates en la Cámara y al el Senado se le excluyó, cuando la Constitución establece que se necesitan 8 para tal fin.

Por eso lo consideran esta reforma como “un golpe de Estado a la Constitución” y que “se les está entregando el país a las FARC”, máxime cuando no se conocen los contenidos de los acuerdos que han logrado el Gobierno y el grupo guerrillero en Cuba.

Sostienen que hay por lo menos 27 temas grandes sin tratar de fondo en esas negociaciones y volver norma constitucional algo desconocido es riesgoso para el país. Además, por esa particularidad, nadie garantiza que no se van a incluir temas nuevos que no hayan sido tratados en La Habana. ¿De qué tamaño quedará la Constitución?, se preguntan.

Por su parte, el Procurador General de la Nación,  quien está de acuerdo con algunas de las tesis del uribismo, manifestó que con esto el Presidente y las FARC quedan con la función constituyente, porque fueron los que hicieron en Cuba las nuevas normas que van a regir al país, lo cual es el verdadero papel del Congreso, que ahora cumple es una función notarial, porque sólo tuvo que aprobar lo que les dictaron el Jefe de Estado y la guerrilla.

“Que descanse en paz la guerra”

A su turno, el Presidente Juan Manuel Santos, a través de su cuenta en Twitter agradeció al Congreso la aprobación de la llamada reforma constitucional para la paz.

“Agradezco histórica aprobación de acto legislativo para la paz. Es momento de decir: ¡Que #DescanseEnPazLaGuerra!”, manifestó el Primer Mandatario de Colombia.

De igual forma, al finalizar el intenso y fuerte debate, que duró seis horas, los congresistas santistas gritaron esa misma arenga: “DescanseEnPazLaGuerra!”.

La historia le dará la razón a uno o a otro bando y resolverá la gran duda que envuelve hoy a los colombianos. Si el Gobierno logra concretar la paz con las FARC y en el Acto Legislativo no hay sorpresas, esta administración y el Jefe de Estado serán recordados por siempre y se llenarán de gloria, pero sino, el país jamás podrá olvidar que la gestión de Santos, como dice el uribismo, le entregó la nación a las FARC.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario