Cuando Rusia creó la Bomba Zar, la más potente del mundo y asustó a EE.UU.

La temible "Bomba Zar" en el museo de Moscú.

 

Rusia expuso por primera vez a su ciudadanía y al público mundial la temible “Bomba Zar”, llamada oficialmente AH602, una bomba de hidrógeno que fue probada con éxito en 1961, la cual forma parte (sin su carga atómica) de una exposición sobre la historia nuclear rusa que se puede ver en el Manège de Moscú, un edificio histórico de esa capital.

 “Habría sido mejor que nunca hubiera existido”, explicó a infobae.com Galina Ivanovna, una jubilada de 72 años, que considera que la bomba es “un objeto que sobra en la historia de la humanidad”.
“Pero en esa época tuvo un papel importante y es quizás gracias a ella que hoy estamos aquí”, aseguró esta mujer de pelo blanco, que trabajó 35 años para la industria nuclear civil rusa.

La bomba tiene una potencia de 50 megatoneladas, fue creada por un equipo de científicos soviéticos dirigido por Andréi Sájarov, premio Nobel de la Paz, y el 30 de octubre de 1961 fue probada con éxito en Nueva Zembla, un archipiélago del océano Ártico ruso.

El ensayo formaba parte del proyecto de investigación nuclear lanzado por el ex presidente Joseph Stalin en 1945, poco después de que terminara la Segunda Guerra Mundial, y que tenía como objetivo equipararse a Estados Unidos, que ya tenía una bomba atómica, pero al parecer de menor pontencia, revela infobae.com

1945 es considerado como el año del nacimiento de la industria nuclear rusa, que en 2015 celebró su 70 aniversario.

“Esta bomba, la más potente de la historia, está considerada como el factor principal que llevó a los países que tenían armas nucleares a tomar el camino hacia la paz”, asegura Mijaíl Baiasjalanov, uno de los guías de la exposición en el Manège de Moscú.

Según Nikolai, un visitante de 32 años que se hizo una foto con la bomba, situada en el medio de una sala llena de luz, “la Bomba del Zar fue indispensable para evitar una tercera guerra mundial”.

“Creo que las armas nucleares son, sobre todo, un factor de disuasión y, en gran parte, una garantía para la estabilidad y la paz” en todo el mundo, añadió el espontáneo ciudadano ruso.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario