Diosdado le reclama a Telemundo por referenciarlo en novela


 

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, acusó al canal estadounidense de televisión Telemundo de “haber montado una olla en su contra” a través de la serie “El Señor de los Cielos“, es decir de haber utilizado su nombre como referencia de un personaje mafioso. La novela también la transmite en Colombia el Canal Caracol Tv.

Cabello dijo a la opinión pública que la novela narra la historia de un general del Ejército venezolano, interpretado por Franklin Virgüez, llamado “Diosdado Carreño Arias”. Este personaje se dedica al narcotráfico por medio del manejo del gran organización en las Fuerzas Militares en el país suramericano.

La caracterización es de un alto uniformado venezolano con gran poder, corrupto y que además, controla la frontera. El personaje forma parte de una red mundial de tráfico de drogas llamada “el Cartel de los Soles”. Cabello afirmó que cuando hablan de “Diosdado Carreño Arias” se refieren a él porque lo quieren envolver en un gran proceso de tráfico de drogas.

“Porque hay que mandar el mensaje, luego vendes el mensaje de que Diosdado Carreño Arias es el que dirige el tráfico de drogas (…) Así se monta una olla, para que esté reforzada por todos lados”, afirmó Cabello disgustado.

Esto dijo Diosdado, uno de los más importantes dirigentes del chavismo, en transmisión en vivo en el Canal institucional  Venezolana de Televisión:

“El Señor de los Cielos” está basada en la vida del legendario narcotraficante mexicano Amado Carrillo Fuentes, líder Del Cártel de Juárez, quien fue conocido con ese alias porque inundó a Estados Unidos con toneladas de cocaína utilizando una red de aviones provenientes de Colombia, Perú, Bolivia o Venezuela. Murió el 4 de julio de 1997 en Ciudad de México, cuando se estaba realizando una extensa cirugía plástica para cambiar su apariencia con el fin de evadir a la justicia,  porque era extensamente buscado por las autoridades de México, Estados Unidos y Colombia.

 The New York Times vuelve a acusar a Cabello

Por segunda vez en dos días, los dos principales periódicos de Estados Unidos mencionan la investigación contra altos funcionarios chavistas por parte de la The Druge Enforcement Administration (DEA) y del Departamento de Justicia norteamericanos.

The Wall Street Journal, el diario de más venta en los EE.UU., y The New York Times, ganador de 114 premios Pulitzer, más que ninguna otra organización noticiosa estadounidense, en buena parte debido a sus tareas investigativas, se dedicaron a volver a reseñar las pesquisas que lleva a cabo DEA contra varios funcionarios venezolanos, presuntamente involucrados en actividades de narcotráfico y de lavado de dinero, así lo difundió el portal venezolano TalCual en un artículo especial del reconocido periodista Mario Szichman desde Nueva York.

The New York Times aprovechó para publicar la rectificación o desmentido del Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, tras las acusaciones divulgadas por The Wall Street Journal, el pasado 18 de mayo de 2015.

“Quienes me acusan hoy de tráfico de drogas… que presenten una sola evidencia, apenas una, apenas una”, dijo Cabello en declaraciones publicadas por el citado diario en inglés.

“Durante nuestras vidas”, siguió diciendo Cabello, “hemos sido combatientes por el nuevo hombre y la nueva mujer, y nunca se nos ocurriría involucrarnos en cualquier cosa capaz de dañar a los jóvenes de Venezuela o del mundo”.

El periódico neoyorquino aprovechó también para hacer un “follow–up,” o un seguimiento de las denuncias aparecidas días atrás en The Wall Street Journal. Y parte de su información fue suministrada por funcionarios de la DEA, y del departamento del Tesoro.

“La investigación, que incluye imputaciones de lavado de dinero y de tráfico (presumimos que de drogas) se enfoca en uno de los más poderosos políticos de Venezuela, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, de acuerdo a los funcionarios, que insistieron en el anonimato a fin de discutir un caso activo”, indicó The Wall Street Journal, en una nota fechada en Washington.

El corresponsal del The New York Times dijo que se ignora lo que podrían hacer los fiscales norteamericanos con las evidencias “que habrían recolectado sobre el señor Cabello y otros” funcionarios venezolanos.

Debido a las “tensas” relaciones entre Washington y Caracas, resulta problemático que las autoridades de Venezuela “entreguen líderes de alto perfil, en caso de que sean acusados”. Sin embargo, hay algo que los fiscales pueden hacer, indicó el periódico: “dificultar los viajes” a los implicados, “y congelarles los bienes que poseen en el exterior”.

 

The New York Times recordó que en fecha reciente, Cabello entabló una demanda por difamación contra dos periódicos venezolanos y contra un portal noticioso, por divulgar artículos sobre la cooperación de un ex funcionario venezolano con investigadores estadounidenses, posiblemente Leamsy Salazar, ex guardaespaldas del fallecido presidente Hugo Chávez Frías.

Las Farc son mencionadas

Otra parte del artículo del periódico neoyorquino está dedicada a reseñar previas investigaciones realizadas en Estados Unidos por el departamento del Tesoro norteamericano.

“Funcionarios de Estados Unidos han denunciado desde hace tiempo que existen vínculos entre militares venezolanos y narcotraficantes… Esos vínculos, de acuerdo a los funcionarios, incluyen una estrecha relación con el principal grupo guerrillero en la vecina Colombia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que obtiene buena parte de sus ingresos a través del narcotráfico, especialmente de cocaína”, afirma la nota.

Tanto los rebeldes de las FARC “como los narcotraficantes, se desplazan con facilidad a través de la frontera con Venezuela”, indicó The New York Times citando a investigadores estadounidenses. En ocasiones, los narcotraficantes “aceitan el camino con sobornos o, según algunas pesquisas, a través de la asociación con militares venezolanos”, continúo.

Buena parte de la cocaína “que viaja al norte, rumbo a Estados Unidos, pasa por Venezuela”, señaló el periódico, que citó a funcionarios norteamericanos. La droga suele viajar “en pequeños aeroplanos que son cargados y despegan de pistas escondidas en Apure, un estado occidental de Venezuela”.

The New York Times indicó que el presidente Chávez “cortó toda cooperación con la DEA en el 2005, acusando (a la agencia norteamericana) de espionaje. Luego de eso, se incrementó el desplazamiento de la droga a través del país”.

El Departamento del Tesoro ha dicho en varias ocasiones que “oficiales del ejército venezolano y funcionarios del gobierno trabajan con narcotraficantes, acusaciones que el gobierno de Venezuela ha rechazado como falsas”.

Tomado de talcualdigital.com

marioszichman.blogspot.com

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario