El asedio de los grupos ilegales contra los menores en Colombia


 

A pesar de las desmovilizaciones de “los paras”  y el proceso de paz con la guerrilla, 138 menores fueron reclutados entre 2013 y 2014

 La Defensoría de Pueblo reveló datos alarmantes sobre la situación que viven los niños en Colombia, especialmente en zonas de violencia, donde operan grupos armados al margen de la ley. Un total de 138 menores  fueron reclutados por estas bandas ilegales  entre 2013 y 2014.  De estos, 65 casos son obra de la delincuencia organizada, que se derivó de los llamados paramilitares, y 73 de las organizaciones guerrilleras.

Los grupos desmovilizados de las Autodefensas, conocidos por las autoridades como “bandas criminales”, aparecen como uno de los principales responsables del reclutamiento ilícito de menores en nuestro país.  Así lo refleja el más reciente informe elaborado por el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría, que luego de 45 informes de riesgos y 29 notas de seguimientos, realizados durante 2013 y 2014, descubrió estas anomalías en 130 municipios de 26 departamentos.

Las Autodefensas Gaitanistas, los Rastrojos y sus estructuras aliadas, como La Empresa, al igual que los grupos que tienen presencia en los Llanos Orientales como los autodenominados Bloque Meta y Bloque Libertadores del Vichada, aparecen en 65 situaciones advertidas por la Defensoría.

Por su parte, las guerrillas de las Farc, a pesar de estar participando en el proceso de paz en La Habana (Cuba) con el Gobierno Nacional,   y el ELN figuran como responsables del reclutamiento ilícito de niños, niñas y adolescentes en 51 y 22 casos, respectivamente, para un total de 73 situaciones. Ambos grupos subversivos coinciden en su accionar delictivo contra los menores en regiones como Chocó, Nariño, Norte de Santander y Arauca.

De acuerdo con el Ministerio Público, unos 7.600 niños, niñas y adolescentes han sido víctimas del reclutamiento forzado dentro del marco global el conflicto armado que vive el país.

La Defensoría del Pueblo a través del Sistema de Alertas Tempranas y la Delegada para los Derechos de la Niñez y la Juventud, ha identificado al menos cuatro modalidades predominantes de vinculación forzada a las organizaciones ilegales, como son:

– El empleo de la fuerza y la violencia.

– Amenazas directas a la víctima y a su familia.

– Engaño mediante falsas promesas de trabajo, obsequios e invitaciones.

– Introducción al consumo de sustancias estupefacientes, mediante el acercamiento de otros menores ya vinculados a los grupos armados ilegales.

Sin embargo, a través de un estudio en el terreno, la Defensoría logró evidenciar una nueva práctica, conocida como el “secuestro express de jovencitas”, mediante el cual niñas y adolescentes son raptadas bajo intimidaciones a sus familiares, a fin de ser instrumentalizadas con fines de explotación sexual, siendo devueltas a sus hogares después de cada situación de abuso a las que son sometidas, para no despertar sospechas y ampararse en el temor que infunden a sus víctimas y allegados.

Estos hechos han sido observados en Buenaventura y Risaralda, como lo señaló el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, durante la reciente convocatoria nacional de autoridades para afrontar la violencia contra niños, niñas y adolescentes.

Otálora le pidió a la guerrilla que deje de reclutar menores, pero a partir de los 18 años hacia abajo y no de los 17, como lo viene haciendo.

Además que no puede hablar del cese de hostilidades en los diálogos de la Habana, mientras siembra minas y presiona a comunidades en Putumayo, Casanare y otros nueve departamentos.

“Le exijo a la guerrilla que aclares ellos que entienden ellos por cese unilateral, si cese unilateral es única y exclusivamente el silenciamiento de los fusiles… porque lo que esperamos los colombianos en la suspensión de toda  actividad ilícita …hemos encontrado el incremento del boleteo, el abigeato, la extorsión, la siembra de minas,  el confinamiento de muchas regiones y  eso es un incumplimiento a la sociedad de un anuncio de cese unilateral y llamo la atención a los negociadores de La Habana para que esos temas se toquen allá y se toquen los correctivos correspondientes”, denunció Otálora.

Escuche las declaraciones completas del Defensor del Pueblo en este archivo de MP3:

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario