El fantasma de la corrupción asecha a los Alcaldes locales de Bogotá

Enrique Peñalosa, alcalde de la Capital.

 

 La Alcaldía de Bogotá le pide renuncia protocolaria a todos los mandatarios de la ciudad. La Secretaría de Gobierno afirma que se busca mejorar y blindar los procesos de contratación de las diferentes localidades de la Capital.

El secretario de Gobierno, Miguel Uribe, siguiendo órdenes del Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, les pidió la renuncia protocolaria a los alcaldes locales de la ciudad.

La decisión busca mejorar los procesos de gestión y contratación en las Alcaldías Locales, como la finalización de convenios de asociación.

Uribe reiteró que no se ha ahorrado esfuerzos para evitar casos de corrupción en las administraciones locales y que el Distrito no tiene conocimiento de situaciones que deban ser investigadas por los organismos de control.

“No hemos encontrado hechos de  corrupción. De haberlos encontrado, se habrían puesto en conocimiento de la Fiscalía”, afirmó el Secretario de Gobierno de Bogotá.

Escuche aquí el audio de Miguel Uribe:

Miguel Uribe

 

Con el uso de la plataforma Colombia Compra Eficiente se ha logrado la publicación de los procesos de contratación y se ha obligado a incluir los pliegos para las licitaciones adelantadas por la Secretaría de Gobierno y el Instituto de Desarrollo Urbano, IDU.

De esta manera, se viene garantizando la pluralidad de oferentes en estos procesos.

El plazo máximo que tendrá el Distrito para tomar la decisión sobre qué alcaldes locales deberán dejar su cargo será de un mes. Hasta tanto, los mandatarios continuarán ejerciendo sus funciones como hasta ahora.

La Administración del alcalde Peñalosa seguirá fortaleciendo las medidas para blindar la contratación en las Alcaldías Locales y prevenir hechos de corrupción.

Desde el 2016, el Distrito, a través de la Secretaría de Gobierno, adelanta un seguimiento riguroso a la contratación local con el objetivo de reducir cualquier tipo de riesgo de corrupción.

Es importante anotar que, de acuerdo con el decreto 101 de 2010, los alcaldes locales son autónomos en la ordenación del gasto y responden individualmente por las faltas disciplinarias en las que puedan incurrir.

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario