El Meridiano utilizó al Procurador en una noticia falsa para atacar a Funtierra


 
Fernando Carrillo, en respuesta a una acción de Tutela, desmintió al periódico por tergiversar sus versiones y engañar a sus lectores.  “No he suministrado información a dicho medio de comunicación”, ratificó.

En días pasados el cuestionado diario El Meridiano de Córdoba, de propiedad de los Salleg, medio de prensa vinculado a un delicado proceso judicial por sus presuntos nexos con paramilitarismo en la región, publicó una noticia falsa que ahora le costó una denuncia penal ante la Fiscalía, al utilizar el nombre del propio Procurador General de la Nación, sin su consentimiento, para atacar a la empresa Funtierra S.A.S.

Cuando el Procurador Fernando Carrillo Flórez estuvo en Montería el pasado 20 de junio de 2019, investigando los múltiples casos de corrupción en el Departamento, El Meridiano aprovechó para hacerle una entrevista.

Pero en esta no le preguntó por la malversación de los dineros publicos en la zona a manos de sus dirigentes, tema en el cual este mismo medio está comprometido con varios contratos onerosos de publicidad, sino que puso en boca del jefe del Ministerio Público versiones que este NO DIJO sobre la firma Funtierra, cuyo asesor jurídico Eduardo Padilla fue quien denunció ante las autoridades los carteles de la Hemofilia y del Down en las administraciones de los exgobernadores cordobeses Alejandro Lyons y Edwin Besaile.

- Publicidad -

Según lo ha explicado Padilla, en el pasado, las múltiples notas acomodadas que ha sacado El Meridiano contra él  y Funtierra, que presta servicios de terapias de reahabilitación a los niños pobres de Córdoba, se debe a una retalización por sus denuncias y acciones legales contra este medio y los dirigentes Lyons y Besaile, cuyas admintraciones le han entregado jugosas pautas publicitarias al citado periódico.

El Meridiano tituló: “Los de Funtierra son procesados: Procurador”, buscando engañar a sus lectores con un hecho irreal.

“El procurador Fernando Carrillo Flórez manifestó que los particulares que se beneficiaron con los ‘carteles’ también serán procesados, como el caso de la IPS Funtierra Rehabilitación”, afirmó El Meridiano.

Luego le hizo la siguiente pregunta a Carrillo: En ese caso Funtierra, que fue la IPS que le generó la sanción a los exgobernadores Alejandro Lyons y a Edwin Besaile, ¿los directivos de esa entidad están siendo investigados?”

Y el Procurador, supuestamente respondió lo siguiente, según quedó escrito en el medio el 20 de junio pasado: “Están siendo procesados. Nos dijeron los veedores que esa no era la única entidad relacionada a ese tipo de actos de corrupción y eso nos sirve para ampliar las líneas de investigación y seguir sosteniendo que el sector privado juega un papel fundamental”.

El equipo jurídico de Funtierra, para aclarar esta noticia engañosa, interpuso una Acción de Tutela contra la Procuraduría y El Meridiano para que este suspendiera la publicación y los hostigamientos que mancillan su buen nombre.

PROCURADOR NIEGA FALSEDAD DE EL MERIDIANO

Pero oh sorpresa! Dentro de la querella de la Tutela, el jefe del Ministerio Público Fernando Carrillo, mediante su asesor jurídico, respondió al Juez del caso, ratificando que su despacho no está investigando a Funtierra y tampoco “existe prueba que el Procurador hubiese suministrado información a dicho medio de comunicación y que expresamente haya señalado que “Los de Funtierra son procesados””:

…………………………………………

En conclusión, El Meridiano siempre ha vendido la idea de Funtierra pertenece al “Cartel de las Terapias”, una noticia que no se basa en la verdad, porque los directivos de esta firma son los que han denunciado a las empresas de papel como Crecer y Sonreir y otras (cercanas a los gobernantes de turno), que han recibido multimillonarios contratos para atender a los menores enfermos, pero nunca prestaron el servicio ya que ni sedes adecuadas para tal fin tienen. Algunas de ellas, cercanas a las directivas del diario.

Ahora El Meridiano deberá responder legalmente por este Fake News.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario