El Senado le dio el golpe a Pretelt


 

El Senado con 55 votos a favor suspendió de su cargo al magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Pretelt, acusado de supuesta corrupción, ahora lo debe juzgar penalmente la Corte Suprema. 

Por primera vez en la historia el Congreso de Colombia funciona en un proceso contra una alta personalidad del Estado. El Senado de la República aceptó la acusación contra el magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Ignacio Pretelt Chaljub, por el supuesto delito de concusión y ordenó que el togado debía apartarse de su cargo.

Es el único aforado que es suspendido de su puesto por los senadores colombianos, quienes lo penalizaron por haber pedido, presuntamente, $500 millones para favorecer la selección de una tutela de la firma Fidupetrol en la Corte Constitucional, razón por la cual ahora debe ser juzgado penalmente por la Corte Suprema de Justicia y disciplinariamente por el mismo Senado por indignidad política.

Fueron 55 votos en contra de Pretelt

La decisión se adoptó después de tres días y más de 32 horas de un intenso y caluroso debate que terminó con una votación de 55 congresistas a favor de aceptar la acusación y cinco por el archivo del proceso.

- Publicidad -

El partido opositor del Gobierno, Centro Democrático, se marginó de la votación, argumentando que se debía declarar la nulidad de la actuación y denunciando la supuesta injerencia indebida por parte del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, quien en días previos le pidió a los congresistas celeridad en el caso.

El magistrado Pretelt, de ideología conservadora, tuvo la oportunidad de expresar ante el Congreso sus opiniones al respecto y ahora, sin su cargo, también tendrá la opción de organizar su defensa para enfrentar a la Corte Suprema. Hay que decir que este alto tribunal, por primera vez en su historia, va a juzgar a un magistrado de la Corte Constitucional, con la cual, a veces, mantiene ciertas diferencias jurídicas que han llamado “Choque de Trenes”.

“Proceso tiene más de una veintena de yerros”

“No sé cuántos de ustedes se habrán leído el expediente. Es una gran injusticia la que ustedes van a cometer hoy”. Estas fueron las palabras del magistrado Pretelt en su discurso en la plenaria del Senado, tras argumentar que los investigaron “por mis posiciones frente al aborto, al proceso de paz, frente al matrimonio homosexual…”.

Pretelt agradeció al Senado por escucharlo, pues se quejó que ni la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, ni la plenaria de la Cámara lo hicieron. “Me acusan en sesiones clandestinas. El proceso tiene una veintena de yerros”, aseveró.

“No es posible que hoy vayan aprobar una acusación del investigador Julián Bedoya sacándome de la Corte Constitucional (…) Les asiste razón a mi defensa y al Ministerio Público cuando afirman que las diligencias no arrojaron medios de prueba que permitan probar que recibí la suma de 500 millones de pesos…”, afirmó el togado.

Pretelt ratificó ante el Congreso: “Ni recibí dinero, ni pedí dinero. Cómo me van acusar si desaparecieron las circunstancias de tiempo, modo y lugar. Dice el acusador que yo soy inteligente y que no dejé huellas. No, señor. Está demostrado en el expediente que no recibí dinero, que no pedí dinero y que el abogado Víctor Pacheco no estuvo en mi casa”.

“El fiscal Eduardo Montealegre, el vicefiscal Jorge Perdomo, y el secretario (Juan Pablo) Duque de la Comisión de Acusaciones empezaron a buscar y rebuscar pruebas en mi contra. Recaudaron pruebas, pero ¿dónde está la prueba reina?”, preguntó el funcionario judicial.

Pretelt también demostró que no votó a favor de los intereses de Fidupetrol y leyó los testimonios de los magistrados de la Corte, y del propio abogado Víctor Pacheco, para demostrar que el Senado no podía aprobar una acusación sin pruebas, pero eso órgano legislativo no tuvo en cuenta sus versiones.

“Con todas las pruebas a mi favor, el Senado va a tomar una decisión que ipso facto me deja fuera de la Corte Constitucional. Me quieren sancionar con una decisión que no tiene recurso, y algunos tienen la desfachatez de decir que se trata de un simple trámite y no de una decisión de fondo”, sostuvo el magistrado ahora sancionado.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario