Las sanciones que la ONU y EE.UU. le anularon a Irán

Levantan sanciones a Iran

 

En una decisión histórica, tanto Estados Unidos como la Organización de Naciones Unidas (ONU) decidieron levantarles las sanciones económicas a Irán, un país con un gobierno religioso radical islámico con mayoría shií, pero rico en petroleo. Estas habían sido impuestas por la sospecha de que esa nación persa adelantaba un ambicioso programa nuclear para desarrollar armas atómicas que podría utilizar contra los vecinos que considera enemigos por sus creencias ideológicas, especialmente Israel. La Otra Cara reproduce esta nota del diario Elpaís de España, en la cual se explica el tema.

Los expertos de la ONU y EE.UU. comprobaron que Irán había seguido los consejos para desmantelar y minimizar  sus planes nucleares y lo premiaron quitándoles Las medidas que ahogan a su economía. Con esta decisión, Irán podrá hacer negocios a nivel mundial en dólares y comercializar su grandes cantidades de su petroleo barato y bueno, ante lo cual el precio del crudo en el mundo tendrá grandes cambios.

No acaba de producirse el anuncio del fin de las sanciones por parte del presidente estadounidense Barack Obama, cuando Teherán anunciaba que quería comprar 124 aviones a Airbus y que planeaba adquirir 400 aeronaves comerciales en la próxima década, y cuya factura podría ascender a 20.000 millones de euros.  El petroleo barato iraní va a desplazar al de otros productores, más caros como Venezuela, Nigeria o Rusia, pero también para el de Canadá y el propio Estados UnidosDefinitivamente el hecho moverá la economía mundial.

Paradójicamente, los mayores beneficiarios con la eliminación de las sanciones a Irán son los países y empresarios de mundo, pero menos Estados Unidos, en el papel, porque las compañías norteamericanas van a seguir sin poder invertir ni comerciar con la República Islámica directamente, ya que están limitadas por una ley de Bill Clinton de 1995 que sanciona a Irán por su apoyo al terrorismo shií. Obama hizo una excepción de esa norma para poder negociar los aviones Airbus. Además, es casi seguro, que por intermedio de otras compañías mundiales que ahora pueden comercializar con Irán, el petróleo persa llegará a suelo estadounidense y sus ciudadanos se beneficiarán durante años de este buen producto a muy buen precio.

Recordemos que Irán está sometido a esas otras sanciones de EE. UU. a raíz de la toma terrorista de la embajada norteamericana en Teherán en 1979, poco después de la revolución islámica, medidas que seguirán en pie.

Irán también está acusado en la zona del Oriente Medio de promover grupos terroristas como Hezbolá, que actúan en países vecinos como el Líbano y desde allí atacan a Israel.

Hezbolá

 

Estas son las sanciones que le acaban de anular a los iraníes por su desempeño nuclear:

1. Sanciones de la ONU

Incluidas en varias resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad entre 2006 y 2010. Constituyeron el marco legal que permitió a otros países, en especial a la Unión Europea (UE), aprobar estrictas limitaciones al comercio y las transacciones financieras con Irán, además de la prohibición absoluta de transferir material militar. Aunque se levantarán de forma automática van a permanecer algunas restricciones como el embargo a la venta de armas (durante cinco años) o el llamamiento a que no desarrolle misiles balísticos capaces de trasportar cargas nucleares (durante ocho años). El hecho de que no se trate de una prohibición expresa está siendo explotado por los críticos del acuerdo. Las restricciones al material nuclear civil también permanecerán en vigor 10 años.

2. Sanciones de la UE

La UE anunció el viernes 15 enero de 2016 que ya ha tomado todas las disposiciones necesarias para levantar sus sanciones en el momento que el OIEA diera su luz verde. Estas son sin duda las que más daño han causado a Irán e incluyen las transacciones financieras y bancarias, seguros y reaseguros, el sistema SWIFT (necesario para las operaciones entre bancos), el petróleo, el gas, los productos petroquímicos y la tecnología relacionada, los equipos y tecnología naval, el acceso a los aeropuertos europeos, y el comercio en oro, diamantes y otros materiales preciosos.

3. Sanciones de EE.UU.

También Washington se compromete a levantar sus sanciones vinculadas con el programa nuclear (no las anteriores). En esencia se trata de cancelar las prohibiciones impuestas a empresas, entidades e individuos no estadounidenses para disuadirles de hacer negocios con Irán. Las más llamativas de estas son las que impedían la compra de petróleo iraní y la inversión en su industria de hidrocarburos. Las restricciones a las compañías estadounidenses seguirán en su mayoría vigentes. Por ejemplo, un banco europeo con intereses en Estados Unidos podrá ahora trabajar con clientes iraníes, pero un banco estadounidense no podrá hacerlo ni directa ni indirectamente. El Gobierno de EE.UU. se ha comprometido no obstante a facilitar licencias a las empresas de su país para vender repuestos de aviación comercial o importar alfombras, caviar y pistachos iraníes.

Estados Unidos también ha dejado un mecanismo de restablecimiento automático de las sanciones para el caso de que Irán se desdiga de sus compromisos una vez levantadas éstas. Ese sistema estará vigente durante los próximos 10 años y en caso de queja al respecto deberá sometida al Consejo de Seguridad para que se pronuncie en el plazo máximo de 30 días.

Con información tomada de El Pais.com. es

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario