Los agentes que Baltimore tiene en la mira

Los seis agentes acusados, (en orden de las agujas del reloj desde arriba a la izquierda): Caesar Goodson; Brian Rice; Alicia White; Garrett Miller; William Porter; and Edward Nero. (Foto: Baltimore Police Department)

 

La fiscal del estado de Maryland (EE.UU), Marilyn Mosby, afirmó que considera la muerte del ciudadano  negro Freddie Gray en la ciudad de Baltimore como un homicidio provocado por malas prácticas durante una detención “ilegal”.

De acuerdo con los argumentos de la fiscal Mosby, el joven Gray fue maniatado de pies y manos y tirado en el piso de una camioneta policial,  por eso sufrió una lesión “grave” en la columna vertebral, que le provocó la muerte. Por lo anterior, seis agentes de la Policía, tres negros y tres blancos, fueron implicados formalmente en una investigación penal.

La Fiscal Marilyn Mosby /Foto: Reuters

 

El Ministerio Público de Estados Unidos va a presentar cargos de asesinato en segundo grado contra uno de los uniformados, presuntamente implicado en el fallecimiento de Gray, mientras que el resto deberá responder por delitos que van desde homicidio involuntario a asalto, detención ilegal e incumplimiento del deber.

El cargo más serio, el de asesinato en segundo grado y que puede acarrear una pena de 30 años de cárcel, será presentado contra el agente Caesar Goodson (45 años), quien conducía la furgoneta policial. Los otros cargos conllevan períodos de entre tres a 10 años en la cárcel, afirma el diario El Comercio de Lima, Perú.

Esto podría deberse a que Gray fue sometido a la práctica conocida como el “paseo del cowboy”, en el que los detenidos son trasladados, sin cinturón de seguridad en la celda metálica del vehículo entre frenazos y giros bruscos para que resulten golpeados, explica el periódico limeño.

Goodson también enfrenta un cargo de homicidio involuntario, así como otros tres policías: la sargento Alicia D. White (30), el oficialWilliam G. Porter (25) y el teniente Brian Rice (41). Los seis enfrentan otros cargos menores, al igual que los oficiales Edward M. Nero (29) y Garrett E. Miller.

Esta es el documento oficial emitido por la fiscal  Mosby:

Jornadas de disturbios y protestas

Baltimore es una ciudad independiente y la más poblada del estado estadounidense de Maryland, que ha vivido momentos de disturbios y protestas por la muerte de este joven de 25 años, el pasado 19 de abril.

Recordemos que los disturbios en Baltimore, a causa de protestas en contra del racismo por el fallecimiento de Gray, dejaron 15 policías heridos, 202 arrestos, 144 vehículos incendiados y 15 edificios quemados, de acuerdo con las autoridades locales. Así quedaron registrados en los medios internacionales los hechos que produjeron el caos en la ciudad:

La última gran marcha ciudadana se produjo este sábado 2 de mayo, cuando unas 10.000 personas salieron, pero ahora pacíficamente, a las calles de la empobrecida ciudad portuaria para reclamar justicia por el crimen del muchacho afroamericano y pidieron que los seis uniformados que acaban de ser implicados por la fiscal local Mosby fueran condenados por brutalidad policial, así lo afirman medios como el canal de televisión Telesur de Venezuela.

Los hechos que provocaron la muerte

El diario El Comercio hizo un recuento histórico de cómo sucedieron los hechos que llevaron al fallecimiento de Gey y La Otra Cara les revela la publicación textual de esa crónica:

“Todo comenzó en la mañana del 12 de abril, cuando el teniente de policía Brian Rice y los agentes Garrett Miller y Edward Nero tuvieron “un contacto visual” con Gray,  quien ante la presencia policial decidió escaparse a la carrera.

Gray fue perseguido por Miller y Nero y rápidamente fue colocado sobre el piso, con las manos esposadas a la espalda.

El joven gritó a los agentes que no podía respirar y pidió un inhalador, pero no obtuvo respuesta. En cambio, los agentes se concentraron en una navaja encontrada en uno de los bolsillos del pantalón de Gray.

Mientras esperaban que el agente Caesar Goodsen llegue con el automóvil policial, los agentes mantuvieron a Gray en el piso en una posición llamada “leg lace”, con el pecho al piso pero con las piernas entrelazadas para garantizar su inmovilidad.

Gray fue colocado en el furgón sin el cinturón de seguridad, en violación a las directivas de la policía de Baltimore, con las manos y piernas atadas con cintas plásticas, acostado en el piso.

La camioneta policial se detuvo varias veces en su marcha hacia una comisaría, para verificar el estado del prisionero. En la tercera parada, Gray pidió “por lo menos dos veces” ayuda médica, pero sin respuestas. En seguida, se sumó el agente William Porter.

Sin prestar atención al estado de Gray, los policías sumaron otro joven a la camioneta, arrestado por la agente Alicia White.

La propia agente verificó que Gray no “presentaba reacciones”. A pesar de eso, y de haber sido alertada que Gray había pedido ayuda médica, “ella no hizo nada”.

Al llegar a la comisaría, el segundo arrestado fue retirado primero, pero cuando los agentes vinieron por Gray vieron que “no respiraba”.

Un médico constató una parada cardíaca y anotó que estaba “gravemente y quizá mortalmente herido”. Gray fue llevado de urgencia a un hospital, donde fue operado, pero no recuperó la conciencia y murió a causa de las heridas el 19 de abril”.

Tomado de El Comercio de Lima.

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario