¿Quiénes están detrás del plan de fuga de las cárceles? ¿Por qué en La Modelo de Btá tenían armas y celulares?


 

El Ministerio de Justicia confirmó que hubo 23 internos muertos y 83 heridos en La Modelo, tras el intento fallido de fuga. Siete guardianes del Inpec también resultaron heridos.

El sábado 21 de marzo, pasadas las 9 de la noche, las redes sociales dejaron de informar sobre el avance del Coronavirus en Colombia y se concentraron en una soprendente información de última hora: Un motín concertado entre varios presos en diferentes cárceles del país, como La Modelo, La Picota y El Buen Pastor (Bogotá);  Picaleña de Ibagué (Tolima); Jamundí (Valle del Cauca), El Pedregal, (Antioquia) y Cómbita (Boyacá).

Los reos, especialmente en La Modelo de Bogotá, prendieron fuego a las colchonetas en sus celdas con el fin de llamar la atención sobre las “precarias situaciones en las que viven” y la supuesta falta de atención en salud para atender la epidemia del Coronavirus. No obstante, su intención real era fugarse del establecimiento penitenciario.

Al final, el Ministerio de Justicia confirmó que hubo 23 internos muertos y 83 heridos en La Modelo, tras el intento fallido de fuga. Siete guardianes también resultaron heridos. En total, se presentaron disturbios en 13 prisiones del país.

Sin embargo, hay que aclarar que la pandemia del COVI-19 es poco probable que les llegue a los reclusos del país, porque son los únicos colombianos que viven aislados de la sociedad en cumplimiento de sus condenas y las personas que generalmente los visitan (sus familiares o amigos) ahora tampoco podrán hacerlo debido a la cuarentena total en todo el territorio nacional, durante 19 días, impuesta por el Gobierno Nacional.

Lo delicado del asunto, es que muchos de ellos, intentaron fugarse, como sucedió en La Modelo, lo que generó pánico entre los habitantes de los barios aledaños al centro de reclusión capitalino.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) controló la situación con la ayuda de la Policía Nacional y no dejó fugarse a los presos, pero tiene muchos interrogantes por responderles a los organismos de control, como la Procuraduría, y a la misma ciudadanía.

Ante esta situación hay que preguntarse: ¿Quién o quiénes promovieron la fuga masiva de los reclusos con la exclusa de posible contragio de Coronavirus para crear caos en Colombia? ¿Por qué los reclusos tenían celulares de alta gama para grabarse y difundir al país sus acciones, con el fin de generar pánico a la ciudadanía?

Seguimos cuestionado: ¿Porqué los citados reos contaban con armas, especialmente en La Modelo, cómo las introdujeron, quién los ayudó a meterlas en las prisiones?

¿Por qué esos internos tenían en su poder combustible o líquidos inflamables con los que prendieron sus colchonetas e intentaron quemar las cárceles?  ¿Por qué los presos tenían dentro de las penitenciarías toda clase de elementos prohíbidos, dónde quedaron los controles de las autoridades carcelarias? 

Este caso, al parecer, volvió a poner en evidencia la corrupción en el Inpec, máximo responsable de la seguridad dentro de las prisiones del país.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario