¿Será que vienen los militares cubanos?


 

En el mes del Ejército Nacional,  muchos sectores uribistas y otros que no son de oposición política, mostraron su preocupación por la posible llegada a nuestro país de soldados cubanos para supervisar las tareas que hacen los militares colombianos en estos tiempos de paz, aunque no hay un anuncio oficial por parte de la Presidencia de la República sobre ese tema.

Los uniformados isleños verificarían las zonas de ubicación o concentración de los guerrilleros dentro del proceso de Paz entre el Gobierno Nacional y las FARC, que se realizan en La Habana, Cuba.

La voz de protesta o rechazo sobre este posible hecho la puso la senadora del partido Centro Democrático Thania Vegas de Plazas y la ratificó el propio jefe de ese movimiento político opositor al Gobierno, el senador Álvaro Uribe Vélez, quien sostiene que es un caso paradójico porque la Presidencia cubana desde su revolución promovió a la subversión en Colombia durante décadas.

- Publicidad -

http://youtu.be/cVIwuJWBZ-E

Por su parte, Vega afirma que serían 80 militares cubanos quienes vendrían a nuestro territorio como observadores en la fase de cese bilateral del fuego, entre los rebeldes y la Fuerza Pública colombiana. También serían monitores en la dejación de las armas por parte del grupo irregular.

La parlamentaria ratifica que los uniformados extranjeros no tienen tradición para ser jueces en Colombia porque pertenecen a un régimen dictatorial, violador de los Derechos Humanos y no garantes de la libertades y la democracia.

Según los dos congresistas, eso sería una afrenta al Ejército de Colombia que durante más de 50 años ha combatido a las guerrilla de las FARC y se ha ganado su honor en  los campos de batalla, controlando el orden público.

Mientras que los militares cubanos no tienen larga experiencia en guerras o combatiendo al enemigo  y su accionar ha sido más bien ejecutiva y propagandística en los escritorios, alentando a la revolución socialista-comunista de su nación, dirigida por los hermanos Fidel y Raúl Castro Ruz. Eso sí, poniendo en cintura (prisión) a cualquier ciudadano que se levante contra el régimen. Todo lo contrario a lo que debe hacer un Ejército garantista de los Derechos Fundamentales en el mundo.

Muchos militares colombianos mostraron su descontento ante el posible anuncio, pues no quieren que les pongan directores extranjeros y menos alguien sin experiencia en la lucha armada, pero sí expertos en vender ideologías de izquierda. Contrario a los uniformados nacionales ha dejado una gran cuota en esta confrontación:  miles de víctimas.

El tema de esos militares cubanos no se ha concretado, pero se ve venir. Hay un ruido interno en la fuerza que es lógico. Sin embargo, los “soldados” nacionales callan públicamente y “se tragan los sapos” porque no son deliberantes.

Así no se le paga a quienes han puesto los muertos en este conflicto interno. A quienes  durante años han perdido a muchos héroes, caídos en combate por defender a la Patria y a sus instituciones. A los mártires de la Batalla de Boyacá.

Escrito por S.A.P

La Sección LA CARA CIUDADANA es un espacio donde nuestros colaboradores y 
lectores escriben sus artículos y no refleja o compromete el pensamiento
ni la opinión de La Otra Cara
Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario