Última entrega sobre el ‘acoso’ sexual de Plácido Domingo

Placido Domingo

Por mario arias gómez.

“T

 

- Publicidad -

emí que no me volvieran a contratar más”. “Mi historia es excepcionalmente común”, asegura la bailarina que relató a AP el supuesto acoso sexual de Plácido Domingo. La joven, que trabajó con el tenor en varias ciudades, dice que Domingo la llamaba a su casa de forma discontinua, durante cerca de una década en los noventa. Dejaba mensajes descarados que ella escuchaba atónita con su marido. El tenor le pedía que se encontrara con él, incluso en la habitación de su hotel, pero ella solo accedió a mantener comidas de trabajo, en las que Domingo tocaba su rodilla, cogía su mano o la besaba en la mejilla de una forma que le hacía sentir incómoda. “¿Entiende el riesgo en el que me está poniendo, que podría arruinar mi matrimonio, mi carrera?”, recuerda que comentaba con su marido.

Sus defensoras -que las tiene- aseguran que sus “acosos” no están probados.

“Cuando trabajas con el hombre más poderoso en la ópera, intentas cooperar”, explica. Un día, en la Ópera de Washington, quedaron para comer en el hotel del tenor para hablar de trabajo. Tras el almuerzo, dijo que necesitaba subir a su cuarto antes de volver a la sala de ensayos. Me llevó con él, aparentemente cogió sus cosas y me invitó a entrar. Entonces empezó a abrazarme y besarme”. La bailarina lo apartó e insistió en que debía volver a los ensayos.

“Cuando quedó claro que no iba a acostarme con él, me acompañó al ascensor y volvió a su habitación. Cuando se abrió la puerta del ascensor, me derrumbé en el suelo, estaba sudando abundantemente”, describe.

Después del incidente, su carrera se complicó. “Hubo años en los que temí que no me volvieran a contratar más”, aunque tras varios años, volvió a caerle en gracia. Quizás por ello, dice que tiene sentimientos contradictorios hacia el tenor. Pese a ello, no duda: “Lo que hizo está mal. Usó su poder, acosó a mujeres, las puso en posiciones de vulnerabilidad. Hay gente que ha salido del negocio y ha sido borrada por no haberse sometido a él”.

Bogota, D. C. 22 de agosto de 2019.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario