$2.000 millones en elementos escolares están abandonados en bodegas del Distrito


 

La Contraloría de Bogotá se mostró preocupada ante  posibles irregularidades detectadas durante el desarrollo de una auditoría especial que se adelanta a la fecha al Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la
Juventud (IDIPRON), referente, entre otros, al manejo y destinación de elementos que adquirió.

Los elementos tienen un costo de más de 2.00o millones de pesos según las investigaciones de la Contraloría.

Para el Organismo de Control es claro que existen en Bogotá siete bodegas que almacenan estos elementos para niños y jóvenes y que se encuentran sin uso desde hace varios años.

La Contraloría de Bogotá considera que existen graves deficiencias en el manejo de los inventarios del Instituto en tres de las siete bodegas distribuidas en diferentes puntos de Bogotá, dada cuenta que los bienes no tienen una destinación específica y que se encuentran en riesgo de obsolescencia y deterioro por las inadecuadas
mediadas de almacenamiento y conservación en que se encuentran en la actualidad.

Preocupa que lo existente en una sola de esas bodegas, llamada Oasis, están en estado de abandono, más de 10.000 cuadernos nuevos, instrumentos musicales (pianos, saxofones, guitarras, timbales), sillas, innumerables elementos de cocina, más de 300 resmas de papel, más de 300 unidades de cartuchos para impresora, más de 500 toner, más de 8 toneladas de papel craf, prendas deportivas, serían de gran utilidad para cumplir con los programas de la Bogotá Humana y en temas tan relevantes como la niñez y la juventud de la Capital, programas que buscan atender
a niños y jóvenes de escasos recursos que por falta de gestión se encuentran almacenados.

La Contraloría de Bogotá advierte que una vez termine el proceso auditor se darán a conocer los resultados y las medidas a que haya lugar, como quiera que se está poniendo en riesgo el patrimonio público.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario