A Santos le dieron el Nobel por una Paz que no logró, ya que las Farc incumplieron el Acuerdo

El expresidente Juan Manuel Santos recibiendo el Premio Nobel en Noruega en 2016.

 

Empiezan a salir las verdades del pasado Acuerdo de Paz de 2016 en La Habana (Cuba), con el que el expresidente colombiano Juan Manuel Santos intentó deslumbrar al mundo.

El influyente periódico estadounidense The New York Time en un editorial cuestiona ahora la entrega del  Premio Nobel de Paz a Santos en el 2016, al decir que nuestro país está entrando nuevamente en conflicto, lo cual deja en entredicho la entrega del preciado galardón por parte de la Academia de Oslo, Noruega.

Recordemos que el pueblo colombiano, en pleno en el Plebiscito, rechazó en ese 2016 el Acuerdo de Paz  por considerar que estaba lleno de impunidad y dádivas para las Farc.

“El premio fue anunciado pocos días después de que los colombianos rechazaran por poco el Acuerdo de Paz en un referéndum, una profunda vergüenza para Santos. Si bien finalmente se impulsó un acuerdo de paz, los acontecimientos recientes sugieren que una vez más el país está entrando en conflicto”, señala el Time.

El medio norteamericano señala como “indignas” y hasta “absurdas” la entrega de seis premios Nobel, entre ellos el de Santos y el del expresidente estadounidense Barack Obama.

La publicación se refiere al reconocimiento otorgado por el Comité noruego a Santos hace cuatro años, por sus “decididos esfuerzos” por llevar la paz a Colombia tras 52 años de conflicto armado, pero está nunca se concretó en nuestra nación.

La paz nunca se logró, a pesar de las grandes prebendas que Santos le dio a las Farc, porque este grupo violento incumplió totalmente el pacto: No entregó sus armas, no reparó a sus víctimas, no entregó sus bienes, siguieron con el tráfico de cocaína y sus líderes regresaron a la clandestinidad.

Sin decirlo, el artículo se refiere a los recientes hechos de violencia en Colombia, provocado por ese rearme en el monte de los más poderosos jefes de esa guerrilla, como Iván Márquez, Jesús Santrich, El Paisa, Romaña o Gentil Duarte, que han fortalecido a las Farc. También hay que nombrar la seguidilla de masacres, los crímenes  de excombatientes o líderes sociales, que se acogieron al proceso, en la mayoría de los casos por venganzas del pasado, por dominio territorial y especialmente por el negocio del narcotráfico.

El mundo comienza a darse cuenta de la verdad y falta conocer más.

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario