Diosdado Cabello despedirá a funcionarios que firmaron Referendo revocatorio


 
Con esta declaración del segundo hombre al mando de la Revolución Bolivariana, parece ser de que en Venezuela ya no hay las libertades y garantías dentro del socialismo, de las que hacía eco el antiguo gobernante Hugo Chávez.

“Una revolución se hace con revolucionarios. Si en esas firmas hay un director de un organismo tiene que irse (…). Pueden llamarme como quieran, pero si hay escuálidos (opositores) infiltrados y quedan al descubierto, tienen que irse”, enfatizó muy enojado Diosdado Cabello, diputado a la Asamblea Nacional  -o el Congreso- , en su programa semanal transmitido en la cadena estatal Radio Nacional de Venezuela.

Esto fue una alerta a los funcionarios del Gobierno de Venezuela que firmaron las listas o planillas que puso en marcha la oposición política en el vecino país con el el fin de activar un Referendo revocatorio del mandato del Presidente Nicolás Maduro.

Las versiones de Cabello han sido criticadas por la oposición y tímidamente hasta por algunos de los mismos oficialistas, porque se supone que en Venezuela existe una democracia, impuesta por el sistema socialista gobernante como filosofía de su Revolución Bolivariana, y eso, les da el derecho a los ciudadanos, incluidos los empleados públicos, para opinar y tener la ideología política que deseen. Con esta revelación, parece que en el vecino país no hay libertades, contrario a lo que pasaba en época del anterior mandatario Hugo Chávez Frías, quien se jactaba y hacía eco de las garantías de su regimen.

- Publicidad -

El Consejo Nacional Electoral (CNE), al que la oposición acusa de servir al Gobierno venezolano, comenzó a revisar las dos millones de firmas que presentó la oposición para activar el proceso revocatorio contra Maduro.

Según la ley, el Poder Electoral debe verificar en cinco días las listas y en otros cinco llamar a los firmantes a ratificar su apoyo con la huella digital.

Cabello, segundo hombre al mando de la Revolución Bolivariana, hizo el llamado pese a que Jorge Rodríguez, coordinador de la comisión oficialista que verificará la autenticidad de las firmas, descartó represalias contra los firmantes.

Para Cabello, los empleados públicos firmantes deben ser expulsados de la burocracia estatal:“Cada vez que pongamos en un cargo de dirección a un escuálido (opositor), va a sabotear (…) porque esa es su naturaleza, sabotear a la revolución”.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) entregó el lunes 1,85 millones de firmas, de un total de 2,5 millones que recolectó, para solicitar la activación del revocatorio, aunque sólo tenía que entregar 195.721 (1% del padrón electoral).

Una vez que las primeras rúbricas sean validadas por el CNE, la oposición debe recolectar, en tres días, otras cuatro millones de firmas (20% del registro electoral) requeridas para convocar el Referendo. Estas deben ser revisadas en 15 días.

Para que el mandatario socialista, Nicolás Maduro, sea revocado, el “Sí” deberá obtener más de los 7,5 millones de votos con los que fue elegido en abril de 2013, tras la muerte de su mentor, Hugo Chávez, máximo líder de la llamada Revolución Bolivariana.

Realizado con datos del portal venezolano lapatilla.com

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario