“El Porcino” aseguró que el exAlcalde Correa y el actual mandatario de Montería, Pineda, negociaron para no ser capturados


 

Los tentáculos del entramado de corrupción que crearon los extraditados Leonardo Pinilla, “El Porcino”, y el exFiscal Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, son más grandes de lo imaginado.

Mediante una declaración jurada en la Fiscalía 99 Delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá, realizada entre el 30 y el 31 de octubre de 2017 en Miami (Florida, EE.UU.) el cuestionado exGobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus, destapó otra “bomba” que zacude a la política en la ciudad de Montería.

- Publicidad -

Recordemos que Lyons, está bajo custodia de las autoridades estadounidenses como colaborador de la justicia de ese país, y fue requrido por la Fiscalía colombiana para que aclarara algunas de las grabaciones que él mismo le hizo a su amigo Leonardo Pinilla. Estas cintas fueron las que permitieron a la agencia norteamericana DEA perdir la extradición del propio exFiscal Moreno y de “El Porcino”, de igual forma sirvieron para destapar el llamado Cartel de la Toga, mediante el cual un grupo de magistrados negociaba los procesos penales a cambio de grandes cantidades de dinero.

El exFiscal Moreno se dedicaba a abrir expedientes judiciales a los servidores públicos y luego Pinilla los visitaba y negociaba con estos fuertes sumas para evitar que fueran capturados.

Lyons, quien rindió su versión en el Consulado de Colombia en Miami, aseguró que en una de esas grabaciones, Pinilla le dijo que se reunió con el exAlcalde de Montería, Carlos Eduardo Correa, y con el actual mandatario de esa ciudad, Marcos Daniel Pineda, por intermedio de un amigo de este último llamado Jairo Salazar.

En ese encuentro, en junio de 2017, Pinilla les hizo una solicicitud de dinero tanto a Correa como a Pineda, quienes tienen procesos penales abiertos por corrupción en la Fiscalía, para que no se dictara una orden de captura en su contra.

Esta es parte de las declaraciones de Lyons sobre lo que le dijo Pinilla.

Lyons relató que el propio Pinilla llevó a Montería las órdenes de captura contra el exAlcalde Correa y el Alcalde Pineda y habría negociado con ellos para que no fueran detenidos en el instante.

En la capital cordobesa se conoció, que luego de ese día, Pineda salió de afán y se refugió en una de sus fincas en el departamento, mientras planeó con su abogado su presentación a la Fiscalía. Lo propio hizo Correa. Es decir, ambos tuvieron tiempo de montar su estrategia de defensa y luego ir ante la justicia a un interrogatorio.

Efectivamente, a los pocos días, Correa y Pineda se presentaron ante la Fiscalía y al final de esa diligencia judicial fueron capturados el 16 de junio de 2017, como lo registraron los medios de comunicación. Ver en este link la noticia.

Correa, en ese momento se desempeñaba como Alto Consejero para las Regiones del gobierno de Juan Manuel Santos. Este exservidor público es yerno del polémico dueño del periódico El Meridiano de Montería, William Salleg, a quien se le señala de supuestos nexos con el paramilitarismo en la zona.

Sin embargo, también a los pocos días, de haber sucedido el escándalo de la detención de Correa y de Pineda, el 23 de junio de 2017, sorpresivamente ambos fueron puestos en libertad por la justicia. Ver en este link la noticia. Aunque el proceso penal por corrupción de ambos continúa. ¿Eso era parte del plan de Pinilla?  

Al respecto, hay varias preguntas:  ¿Verdaderamente Correa y Pineda negociaron su no captura inmediata con “El Porcino”, hombre de confianza, en ese entonces, del exFiscal Moreno? ¿Si fue así, cuánto dinero le dieron a Pinilla por esta vuelta? ¿Debe la justicia definir  dos personajes por este supuesto acto de corrupción?

Dentro de este largo proceso de corrupción, la Fiscalía debe certificar con “El Porcino” el espinoso tema de Correa y Pineda.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario