“El Porcino” revela cómo planeo con el Fiscal Díaz un complot para absolver a Yolima Rangel por $200 millones


 

El primero de diciembre de 2017, el abogado Leonardo Luis Pinilla Gómez, conocido como “El Porcino”, hoy extraditado a Estados Unidos, le confesó a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, la prueba reina sobre cómo se manejaba en el departamento de Córdoba, a punta de grandes sumas de dinero, toda la corrupción dentro de los carteles de La Hemofilia y el Down.

Ese día, en una larga audiencia, Pinilla reveló en las instalaciones de la Unidad de Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, cómo orquestó un complot junto con el exFiscal Anticorrupción, Daniel Fernando Díaz Torres, actualmente detenido precisamente por corrupción, para absolver a los verdaderos implicados en los citados carteles a cambio de millonarias coimas, pero al mismo tiempo, hundiendo a empresarios inocentes como distractores o falsos positivos.

Pinilla entregó sus descargos ante la Fiscal 99 Delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá, Marcela Márquez Rodríguez, quien lo interrogó, junto con un funcionario de Policía Judicial, el patrullero de la Dijín adscrito a la Interpol, Robinson Rodríguez Riaño, dentro del proceso penal con el Radicado 110016000101201700260. En su declaración juramentada, “El Porcino” siempre estuvo acompañado de su abogado Alejandro Silva Chaparro.

En ese entonces, Pinilla estaba preso en el Patio 16 de Extraditables de la cárcel La Picota (en el sur de Bogotá) acusado de los delitos de concierto para delinquir y cochecho por dar u ofrecer y aceptó esa colaboración con la justicia, buscando un principio de oportunidad para que le rebajaran su condena.

Lo primero que hizo Pinilla fue señalar cómo conoció al exFiscal Daniel Díaz, cuando este se desempeñaba como Fiscal 78 Seccional, encargado de investigar el Cartel de La Hemofilia, mediante el cual se malversaron más 50 mil millones de pesos en ese departamento costeño, durante las administraciones de los exgobernadores Alejandro Lyons y Edwin Besaile. Paradójicamente, Díaz Torres en esa época estaba bajo el mando del Jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, también capturado por un caso de corrupción y extraditado a territorio estadounidense.

“El Porcino” contó que le pagó a Díaz Torres los gastos en lujosos hoteles, como Puerta del Sol, y costosas comidas en reconocidos restaurantes, como Mochica, cuando el exfuncionario fue a Montería, capital cordobesa, en abril de 2017, a ajustar sus pesquisas.

Pinilla reveló que visitó el Despacho de Díaz Torres en Bogotá, junto con José Jaime Pareja Alemán, ex Secretario de Salud de Córdoba, durante la Gobernación de Edwin Besaile Fayad. Pareja es procesado por el Cartel de La Hemofilia. Su caso lo llevaba el mismo exFiscal en mención.

Allí, Díaz Torres se comprometió a colaborarle a José Jaime Pareja, primero, a cambio de que le ayudaran con un puesto en Fonade para su novia de Neiva. Era lo primero, para revisar su proceso.

Pero, además, Daniel Díaz Tores le dijo a Pinilla que le iba a cobrar a Pareja la suma de $200 millones para no hacerle una imputación dentro del proceso por el Cartel de La Hemofilia.

“El Porcino” confesó, con detalles, ante la Fiscalía cómo le entregó personalmente parte del dinero de la coima a Díaz Torres. Se hizo una bolsita de la marca Calvin Klein, dinero que aprovechó el exFiscal para irse de vacaciones a Cancún (México) con su novia.

El testigo revela que hasta le dio otra parte del dinero de Pareja a la novia de Díaz Torres dentro de un Cinemark, en el centro comercial Multiplaza de la Avenida Boyacá de la Capital de la República, previas instrucciones del exFiscal mediante una hojita con su puño y letra, en junio de 2017, quien acordó que se le diera a su compañera esa dádiva para evitar aparecer él en escena. Luego en una audiencia de Pareja Díaz Torres confirmó con un movimiento de su bolígrafo, o Santo y Seña, que había recibido el soborno.

Yolima Rangel, la ficha clave

En este caso hay una protagonista clave: Yolima Rangel, la propietaria de la IPS Crecer y Sonreir, ficha de los hermanos Musa Besaile (congresista detenido por corrupción) y su hermano Edwin Besaile, el exgobernaor cordobés.

Aclaremos que esa Institución Prestadora de Salud llamada Crecer y Sonreir es una especie de empresa de papel, que tiene una de sus sede en donde antes funcionaba un prostíbulo y se encargaba de atender a los niños discapacitados de la región, pero está involucrada en múltiples irregularidades en lo que se ha llamado el Cartel del Síndrome de Down.

El nombre de Rangel, por eso, se encuentra dentro del proceso penal por toda la corrupción en Córdoba y estaba incluida en la investigación que hacía en su momento el exFiscal Daniel Díaz Torres. Ahora Crecer y Sonreir y dueña están en la mira de la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema, que lleva el caso.

La firma de Rangel, facturó miles de millones de pesos en terapias para los niños discapacitados, que nunca les dieron a los menores, porque muchos de los citados jovencitos nunca existieron. Eso ocurrió durante las administraciones de Lyons y Besaile, quienes la apoyaron mediante sus Secretarios de Salud, encargados de hacerles los respectivos pagos.

“El Porcino” relata que puso en contacto a Rangel con Díaz Torres, en su Despacho en Bogotá, porque ella quería explicarle que su empresa sí dio los tratamientos a los niños enfermos y a cambio le ofreció la cabeza de la empresaria Tania Otero, la propietaria de IPS Funtierra, que era la competencia de Crecer y Sonreir.

Es decir, Rangel vendió la idea de que la firma Funtierra no daba las terapias a los niños, cuando en verdad sí lo hizo, y la que está cuestionada por no hacerlo es su propio empresa Crecer y Sonreir.

De acuerdo con “El Porcino”, Yolima Rangel también acordó darle al exFiscal Daniel Díaz Torres $200 millones para evitar que este le imputara cargos u ordenara su detención dentro del tema Cartel del Down.

El montaje contra Funtierra

Pinilla dice que Díaz Torres debía mostrar resultados ante la Fiscalía General, por eso se comprometió a imputarle cargos a Tania Otero, para poder absolver a Rangel. El exFiscal, en un caso insólito, encargó a Rangel para estructurar el proceso contra la dueña de Funtierra.

Según Pinilla, el exFiscal Anticorrupción planeo ordenar la captura de Otero, como distractor, tal como se lo pregunta la misma Fiscal Marcela Márquez, para dilatar u ocultar la mirada de la justicia hacia Yolima Rangel.

La señora Tania Otero de Funtierra recientemente fue declarada víctima dentro del proceso por corrupción del detenido excongresista del Partido de La U, Musa Besaile, al parecer porque el Alto Tribunal descubrió las intrigas en su contra, especialmente por parte de los alfiles del exparlmentario cordobés.

Las explosivas y claras revelaciones de Leonardo Luis Pinilla son prueba fundamental contra el exFiscal Daniel Díaz Torres, José Jaime Pareja y especialmente contra Yolima Rangel, a quien la justicia en este caso solo mira de lado, pero que, aparentemente, es uno de los eslabones fundamentales dentro del escandaloso tema de corrupción en Córdoba.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario