El referendo de Vivianne Morales contra adopción igualitaria


 

Después de varios meses, la senadora cristiana del Partido Liberal, Vivianne Morales Morales, ganó la primera parte de su polémica cruzada: recoger las firmas necesarias para convocar un referendo contra la adopción gay.

La destacada líder política logró recolectar las firmas para promover un referendo que permita la adopción de menores de edad sólo a parejas heterosexuales, iniciativa ciudadana que comenzó desde noviembre de 2015, cuando la Corte Constitucional de Colombia decidió permitir la adopción de menores a las parejas del mismo sexo.

El argumento central de este referendo es que debe respetarse el derecho constitucional de la conformación de la familia y los derechos de los niños a crecer con un papá y una mamá.

Una liberal con muchos contradictores

El caso ha causado división en el país, porque la gran mayoría de los colombianos estaría a favor de la iniciativa, sin embargo un grupo significativo e influyente de ciudadanos está en contra.

Morales, que no es uribista, ni opositora del Gobierno Nacional, más bien aliada, ha sido objeto de ataques por su postura que varios consideran ultra conservadora y la critican porque ella es una de las congresistas liberales más representativas.

La Corte se atribuyó el poder del pueblo

Morales argumenta que la Corte Constitucional se atribuyó el poder del pueblo, además señaló que esta decisión del alto tribunal desafía al 85% de los colombianos que están contra la adopción igualitaria.

La senadora liberal recolectó 2’135.000 firmas para promover su referendo aunque la ley sólo le obligaba a recaudar el 5% del censo electoral, que son 1’665.000.

Superamos en más de 470.000 la exigencia legal y así como cumplimos los términos también dimos ejemplo en integridad, solidaridad, movilización y valor civil”, explicó Morales.

La recolección sólo costó $20 millones

Según Morales, en la etapa de recolección de las firmas sólo se gastaron $20 millones, aunque la ley colombiana permite un gasto de hasta $3.000 millones para realizar una campaña para referendo.

El éxito de la dirigente política se debe a que es un tema sensible con el que muchos ciudadanos se identifican y que a su iniciativa se sumaron en causa común parroquias católicas e iglesias cristianas.

 

Nos aportaron cientos de firmas a cambio de nada. No hubo una sola recompensa económica, ni política, ni de reconocimiento social o propagandístico porque esto sólo fue por convicción”, ratificó la congresista liberal.

 

Morales radicó ante la Registraduría Nacional del Estado Civil las firmas, para que esta entidad estatal la revisión de las rúbricas y determine si son válidas para comenzar el proceso.

Su lucha ahora se trasladó a las redes sociales, en las que se libra una batalla ideológica diaria entre los que están a favor y los que se pronuncian en contra.

Vivianne Morales publicó este video en agradecimiento a quienes le dieron su firma, con lo cual puedo ganar su primera batalla, de una dura y larga guerra jurídica, ideológica y mediática que apenas comienza.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario